updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Japón financia la caza de ballenas con el dinero de la reconstrucción del tsunami

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

buque Steve Irwin de Sea Shepherd, 2011

Sea Shepherd responderá este año a la flota ballenera con la operación "Viento Divino"

La expedición ballenera anual de Japón dejó el puerto de Shimonoseki el martes pasado

Japón está gastando Â¥2.3 mil millones de yenes ($29 millones de dólares) de su presupuesto suplementario para la reconstrucción tras el tsunami para financiar la caza de ballenas anual que realiza el país en el Océano Antártico, confirmó el jueves un funcionario de pesquerías.

Tatsuya Nakaoku, un funcionario de la Agencia de Pesca a cargo de la caza de ballenas, defendió la medida diciendo que la financiación ayuda a la industria ballenera de Japón en su conjunto, incluidos algunos pueblos cazadores de ballenas a lo largo de la devastada costa del noreste. Uno de los barcos balleneros tiene su base en Ishinomaki, una ciudad gravemente afectada por el tsunami del 11 de marzo, dijo.

La solicitud de presupuesto se hizo para reforzar la seguridad y mantener el "funcionamiento estable" de la caza de ballenas para la investigación de Japón, dijo, que se ha enfrentado a la interferencia cada vez más agresiva de los barcos de Sea Shepherd Conservation Society.

Conservacionistas del grupo Greepeace criticaron la medida de financiación, alegando que estaba desviando dinero de las víctimas del desastre.

El gobierno japonés ha aprobado presupuestos suplementarios para la reconstrucción por un total de Â¥18 billones de yenes ($230 millones de dólares) tras el tsunami del 11 de marzo. Casi todos los elementos son proyectos de reconstrucción, incluyendo cerca de Â¥500 mil millones para proyectos de pesca directamente en la región, pero algunos, como la expedición de caza de ballenas, parecen menos relacionados directamente.

ballena minke

La prensa informó que la expedición ballenera anual de Japón dejó el puerto de Shimonoseki en el sur de Japón el martes pasado, con planes para sacrificar 900 rorcuales, ballenas minke en su mayoría, que no están en peligro de extinción.

Las autoridades japonesas no han confirmado datos de la salida, citando razones de seguridad. Sin embargo, el portavoz de la Guardia Costera, Masahiro Ichijo, dijo que este año la flota está llevando "la mayor protección de la historia", incluyendo un número indeterminado de agentes de la Guardia Costera, equipos de seguridad y una nave patrullera de la Agencia de Pesca.

ballenero japonés repele un ataque de fuera borda de Sea ShepherdDijo también que el anuncio del despliegue de la Guardia Costera "serviría como elemento disuasorio" contra los ataques de los grupos conservacionistas.

"No tenemos ninguna intención de mostrar nuestra capacidad para responder a sus ataques o declarar una guerra", dijo Ichijo.

Cada año, los manifestantes tratan de hostigar a la flota ballenera para detener la caza, que Japón dice que es una exención científica de la moratoria internacional sobre la caza comercial de ballenas.

Los manifestantes dicen que para la investigación de ballenas no se necesita matar a los animales, y la caza científica de Japón está disfrazada con el programa de caza comercial de ballenas porque la carne excedente se vende. La carne de ballena, sin embargo, no es ampliamente consumida en Japón.

operación Viento Divino de Sea Shepherd

Los enfrentamientos entre las dos partes tienen lugar con frecuencia, y en enero pasado un barco de Sea Shepherd se hundió después de una colisión con un barco ballenero. La temporada de caza se extiende desde aproximadamente diciembre a febrero.

Ver también: El Institute of Cetacean Research, que encabeza el grupo para la caza de ballenas de Japón, ha presentado una demanda contra la Sea Shepherd Conservation Society, en un esfuerzo para proteger a sus buques y las tripulaciones de los ataques físicos del polémico grupo de conservación.

Enlace: Sea Shepherd’s Operation Divine Wind