updated 3:49 PM CEST, Sep 27, 2016

La ballena varada en Marbella al Museo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La ballena al Museo Nacional de Ciencias Naturales

El Cetáceo tiene 20 metros de longitud y 20 toleladas de peso.

Ballena preparada para el transporte  a Doñana


¿Recuerdan el artículo que publiqué el día 7 de febrero sobre la muerte de una gran ballena en la playa de San Andrés, cerca de Puerto Banús, Marbella?

En "Las ballenas mueren...En el  Mediterráneo "comentaba la matanza y caza indiscriminada de ballenas por la flota ballenera japonesa, que este año ha sido un 47% menor que los pasados gracias a las accciones de interceptación de los grupos ecologistas Greenpeace y Sea Shepherd,  y también el varamiento y posterior muerte de esta hembra de rorcual común (balaenoptera physalus).

Pues bien, como decía en febrero, los técnicos del Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas de Andalucía (CREMA) del Aula del Mar de Málaga, que intentaron reanimarla sin conseguirlo, avisaron posteriormente a la Estación Biológica de Doñana (CSIC) al considerar que era un animal de interés científico...

Atuneros de Barbate descarnando la ballena Del cuerpo de la ballena, que ahora se encuentra en Doñana, en una zona protegida donde pasará la primera fase de putrefacción, se hizo cargo un equipo de taxidermistas, dirigidos por María Angeles Prieto, que realizan trabajos de elaboración de réplicas, taxidermia y limpieza y montaje de esqueletos.

Para el trabajo de limpieza de los huesos de esta ballena, se contó con un equipo de atuneros de Barbate, que se encargaron de descarnar la presa (dicen que son los mejores en estos menesteres).

Tras la primera fase de prutefacción la ballena pasará a un taller al aire libre, donde se procederá a una maceración de los huesos, un proceso muy lento, ya que se hace sólo con agua, y pretende que toda la carne y el cartílago desaparezcan, para que el color blanco del hueso no se torne amarillo con la exudación del sebo por el calor.

Una vez preparados todos los huesos se procede a reunirlos. Siendo, en este caso, tan grandes se ensamblarán por partes. Así se trasladarán al Museo de Ciencias Naturales (CSIC), en Madrid, para armarla completamente una vez dentro. La unión de los huesos se hace con acero inoxidable, y con poliuretano se imitan los cartílagos que faltan.

Para la conservación de las partes blandas, el corazón que pesa 300 Kg., el equipo de Maria Angeles Prieto cuenta con la ayuda e indicaciones de otros taxidermistas y los biólogos de Doñana.

Prometo que cuando esté montada en el Museo Nacional de Ciencias Naturales seré el primero en poner las fotos en internet.

Resumido y refundido de :      Público    (las fotos son de este diario)

Enlaces:           C R E M A | Aula del Mar     Museo Nacional de Ciencias Naturales