Los delfines se encogen de hombros ante las redes con púas de salsa picante

delfín merodea una red de pesca
Los pescadores han empleado todo tipo de estrategias para evitar que los delfines y otros mamíferos marinos asalten sus redes. La "salsa picante" es lo último en el arsenal. Foto de David Fleetham

Redes de pesca 'aderezadas con chiles' no hicieron nada para disuadir a los hambrientos delfines

Los pescadores de todo el mundo están desesperados por encontrar una forma confiable de evitar que los delfines saqueen sus capturas. El robo en redes por los delfines, conocido como depredación, cuesta los ingresos de los pescadores, pero también pone a los delfines en riesgo de lesiones y enredos. Las soluciones propuestas para finalmente ganar la batalla al ingenio, como el uso de sonajeros o camuflaje reflectante, se han quedado cortas.

Entonces, investigadores en Grecia volvieron a la mesa de dibujo en busca del disuasivo perfecto: algo tan desagradable que alejara a los delfines y los mantuviera alejados. Idearon redes de pesca recubiertas con una resina mezclada con capsaicina, el compuesto químico que le da a los chiles su característico picor.

Dar a los depredadores una sorpresa picante puede parecer una solución descabellada, pero los disuasivos a base de capsaicina han tenido éxito en tierra con otros mamíferos como ciervos, ardillas, conejos y roedores. Incluso a algunos insectos y pájaros parece no gustarles la sustancia.

Sin embargo, después de cinco meses de pesca de prueba con redes recubiertas de capsaicina, el equipo de investigación codirigido por Maria Garagouni, bióloga marina de la Universidad Aristóteles de Tesalónica en Grecia, se enfrentó a una dura realidad: su idea no funcionaba. Los delfines nariz de botella que interactuaron con sus redes no se inmutaron.

A pesar del decepcionante resultado, Garagouni dice que estaba asombrada por la habilidad de los delfines para robar de las redes. Garagouni comenzó hace una década a colaborar con pescadores para estudiar la depredación en el mar Egeo y, aún así, la destreza de los animales la sorprendió. Cuando los delfines vienen a comer en la red, explica, es más que un trabajo de aplastar y agarrar. Los animales a menudo realizan labores metódicas en las redes hasta que han comido hasta saciarse.

delfines rompen redes de pesca

Imagen: Los delfines a menudo comen peces que han sido atrapados en redes, y con frecuencia abren agujeros en las artes de pesca. Este es un problema bastante pronunciado en las pesquerías costeras del norte del Egeo.

"La sorpresa inicial para mí fue ver que sucedía en tiempo real", dice. La primera vez que los delfines interactuaron con sus redes con salsa picante, dos individuos no tardaron más de 15 minutos en hacer 217 agujeros en el equipo.

"¡Y luego los saltos de victoria!", dice Garagouni. "Luego, cuando había individuos juveniles en el grupo, después de que se saciaban de pescado, salían y daban saltos en el aire, casi como para quemar todo este nuevo combustible. Si este fuera nuestro sustento, creo que sería el elemento más exasperante de ver. Pero para mí, obviamente, fue increíble".

Entonces, ¿Significa esto que los delfines podrían sorber salsa picante sin afectarles? Aurélie Célérier, neurocientífica de la Universidad de Montpellier en Francia que se especializa en la comunicación de mamíferos marinos y no participó en el estudio, dice que es demasiado pronto para tomar esa decisión.

Si bien se sabe que muchos cetáceos, incluidos los delfines nariz de botella, carecen de cuatro de los cinco gustos primarios (solo pueden captar lo salado), el picante es registrado por un conjunto diferente de células sensoriales a través de la quemestesis. Este proceso, que señala sensaciones como dolor y calor, está poco estudiado en la especie. Otras ballenas dentadas parecen tener el "hardware" necesario para la detección de capsaicina, señala Célérier, pero queda mucho por aprender.

Podría haber algo más en juego en el triunfo de los delfines sobre el picante: la superinteligencia de los cetáceos. Desde acorralar peces con nubes de lodo hasta ablandar presas difíciles arrojándolas al cielo, los delfines son conocidos por una amplia variedad de inteligentes estrategias de alimentación.

Su propensión a innovar, combinada con el hecho de que son notoriamente poco exigentes con la comida, los ayuda a sobrevivir, pero también es en parte lo que los pone en un conflicto cada vez mayor con los pescadores. Es posible que los delfines simplemente hayan descubierto una manera de romper las redes picantes sin hacer mucho contacto.

La capa de capsaicina no disuadió a los delfines, pero, curiosamente, pareció afectar a otro animal. Un depredador no identificado, posiblemente una tortuga marina, una foca o un tiburón, abrió grandes agujeros en las redes de control normales de los científicos, pero no en las redes picantes.

Por ahora el equipo de investigación está poniendo a su investigación un alfiler al rojo vivo, pero Garagouni espera que sirva como trampolín para otros en la búsqueda de burlar a los delfines. Incluso un estudio que falla, dice, ofrece pistas útiles y conduce a nuevas preguntas.

La investigación se publica en Marine Mammal Science: Dolphins don't mind hot sauce: testing the effect of gill net coating on depredation rates

Etiquetas: Salsa picanteDisuasiónDelfínRed de pesca

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: