updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Por qué el morbillivirus y las biotoxinas no pueden explicar la muerte de vida marina en Perú

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cadáver de delfín en una playa de Perú

Delfines, marsopas y leones marinos tienen diferentes cepas de morbillivirus, las aves no se infectan

La compañía petrolera BPZ empezó sondeos sísmicos en la zona de Lambayeque en el segundo trimestre de 2012 (abril)

Los funcionarios del Perú tienen en sus manos una grave situación y sólo una investigación cuidadosa, amplia e independiente puede responder a lo que realmente está sucediendo en alta mar. La información todavía es escasa, los números no coinciden y los informes varían en cuanto a qué animales han estado involucrados en este problema sin precedentes de muertes de la vida marina. Estas muertes son muy complicadas y nadie debería quedar absuelto hasta que sean investigadas dentro y fuera (de preferencia por equipos independientes, que no incluya a la NOAA de EE.UU.).

He aquí por qué es muy complicado:

1. Las especies involucradas. Es complicado, porque hay especies que han ido muriendo y especies que no han ido muriendo. Hasta ahora, en lo que respecta a la mortalidad, tenemos:

• Anchoas (supuestamente halladas en el mar por el Instituto Peruano del mar y recogidas para analizarlas, basado en el informe de The Guardian del 10 de febrero de 2012. Nadie ha hablado de ello desde entonces).

• Otros peces de varias especies (Perú 21 informó el 11 de abril que los pescadores en San José Mórrope informaron de peces muertos de distintas especies, aunque no se especifica cuántas).

• Lobos marinos (el primer informe de docenas de lobos marinos llegó el 11 de abril, informó Perú 21, cuando se encontraron una docena de lobos marinos muertos junto con delfines y peces en San José de Mórrope. Un informe reciente indica también que 5 lobos marinos más murieron en Lambayeque del 28 al 30 abril).

Aves (este es un nuevo desarrollo y cuenta con 2 especies: pelícanos y piqueros hallados muertos en estado de descomposición en Lambayeque. Los números varían de nuevo, el Instituto del Mar del Perú (IMARPE) informa de 538 pelícanos y 54 piqueros muertos, otros informes son tan altos como 1.200 aves muertas).

• Una tortuga marina muerta (otro informe reciente, la tortuga fue encontrada junto con 5 lobos marinos muertos y aves muertas).

Delfines (los informes son contradictorios sobre todo en lo que respecta a los delfines, parece que por lo menos 3 especies están involucradas: mulares, comunes y marsopas de Burmeister. Los números varían también, IMARPE insiste en que son 887 otros dicen que hasta 3000)

Las especies que NO SON parte de esta mortandad: ballenas (a excepción de una ballena picuda varada en Paracas el 6 de febrero de 2012), tiburones, rayas, cangrejos.

piquero

¿Por qué la sugerencia del morbillivirus no explica estas muertes?

Las autoridades peruanas han estado hablando mucho acerca del morbillivirus como una posible causa. En StrandedNoMOre piensan que no es el caso. Además, el morbillivirus es específico de ciertas especies y los pinnípedos tienen su propia cepa, que no es la de los cetáceos. Más importante aún las aves no están infectadas por el morbillivirus. Por eso, pensar que los delfines, marsopas y leones marinos tengan diferentes cepas de morbillivirus al mismo tiempo es extremadamente raro, y los pájaros no encajan en absoluto en esta explicación. De hecho, los investigadores independientes diferencian el morbilivirus marino en 3 grupos: virus del moquillo Focino, el virus del moquillo del delfín y el virus del moquillo de la marsopa, y son específicos de cada especie (Fenner Virología Veterinaria, 2011).

¿Por qué las biotoxinas como la marea roja de las algas, ácido domoico, brevetoxinas, no explican estas muertes?

