updated 11:37 PM CET, Dec 6, 2016

La "guerra" de las ballenas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La guerra de las ballenas de Sea Shepherd y Greenpeace

Activistas de Grenpeace tratan de impedir el repostaje de la flota japonesa Activistas de Greenpeace a bordo de su barco 'Esperanza', impidieron el lunes día 21/01/2008  repostar al buque 'Nisshin Maru', uno de los que componen la flota ballenera japonesa en la Antártida, con el fin de evitar el deterioro del medio ambiente de esta zona. (Hoy día 23/01/2008, y con una dura crítica de la organización Sea Shepherd, parece que la flota ballenera japonesa consiguió realizar el repostaje).

Los ecologistas interpusieron una de sus lanchas entre el ballenero 'Nisshin Maru' y el 'Oriental Bluebird', barco de bandera panameña que actuaba como suministrador de combustible del primero.

Greenpeace informó en un comunicado de que Sakyo Noda, miembro japonés de la organización, leyó por radio un mensaje en español, inglés y japonés a la tripulación del 'Oriental Bluebird', en el que instó al navío a 'dejar las aguas de la Antártida de inmediato'. Noda manifestó que la zona 'ha sido declarada un área particularmente sensible por la Organización Marítima Internacional, y una reserva natural dedicada a la paz y a la ciencia, por el Protocolo de Medio Ambiente del Tratado de la Antártida'.

El buque Esperanza de GreenPeace vigila las ballenas

 

Greenpeace explicó que el Gobierno japonés emite permisos para seis barcos con el objetivo de cazar ballenas 'con fines científicos', y apuntó que el barco panameño no ha recibido tal autorización.

Un activista panameño Mir Rodríguez, que viaja a bordo del 'Esperanza', denunció que 'el Ejecutivo panameño ha adoptado la posición de defensor de las ballenas en el Congreso Internacional sobre Ballenas ('IWC') y ahora está tomando parte en la caza de estos cetáceos en el santuario ballenero de la Antártida'.

 

Representantes de la organización aseguran que durante los once días que han estado siguiendo al 'Nisshin Maru', el barco japonés no ha cazado ni una ballena, posiblemente para que las cámaras de vídeo de los ecologistas no puedan registrarlo.

Por otra parte, el portavoz de Greenpeace, Dave Walsh, dijo que la tripulación del 'Esperanza' no ha avistado el barco 'Steve Irwin', de la organización ecologista Sea Shepherd, que también vigila la actividad de los buques balleneros japoneses.

El 'Steve Irwin' perdió de vista a esa flota el viernes, cuando recuperó a los dos miembros de su tripulación que pasaron varios días retenidos a bordo de uno de los buques japoneses, pero según Paul Watson, portavoz de esa organización, se encuentra a dos días de distancia de los balleneros nipones. Esta es la traducción del comunicado que sobre el incidente hace la organización Sea Shepherd:

Liberación rehenes steve irving

 

Mar Pastor Noticias
News Releases Comunicados de Prensa  01/18/2008

Liberación rehenes aprehendidos por el barco japones.

Benjamin Potts y Giles Lane se transfirieron del Yushin Maru Nº2 a la Aduana de Australia buque Oceanic Viking a primera hora de la mañana, 02:00 horas en Melbourne (13:00 horas GMT).  Los dos hombres fueron trasladados a la nave de la Sea Shepherd,  Steve Irwin, a las 09:30 horas en Melbourne (20:30 horas GMT).

Ambos hombres estaban contentos de reunirse con sus compañeros y deseosos de regresar a la caza de la flota ballenera japonesa  en el Océano Austral. Informaron de que a pesar de que fueron maltratados, cuando por vez primera abordaron el buque caza ballenas, posteriormente les tratarn bien durante su estancia a bordo.  La única lesión era una muñeca lastimada sufrida por Giles Lane.

Los marineros de steve irvin traladados" Los balleneros se dieron cuenta enseguida de que cometieron un gran error de relaciones públicas al retenernos en su nave", dijo Benjamin Potts.  "Les dejamos claro que Sea Shepherd  se ha comprometido a poner fin a sus actividades ilegales de la caza ballenas." "El trato que recibimos fue insignificante en comparación con el sufrimiento de las ballenas en las manos de los balleneros japoneses. Puede que se hallan extralimitado con nosotros, pero por lo menos no nos  arponeado, electrocutado ni mutilado.

"Estamos felices de estar de nuevo a bordo de la Steve Irwin con nuestra tripulación. Hemos tenido éxito en la llamada de atención a todo el mundo sobre la masacre  ilegal de Ballenas en el santuario del Territorio Antártico de Australia. No tenemos nada en contra del pueblo japones. Me gusta la cultura japonesa, pero su bárbara masacre de inteligentes mamíferos marinos en peligro de extinción debe cesar antes de conducir a su total desaparición. "

Un tribunal australiano ha dictaminado que la flota japonesa no puede matar ballenas en aguas territoriales del Antártico Australiano. La organización Sea Shepherd Conservation Society está dispuesta a colaborar con el gobierno australiano para defender el derecho de las resoluciones judiciales en la prohibición a la flota japonesa en aguas australianas.

La nave Steve Irwin continúa su búsqueda de la flota ballenera japonesa .  "Este es el día en que 8 ballenas no han sido asesinadas", dijo el Capitán Paul Watson.  "Cada día que dejemos sin trabajar a los balleneros es una victoria. Seguiremos interveniendo, acosando, bloqueando y obstaculizando a los balleneros en cada oportunidad. " alegres al saludar  a sus compañeros

La Steve Irwin está actualmente en 59 grados 46 minutos Sur y 85 grados 59 minutos Este, en persecución de la flota ballenera japonesa.

Greenpeace, que se define como pacifista, y Sea Shepherd, que utiliza tácticas de acción directa, no comparten información de sus operaciones debido a sus tácticas divergentes.

Enlaces relaccionados: Gran viaje de las ballenas      Matanza de ballenas      Una de piratas

Fotos de :                     Greenpeace          Shea Shepherd