updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Las voces de los cachalotes son personales para cada individuo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cachalote y cría

Las ballenas se comunican por patrones de clics

Es hora de que se acepte la hipótesis de que estos animales son personas, y tienen un concepto de sí mismos

cachalote, dibujo Una nueva técnica para descifrar las llamadas de los cachalotes permite que las de estas criaturas misteriosas sean estudiadas con un detalle sin precedentes.

Los investigadores identificaron diferentes variaciones sutiles en cada ballena individual. Es la primera vez que las vocalizaciones de los cachalotes han sido vinculadas a individuos específicos.

"Este es el sólo el primer paso para responder a muchas preguntas acerca de su complejidad vocal y social", dijo Shane Gero, un biólogo de la Universidad de Dalhousie. "Es la primera vez que estamos llegando al nivel de conocer a estos animales como individuos, como familias, como personalidades, de verdad. Es un paso totalmente nuevo".

Las vocalizaciones son utilizadas por todas las especies de cetáceos, pero sólo en unos pocos, como los delfines mulares y ballenas jorobadas, se han estudiado en detalle. Incluso los campos de investigación son todavía jóvenes, sin embargo, no siempre es posible extrapolar los resultados entre las especies que son diferentes tanto física como socialmente.

Los cachalotes han sido particularmente difíciles de estudiar, ya que sus grupos familiares tienden a ser grandes, con una inclinación a la itinerancia de larga distancia. Sólo fragmentos de comunicación suelen ser escuchados. No ha sido suficiente para que los investigadores aprendieran que cada familia de cachalotes tiene un repertorio de sonidos distintivos, porque los sonidos iban tan mezclados que no podian ser atribuidos a un determinado individuo, lo que sería un primer paso para entender lo que las ballenas pueden estar diciendo.

El último estudio, actualmente en preparqación en la revista Marine Mammal Science, se centra en una familia de cachalotes de siete miembros que viven en las aguas alrededor de la isla caribeña de Dominique. Los cachalotes del Caribe tienen inusualmente pequeñas áreas de desplazamiento. Esto permitió a los investigadores pasar más tiempo con ellos de lo que es generalmente posible. Debido a que el grupo era pequeño, había más oportunidades para identificar y registrar a las ballenas individuales cuando estaban solas.

cachalote Los investigadores pudieron analizar las vocalizaciones de las ballenas, que adoptan la forma de clics de alta frecuencia, que son lanzados al exterior a través de estructuras en sus cráneos.

"Las ballenas se comunican por patrones de clics. Los clics reverberan en la cabeza. Si usted escucha con cuidado, hay estos pulsos. El tiempo entre pulsos refleja el tiempo que le toma a los sonidos que reverberan para ir de un extremo de la cabeza al otro. Debido a que sus dueños son todos de diferente tamaño, tienen diferentes tiempos de reverberación", dijo el coautor del estudio, Hal Whitehead, también un biólogo de la Universidad de Dalhousie. "Hasta ahora, sólo averiguar quién produce qué sonido bajo el agua fue difícil", dijo.

El análisis de las vocalizaciones de las ballenas se encuentra aún en sus primeras etapas, pero los resultados ya están intrigando. Mientras que las ballenas tienden a poseer el mismo repertorio básico de "codas" -el nombre técnico para cada serie de clics distintivo- una hembra tenía un conjunto completamente diferente. Ella pasó a ser madre. Los sonidos distintivos podrían ser los que ella usa para comunicarse con su cría.

Aparte de la madre, los investigadores encontraron que la mitad de las vocalizaciones de cada individuo siguió a uno de dos patrones.

Un patrón está formado por dos clics consecutivos de ritmo lento, seguido de tres clics más rápidos. Se ha encontrado sólo en el Caribe. Aunque la tendencia varía un poco entre los grupos, este estudio sugiere que es consistente dentro del grupo. De acuerdo con Gero, podría funcionar como un identificador de la gama, dejando que otras ballenas sepan quién está alrededor. "Se dice , yo pertenezco a esta familia, yo pertenezco a este clan vocal", dijo.

El patrón común está compuesto por otros cinco clics regularmente espaciados, y se ha escuchado en los cachalotes en todo el mundo. Las investigaciones preliminares indican que las características pueden variar ligeramente entre cada individuo, dijo Gero. Si es así, el modelo podría funcionar como un identificador de individuos o, desde otra perspectiva, un nombre.

cola de ballena apodada abrelatas La cuestión de si es apropiado pensar en nombres en los cachalotes es un tema polémico. Algunos científicos piensan que los cetáceos se deben considerar como personas, por lo menos a la par con los grandes simios no humanos. Hay considerables  evidencias que apoyan la idea: los cerebros de los cetáceos son extraordinariamente sofisticados, especialmente en áreas asociadas con la cognición y la comunicación, y muchos comportamientos sociales sólo pueden explicarse como cultura más que como instinto. En cautiverio, los delfines pasan pruebas de auto-reconocimiento y auto-conciencia y alguna vez fueron considerados marcadores de un individuo.

Las preguntas de la conciencia y la personalidad son difíciles de responder en una especie de forma científicamente cuantificables, dijo Gero. Pero las técnicas como las utilizadas en este estudio deberían ayudar.

"Yo uso la palabra "personalidad" con mucho cuidado. Es difícil de cuantificar. Pero, sin duda, ellos tienen", dijo Gero. " Pueden pasar años y años para entenderlas, para traducir sus comportamientos y matices, para comprender las cosas como el miedo o la felicidad. Pero es hora de que se acepte la hipótesis de que estos animales son personas, y tienen un concepto de sí mismos".