La compañía petrolera BPZ es probablemente muy feliz cuando fueron encontrados pelícanos muertos. Ellos piensan que pueden respirar ahora con facilidad, pero no tan rápido y aquí está el por qué:

Si los pelícanos, los piqueros, leones marinos, delfines y marsopas han ingerido pescado contaminado, ¿donde están los peces muertos? Aparte de los dos informes (anchoas en el mar el 10 de febrero y algunos informes de peces muertos el 11 de abril) no se ha visto que muera significativa ningún pez. Por ejemplo, una  bien documentada y establecida mortandad de vida marina sucedió en la región del Golfo Arábigo, debido a un brote de marea roja y "las agencias de noticias regionales informaron que murieron miles de toneladas de peces y mamíferos marinos, en Dibba Al-Hassan más de 650 toneladas de peces muertos arrastrados por las olas y en Coro se reportaron más de 700 toneladas" (Richlen et al., 2010, p. 166). Nada de esto se han visto en el Perú. Asimismo, no se ven otras especies que se han visto morir como resultado de las toxinas, como cangrejos, tiburones, rayas, ballenas, etc.. Ver el siguiente gráfico de cómo trabajan las brevetoxinas en su cadena:

cadena de las brevetoxinas

Otra cosa que complica el caso es que las toxinas al igual el morbillivirus se pueden encontrar en las poblaciones silvestres sin causar mortalidades en masa. ESTO ES MUY IMPORTANTE. Así que aunque las autoridades peruanas digan que se encontró la presencia de morbillivirus o toxinas como brevetoxinas, etc. NO SIGNIFICA que estos factores provocaran las muertes. Este es el párrafo de un estudio que encontró brevetoxinas en el agua y en delfines en Florida:

"La gran abundancia de K. brevis en las muestras de agua recogidas al mismo tiempo que brevetoxinas detectables (toxinas originales y sus metabolitos) en la orina y las heces de los delfines indica una exposición reciente, y la excreción de brevetoxinas. Sin embargo, esta exposición  no se asoció con un aumento en la mortalidad de delfines similares a los observados en grandes mortandades de delfines, como la que ocurrió en San José Bay, Florida, en 2004  (Flewelling et al. 2005), y en este estudio todos los delfines positivos a la brevetoxina estaban todavía vivos a la conclusión del mismo. De hecho, la cuestión ha sido planteada en cuanto a si las poblaciones de delfines normalmente no expuestos a la marea roja (es decir, la bahía de San José) son más susceptibles a la alta mortalidad que las poblaciones que se exponen con frecuencia ellas (es decir, la Bahía de Sarasota) (véase Van Dolah 2005)". (Fire et al., 2008, p. 841).

Así que cuando las autoridades peruanas emitan finalmente su informe para ver la CONCENTRACIÓN, y no sólo la presencia de toxinas, debido a la presencia de toxinas o morbillivirus no se deben considerar como motivo de las muertes por sí solos.

Observaciones extrañas e inexplicables

Estas muertes son extrañas en lo que se refiere a varias cosas:

1. El tiempo. Los delfines comenzaron a llegar a la orilla en febrero, tal vez antes. Al principio no muy descompuestos. Cuando pasó algún tiempo empezaron a aparecer más cadáveres descompuestos, pero también muertos recientemente. Los leones marinos y las aves se encontraron mucho más tarde, pero ¿por qué exactamente? Si se tratara de peces que comieron todos, ¿No habrían llegando a la orilla más o menos al mismo tiempo?

2. Delfines varados vivos. Debido al hecho de que el área es remota, es totalmente posible que muchos delfines vararan vivos y murieran después. De hecho, hay por lo menos un informe sobre muerte de delfines varados vivos y otros informes también indicaron que al menos algunos delfines varados podría estar vivos.

3. ¿Dónde está el pescado muerto si era la razón de las muertes?

4. ¿Cómo podrían las diferentes cepas de morbillivirus afectar al mismo tiempo a delfines, leones marinos y marsopas? ¿Por qué han muerto también pájaros, ya que no se infectan por este tipo de virus?

