updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

Delfín choca intencionadamente contra la pared ¿Esto es normal?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
un delfín en Ocean Park de Hong-kong

Algunos ven este acto sucedido en el Ocean Park de Hong Kong como un intento de suicidio

El vídeo de un delfín golpeándose contra un muro de hormigón circula desde la semana pasada por internet. Aunque un comunicado de Ocean Park de Hong Kong en su página de Facebook indicó que este comportamiento era "normal" y frecuente para el viejo delfín hembra de 14 años llamado Pinky, tenemos motivo de preocupación para este tipo de incidentes y entendemos por qué el público estaba tan preocupado cuando se difundieron las imágenes.

Aunque es difícil discernir exactamente lo que se retrata en el video, lo que se desprende de la traducción y la foto es que un delfín chocó deliberadamente contra una pared en la instalación (algunos conservacionistas lo ven como un intento de suicidio). Aunque me gustaría decir que este es un caso raro, por desgracia, este tipo de incidentes son demasiado frecuentes.

delfín choca intencionadamente contra una paredEl confinamiento en cautiverio es una condición extremadamente antinatural y estresante para los delfines, y las consecuencias de este encierro se manifiestan en un comportamiento que puede ser perjudicial para la salud y el bienestar de estos animales. Aunque supuestamente en esta ocasión Pinky no murió o se lesionó a sí misma, este comportamiento está lejos de ser normal. A la única conclusión que podemos llegar, como reconoce el artículo en chino, es que hemos aprendido lo suficiente sobre estos individuos sensibles y conscientes de sí mismos para saber que deben dejar de estar en cautiverio.

Es inmoral y repugnante hacerlo a la luz de las alternativas disponibles para conocer y disfrutar de estos animales en su entorno natural, y teniendo en cuenta los métodos inhumanos necesarios para capturar, transportar y mantenerlos en cautiverio.

El cautiverio no es educativo, es cruel.

Si nos fijamos en las causas de muerte y enfermedad en los delfines cautivos, veremos que la mayoría de las muertes son causadas por enfermedades relacionadas con el estrés: neumonía, septicemia, aneurismas, ingestión de objetos extraños, paro cardíaco y shock, y una serie de otras dolencias. Más allá de estas enfermedades crónicas y causas de muerte en los delfines cautivos, otras causas de lesiones y muertes similares a este incidente en Ocean Park de Hong Kong incluyen a delfines que chocan en el aire durante las actuaciones y programas de natación con delfines (Sea World Orlando Dolphin Discovery); delfines saltando fuera de sus tanques sobre el hormigón, y delfines (y orcas) embistiendo contra su tanque y causándose lesiones o la muerte.

El estrés mental, emocional y físico que sufre una ballena o un delfín en cautiverio puede debilitar su sistema inmunológico y hacerlos propensos a enfermedades. A pesar de que las ballenas y delfines cautivos se mantienen en un ambiente libre de depredadores, mueren jóvenes por la contaminación y otras amenazas. La tasa de mortalidad infantil para las ballenas y los delfines también es mucho mayor en cautiverio. Las ballenas y delfines en cautiverio son entrenados para hacer juegos, día tras día, dándoles comida como recompensa en lugar de comportarse de forma natural. Cuando no responden al entrenamiento, a menudo se mantienen en tanques más pequeños que se ven en las piscinas durante los espectáculos. Separar a los animales puede acabar en estrés y agresión sin escapatoria posible.

delfines en cautiverio en Ocean Park de Hong-kong

Además, la captura silvestre de ballenas y delfines es brutal. Se rodean manadas enteras y la mayoría acaban muertos o heridos. Sólo se apresan los jóvenes en buena forma. Estas son las generaciones futuras para estas poblaciones silvestres ya vulnerables y su pérdida tiene un impacto muy negativo en la dinámica de grupo.

No tenemos ningún derecho a poner estas maravillosas criaturas en cautiverio. Ballenas y delfines en cautiverio no son ni educación, ni conservación, tal comportamiento perturbador es un subproducto de la tensión y el confinamiento, y es común entre los delfines que aparecen en instalaciones de cautiverio.

Comprender la individualidad y las necesidades sociales, biológicas y psicológicas de estos animales apoya su derecho a la libertad contra la captura, el confinamiento y el daño. No podemos leer la mente de estos animales, pero sabemos lo suficiente como para validar sus emociones, su capacidad de sufrir (sensibilidad), sus necesidades y su derecho a una vida libre de dolor, estrés y la manipulación para nuestro entretenimiento.

Artículo original: courtney.vail, "Dolphin Slams into Wall at Ocean Park Hong Kong: Is this Normal?"