Los narvales alteran los patrones de migración estacional en respuesta al cambio climático

narvales

Datos satelitales muestran que han retrasado sus migraciones en 17 días

Un equipo de investigadores afiliados a varias instituciones en Canadá y Dinamarca encontró evidencia de que los narvales han estado alterando sus patrones de migración estacional en respuesta al calentamiento global.

En su artículo el grupo describe cómo compararon los datos satelitales que muestran los movimientos de los narvales con los datos de hielo y temperatura en el Ártico durante un período de 21 años y lo que aprendieron al hacerlo.

Investigaciones anteriores han demostrado que muchos animales terrestres y aves han estado alterando sus patrones de migración a medida que el planeta se calienta. Pero, como señalan los investigadores con este nuevo esfuerzo, se han realizado pocas investigaciones para averiguar si las criaturas marinas están haciendo lo mismo.

Para averiguarlo, realizaron un estudio con narvales, que viven en áreas sin hielo cerca de las costas de Rusia, Canadá y Groenlandia durante los meses cálidos y luego se trasladan a aguas más profundas en el otoño, donde pasan el invierno.

El trabajo de los investigadores involucró el estudio de imágenes satelitales que mostraban una manada de 40 narvales migrando durante los años 1997 a 2018. Al hacerlo, se demostró que las pequeñas ballenas con cuernos de unicornio han estado alterando sus patrones de migración. Han estado moviendo sus fechas de migración de verano a más tarde en el verano por aproximadamente 10 días para cada una de las décadas estudiadas.

Para el conjunto del período, han retrasado sus migraciones en 17 días. Ante la sospecha de que los cambios en los patrones de migración se debieron al calentamiento global, los investigadores observaron el grado de calentamiento en el Ártico y los cambios que se han producido debido al calentamiento global. Encontraron reducciones en los patrones de hielo marino que coincidían con los retrasos de los narvales.

Los investigadores señalan que los narvales son criaturas longevas, lo que generalmente significa que son menos aptos para adaptarse a condiciones que cambian rápidamente, al menos desde una perspectiva evolutiva. Pero, debido a que viven de 50 a 100 años, también tienen la capacidad de aprender con el tiempo. La mayoría de las que estudiaron eran las mismas ballenas, y claramente aprendieron a adaptarse sobre la marcha.

Eso sugiere que tienen cierto grado de capacidad para cambiar en formas de enfrentar los cambios que aún están por venir. Pero, los investigadores también señalan, es posible que se enfrenten a otros problemas. Abandonar las costas más tarde en el verano podría resultar en quedar atrapados y asfixiarse en el hielo terrestre, por ejemplo. También podría ponerlos en mayor riesgo de depredadores, como las orcas.

El estudio ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences: Decadal migration phenology of a long-lived Arctic icon keeps pace with climate change

Etiquetas: MigraciónNarvalCambio climático

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: