El ruido de los barcos hace que las ballenas beluga se alejen de sus rutas

Ballenas beluga
Las ballenas beluga tienen un agudo sentido del oído, lo que las hace excepcionalmente sensibles a la contaminación acústica. Foto de Brandon Cole Fotografía Marina

Nuevo estudio muestra hasta dónde llegarán las belugas para evitar la contaminación acústica

Las ballenas beluga (Delphinapterus leucas) son increíblemente sensibles al ruido. Animales sociales que viven en el Ártico, las belugas utilizan su agudo sentido del oído para comunicarse a largas distancias, encontrar presas y eludir a astutos depredadores como las orcas.

Pero no todo está tranquilo en el Ártico. A medida que el Ártico se calienta y el hielo se derrite, va en aumento el tráfico de barcos, inundando estas aguas que alguna vez fueron tranquilas con el palpitante zumbido de las hélices y los motores.

Los científicos saben desde la década de 1980 que los agudos sentidos de las ballenas beluga pueden captar el ruido de los barcos a una distancia de hasta 80 kilómetros. Pero este ruido es mucho más que una molestia: puede desviar a las belugas de los lugares de alimentación, lactancia o descanso, causar estrés e interferir con su capacidad para escucharse entre sí y percibir importante información sobre su entorno, como la profundidad del agua o dónde localizar presas.

En un nuevo estudio, los científicos dirigidos por Morgan Martin, zoóloga de la Universidad de Victoria en la Columbia Británica y la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre de Canadá, revelan con detalles sin precedentes cómo las belugas huirán, se sumergirán y se apresurarán a escapar del angustioso estruendo.

En 2018, un grupo de científicos de Fisheries and Oceans Canada obtuvo permiso del Inuvialuit Game Council para etiquetar ocho ballenas beluga macho con rastreadores GPS y monitores de profundidad de tiempo, que registran dónde se encuentra una beluga en la columna de agua cada segundo.

Cuando a Martin se le entregó el conjunto de datos, se entusiasmó al descubrir que los registradores arrojaron "huellas increíblemente frescas, precisas y hermosas" mientras las ballenas nadaban alrededor del este del mar de Beaufort. "Pudimos ver exactamente a qué profundidad se estaban sumergiendo y cuánto tiempo estuvieron allí", dice ella.

Al observar en 3D estas huellas de ballenas junto con las ubicaciones de los barcos, que fueron transmitidas por los transpondedores del sistema de identificación automática a bordo de los barcos, Martin y sus colegas modelaron y mapearon los encuentros registrados entre belugas y barcos. También crearon animaciones de cada interacción.

Descubrieron que la reacción más común de las belugas a un fuerte ruido era cambiar abruptamente de dirección. A veces, la ballena regresaba una vez que el barco había pasado para continuar su viaje.

seguimiento de ballenas belugas

Imagen: Al rastrear los movimientos tanto de las ballenas como de los barcos, los investigadores pueden mostrar con un detalle sin precedentes cómo reaccionan las ballenas beluga al ruido de los barcos, por ejemplo, girando y alejándose nadando hasta que haya pasado el peligro. Animación de Martin et al.

En otros casos, una beluga enfrentada a un barco ruidoso haría una picada en forma de brusca V, descendiendo y ascendiendo rápidamente en lugar de permanecer sumergida como lo haría normalmente cuando busca alimento. Otras veces, las ballenas se sumergían justo debajo de la superficie y se alejaban del ruido. Si una beluga ya se alejara nadando de un barco, no cambiaría su rumbo, pero el estudio muestra que la ballena nadaría más rápido que el promedio cuando un barco estuviera dentro de su rango de audición.

Valeria Vergara, científica de mamíferos marinos de Raincoast Conservation Foundation que no participó en la investigación, dice que los hallazgos del estudio reafirman cuán sensibles son las belugas al ruido.

ballenas beluga nadando

Imagen: Belugas nadando cerca de Churchill, Canadá.

El sonido es la principal forma en que muchos animales marinos se comunican y entienden su entorno. Cuando pasa un barco ruidoso, dice Vergara, el sonido se amortigua por completo o enmascara las vocalizaciones de las belugas y puede provocar estrés crónico. No solo eso, sino que nadar 50 kilómetros adicionales fuera de la ruta para evitar el ruido consume energía que es especialmente valiosa en el helado Ártico.

"Cuando hablamos de contaminación acústica en hábitats realmente importantes, como áreas de alimentación o áreas de cobertura o áreas de crianza, entonces tienes un problema", dice ella.

"El ruido submarino", dice Martin, "es una de las formas más generalizadas de contaminación". Pero a diferencia de un derrame de petróleo, que puede persistir durante años o más, la contaminación acústica, dice, es "una forma de contaminación que es completa y absolutamente erradicable si simplemente se elimina la fuente".

Para ayudar a las ballenas beluga, dice, los barcos deben ser más silenciosos. Más que eso, agrega, los formuladores de políticas deben considerar la creación de áreas marinas protegidas y santuarios tranquilos en el hábitat clave de las belugas.

La investigación se ha publicado en Marine Mammal Science: Exposure and behavioral responses of tagged beluga whales (Delphinapterus leucas) to ships in the Pacific Arctic

Etiquetas: Ballena belugaRuidoBarco

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: