updated 1:39 PM CEST, Sep 28, 2016

Operación hundimiento de una ballena

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

remolque de la ballena

La ballena casi no se hundió añadiéndole un peso de más de 6.000 kilos

El cuerpo muerto se convertirá en un laboratorio submarino

Un reciente trabajo de múltiples agencias para hundir un rorcual muerto en la costa de San Diego casi no funcionó.

Al final, hicieron falta unas cuantas olas grandes y más de 6.000 kilos de acero para sumergir a la criatura, cerca de 2.700 kilos más de lo que las autoridades habían estimado inicialmente, de acuerdo con los detalles recién liberados del trabajo.

El objetivo científico del entierro en el mar era crear un lugar donde los investigadores puedan pasar varios años controlando la biología de una "hundimiento de ballena". Esa investigación será dirigida por Greg Rouse del Instituto Scripps de Oceanografía, que forma parte de la Universidad de California en San Diego.

"Con 10 kilos menos, la ballena no se habría hundido", dijo Eddie Kisfaludy, gerente de operaciones en San Diego de Virgin Oceanic, la empresa que coordinó la operación en alta mar.

El rorcual común de 67 pies (20,4 metros) fue remolcado para el estudio científico desde Point Loma a Fiesta Island el 23 de noviembre. Cuando el cuerpo varó sobre la playa, alrededor de dos docenas de investigadores comenzaron a cortar para tomar muestras biológicas, antes de que la oscuridad hiciese demasiado peligroso el trabajo.

recropsia de un rorcual común          recropsia de un rorcual común

Los científicos determinaron rápidamente que la ballena había sido muerta por un barco, ya que había numerosas vértebras fracturadas y grandes áreas de hemorragia que indicaban que estaba viva cuando fue golpeada, según un informe elaborado por Kisfaludy y sus socios en la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), Sea World y el Instituto Scripps de Oceanografía.

Virgen de Oceanic se involucró después de que las autoridades de San Diego anunciaran planes para transportar a la ballena a un vertedero. La organización, una de las empresas de Richard Branson, promueve la exploración de los mares. Sus dirigentes querían que el cuerpo muerto se convirtiese en un laboratorio submarino.

Durante dos noches, la ballena fue sujetada con una fuerte cuerda y un ancla a un poste de teléfonos en Mission Bay.

preparación del remolque de la ballena

El día después de la necropsia, dijo Kisfaludy, él y Rouse "recorrieron todo el condado en busca de acero que pudiesemos utilizar". Ellos encontraron 1.360 kilos de cadenas grandes y 13 enlaces de la cadena de grandes buques por un total de alrededor de 450 kilos, que agregaron a las 4.620 kilos de peso de un amarre de acero oxidado que Kisfaludy obtuvo de fuentes en el puerto de Newport, donde está el muelle del catamarán de 125 pies de Virgin Oceanic.

remolque de la ballena por el catamaránLa ballena salió de San Diego siendo remolcada por el catamarán en la mañana del 25 de noviembre. La inusual pareja viajó lentamente alrededor de 12 millas marítimas costeras.

En el lugar de caída, la cadena y otras piezas de metal se adjuntaron a las aletas de la ballena. "Cuando el peso fue liberado de la grúa en la nave, al instante se perdió de vista y hundió a la ballena a unos 100 metros de profundidad del agua", dijo Kisfaludy.

Sin embargo, todo el cuerpo de la ballena no respondió de inmediato al hundimiento.

"Todo, excepto la cabeza de la ballena estaba bajo el agua en este momento y se conservó una gran masa flotante que era la cabeza fuera del agua", según el informe.

deterioro del cadáver de la ballena flotando

Los investigadores observaban y esperaban, sin saber si todo su trabajo valía la pena.

"Después de 10 minutos, un conjunto más alto de olas fue más allá de la nave y creo la suficiente fuerza para empujar una masa de intestino flotante de la boca de la ballena", dijo el informe. "La ballena rápidamente se hundió en el fondo del mar a 800 metros de profundidad a una tasa inicial de aproximadamente 1 metro por segundo".

equipo de Virgin Oceanic

Kisfaludy dijo que hubo varios momentos dramáticos cuando la operación estaba en juego. "Hubiera sido un gran reality show", dijo.

Enlace: Virgin Oceanic

Crédito imágenes: Eddie y Janis Kisfaludy