updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

El cámara submarino y el ballenato juguetón

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ballenato toca las aletas del buzo

Una cría de ballena jorobada juega con un buzo ante la mirada indiferente de la madre

No todas las ballenas se comportan de manera juguetona en esta época del año

Estas espectaculares imágenes muestran el momento en que un ballenato de una tonelada llegó a jugar con un camarógrafo submarino británico.

Roger Munns de Cornwall, buceaba en Toku, Tonga, filmando una película de ballenas jorobadas macho de 50 toneladas y 14 metros disputándose a las hembras en una batalla de súper pesos pesados de la naturaleza.

Pero por casualidad, él y su equipo encontraron una madre y su cría en un lugar favorito para las hembras para destete de sus crías a causa de su bahías y ensenadas.

Y, probablemente alentado por el gran alboroto en torno a él, el "ternero" rodeaba a Mr. Munns buscando un poco de diversión acuática, mientras que su madre se relajó y permitió el nuevo encuentro.

ballenas jorobadas juegan con un buzo

él dijo: "He oído hablar de los ballenatos haciendo esto, pero yo no estaba preparado para el carácter lúdico en absoluto. Parecía que corretease hacia nosotros como un caballo gigante emocionado y quería jugar como un cachorrito".

"Yo no podía dejar de reír cuando el ballenato chocaba contra mí con un brillo muy travieso en sus ojos, pero era evidente que lo hacía para divertirse. De cerca se dio cuenta de lo grande que realmente era".

ballenato jugando con buzo

"Los juegos continuaron durante una hora y tengo que admitir que fue probablemente una de las horas más agradables que he pasado en el agua".

Pero no todas las ballenas se comportan de manera juguetona en esta época del año.

ballenato jugando con buzo

La procreación es un asunto serio y cuando llegan los machos, sus niveles de testosterona son altos y están ansiosos por encontrar a una compañera.

La presencia de una hembra receptiva puede conducir a una ruidosa competencia de grupos de machos desafiándose físicamente en una lucha para desplazar al acompañante.

Estos conflictos pueden ser muy duros, durar horas, y cubrir muchas millas, ya que cada ballena lucha para conseguir una posición privilegiada al lado de la hembra.

Original en: Daily Mail | Crédito imágenes: Jason Isley, Scubazoo