updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

La ballena gris vista en el Mediterráneo migró desde el Pacífico Norte

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

avistamiento ballena en aguas de Castellón

El calentamiento del ártico citado como causa probable de la anormal migración

El año pasado se avistaron varias ballenas grises en el Mediterráneo

avistamiento de ballena gris en Israel El avistamiento de una solitaria ballena gris (Eschrichtius robustus) el año pasado frente a las playas de Israel, y luego otra vez cerca de España (en Castellón precisamente, como nos dice mi amigo José Francisco -ver enlace al final del artículo-), fue una sorpresa para muchos. ¿Cómo una criatura que normalmente se encuentra en las aguas del Pacífico ha llegado hasta el Mar Mediterráneo? Aunque nadie sabe qué pasó con el mamífero del tamaño de un autobús después de su última aparición en mayo de 2010, un grupo de investigadores sugiere ahora que el avistamiento podría indicar una tendencia más amplia: la mezcla de los ecosistemas marinos del Pacífico y del Atlántico Norte, que es posible sea por el clima, impulsado por la disminución de hielo marino en el ártico.

El biólogo marino Aviad Scheinin, del Israel Marine Mammal Research and Assistance Center en Haifa, y sus colegas,  han analizado el origen más probable de la ballena "paseante" y su itinerario. En un artículo publicado en línea el 19 de abril en Marine Biodiversity Records (A. P. Scheinin et al. Mar. Biodiv. Rec. 4, e28; 2011), descartan un origen en la supuesta extinta población del Atlántico Norte. Con una comparación de fotos de la ballena con los de los individuos en  peligro crítico de la población occidental (norte) del Pacífico, no encontraron parecidos, lo que implica que la ballena es un miembro de los cerca de 20.000 ejemplares de la población del este del Pacífico Norte.

avistamiento de ballena gris en Israel en 2010

Después de alimentarse en los mares de Chukchi y Bering durante los meses de verano, las ballenas grises normalmente viajan hacia el sur por el Pacífico. Podrían haber seguido en su lugar una ruta ártica, tal vez a lo largo de la costa de Siberia, donde el hielo marino está en retirada.

"La ballena se suponía que debía ir a California o México", dijo Scheinin. "Pero se perdió y terminó en el Atlántico Norte. Luego empezó a ir al sur, manteniendo la tierra a su izquierda ya que así viaja por la costa de América del Norte, y tomo a la izquierda en Gibraltar".


En otoño de 2009, cuando la ballena probablemente habría comenzado su odisea, la cobertura de hielo marino era escasa en el ártico como para hacer tal pasaje plausible, dice Harry Stern, un matemático de la Universidad de Washington en Seattle, quien estudia el hielo marino. "La apertura de los pasajes que hemos visto en los últimos cuatro o cinco años no tiene precedentes", añade.

John Calambokidis, un biólogo investigador del Cascadia Research Collective, una organización sin fines de lucro, científica y educativa en Olympia, Washington, dice que los autores han hecho un buen trabajo en la consideración de factores tales como las poblaciones de ballena gris, hábitos alimenticios y la velocidad de natación. "Una ballena gris en el Mediterráneo no tiene sentido", dice.

avistamiento de ballena gris en la costa de Liguria, Italia

"Pero entre las explicaciones para la extraña ocurrencia, esta es definitivamente la más plausible".

La falta de una muestra de tejido significa que la ballena no puede atribuirse a su población original utilizando marcadores genéticos. Sin más datos, es prematuro concluir que la observación se relaciona con el cambio climático, dice Kristin Laidre ecóloga de la Universidad de Washington en Seattle. Pero el clima es seguro que afectará a futuros avistamientos de ballenas, dice ella. "No hay duda de que la pérdida de hielo del ártico permite actuar como un corredor para el intercambio de especies marinas entre las zonas que antes estaban aisladas geográficamente", dice ella. "Las ballenas migrarán antes hacia el ártico, se mueven hacia el norte y permanecerán más tiempo. Esas son cosas que se pueden predecir y esperar que veremos".

avistamiento de ballena en aguas de Castellón

Las ballenas grises no son las únicas criaturas cuyos rangos podrían ampliarse con la diminución del hielo marino de verano. "Se podría hacer un argumento a favor de cualquier especie con una fase abierta del océano en su historia de vida", dice el biólogo evolutivo David Tallmon, de la Universidad del Sureste de Alaska, en Juneau. Viajeros potenciales van desde las más pequeñas diatomeas a las ballenas más grandes - e incluyen especies terrestres buscando temperaturas más frías cerca de los polos (véase Nature 468, 891; 2010). "Todo cambio de los regímenes térmicos podría dar lugar a todo tipo de extraños efectos ecológicos", dice Tallmon.

Este artículo es un resumen de la revista Nature. El artículo fue publicado por primera vez el 4 de mayo de 2011: Wayward whale not a fluke .

Imágenes de: Avistamiento de ballenas en aguas de Castellón | Israels Marine Mammal Research and Assistance Center