pelícanos muertos en playas de Perú

Algunas cosas a tener en cuenta

Curiosamente, algunas misteriosas mortalidades en masa han estado ocurriendo antes y muchas siguen sin resolverse hasta hoy. Por ejemplo el caso de la foca monje Mediterránea en 1997, donde llegaron a la orilla 100 focas muertas (Hall y Harwood, 2008). Otro caso fue reportado en Texas en 1992, donde llegaron a la orilla cerca de 220 delfines muertos. La causa nunca fue establecida, pero la escorrentía de pesticidas han sido discutida como una posible causa (Hall y Harwood, 2008). Por último, otro informe acerca de muertes en México en 1995, que echaron la culpa como causa a una sustancia tóxica desconocida: "Sobre la base de datos que se presentan aquí, creemos que la causa más plausible de la alta mortandad en el Alto Golfo de California es la descarga de una sustancia tóxica desconocida en el agua. Los únicos dos factores obvios comunes a las especies muertas es que todas respiran aire y que se alimentan la mayoría o la totalidad de pequeños peces (por ejemplo, las sardinas). Los únicas otras especies de mamíferos marinos avistadas en el área el momento de la mortandad eran las ballenas azules (por lo menos 18 individuos) y grises (tres), pero ninguna de ellas murió. Las ballenas azules se alimentan de plancton y las ballenas grises de anfípodos del fondo del mar. Si la sustancia tóxica fue ingerida de la presas o del agua, lo desconocemos. Sugieren que los mamíferos marinos y aves murieron a causa de una sustancia tóxica cerca de áreas donde se concentraban sus presas"(p. 633).

Conclusión

La sugerencia de que morbillivirus o biotoxinas son los responsables tienen que ser tomadas con cuidado porque los delfines salvajes se ha demostrado que las tienen en sus organismo y no mueren. La causa de la muerte de la vida marina en Perú podría incluir varios factores. La presencia de una ballena de pico varada viva y algunos delfines varados vivos junto con los informes de trauma acústico significa que la empresa petrolera no está absuelta. La presencia de aves muertas hace un agujero en la hipótesis del morbillivirus. La ausencia de un número significativo de peces muertos, así como de otras especies (ballenas, tiburones, cangrejos) hace un agujero en la hipótesis de las biotoxinas. La naturaleza continua de estas muertes es extraña, y tiene que tenerse en cuenta que la compañía petrolera seguirá haciendo sus trabajos que terminarán en mayo. La proximidad de la zona de estudios sísmicos a la zona de las muertes es muy sospechosa, por no decir algo más. Los estudios sísmicos podrían haber afectado también a los movimientos de las presas, su abundancia, etc.

La conclusión es: Hay que leer con mucha atención lo que los funcionarios van a decir en lo que respecta a las causas, ya que las muertes son a la vez sin precedentes y complejas.

ACTUALIZACIÓN 05/01/2012: Las autoridades peruanas han comunicado otra hipótesis exótica más de lo que pasó. La última es que los pelícanos murieron de hambre. Y el hecho de que esto suceda cerca con muertes masivas de delfines, leones marinos muertos, etc., en la misma zona y al mismo tiempo, no parece importar.

Artículo original en inglés: Peru's Marine Life Die Off: Why Morbillivirus and Biotoxins Cannot Explain It

Ver también sobre los efectos de los ondas acústicas: The Latest Update on Dolphins Die-Off Investigation In Peru: More Confusing Reports

Nuevo artículo sobre el tema: Casos documentados de posible vínculo de sondeos sísmicos a varamientos de cetáceos

Referencias:

Bricelj et al., (2012), Trophic transfer of brevetoxins to the benthic macrofaunal community during a bloom of the harmful dinoflagellate Karenia brevis in Sarasota Bay, Florida, Harmful Algae, 16, 27-34.

Fenner's Veterinary Virology, (2011). Paramyxoviridae, Veterinary Virology.

Fire et al., (2008), Florida red tide and brevetoxins: Association and exposure in live resident bottlenose dolphins (Tursiops truncatus) in the eastern Gulf of Mexico, U.S.A., Marine Mammal Science, 24(4), 831-844.

Hall & Harwood, (2008), Mass Mortality, In Perrin et al.,  Encyclopedia of Marine Mammals, 2nd. edition, New York: Academic Press.

Richlen et al., (2010), The catastrophic 2008-2009 red tide in the Arabian gulf region, with observations on the identification and phylogeny of the fish-killing dinoflagellate Cochlodinium polykrikoides, Harmful Algae, 9, 163-172.