updated 11:21 AM CET, Dec 9, 2016

Carne de Ballena para la tripulación

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

great whale trail expedition

Greenpeace no hará campaña ballenera este año en el Antártico

Sus esfuerzos se centrarán en el mismo Japón

carne de ballena de contrabando Según un e-mail recibido de Greenpece International comunican que este año no van a participar con sus barcos en "la guerra de las Ballenas" en el Océano Atlántico Austral. Sus esfuerzos se dirigirán hacía el trabajo en Japón, donde quieren que la pesca de Ballenas sea terminada para siempre y donde dos de sus activistas han estado en prisión por exponer el escandalo y la corrupción en la industría de la pesca de Ballenas.

Dar la vuelta al procesamiento político de estos dos activistas en Japón contra las facciones de la pesca de ballenas de Tokio, se convertirá en el foco central de una campaña total de movilización contra la caza de Ballenas por el gobierno japonés en el Santuario de Ballenas del océano meridional.

Esta es la historia de los dos activistas detenidos por el gobierno japonés:

El 15 de mayo de 2008, investigadores de Greenpeace descubrieron que había un contrabando de grandes cantidades de carne de Ballena en el ballenero "Nisshin Maru", cajas que disfrazadas como bagaje personal, y “cartulina etiquetada” o “materia salada”, eran llevadas a los hogares privados de los tripulantes.
caja con carne de ballena

Los activistas Junichi Sato y Toru Suzuki de Greenpeace interceptaron una caja, y descubrieron que contenía carne de Ballena valorada en hasta US$3,000. Era una de cuatro cajas enviadas a la misma dirección. Lo denunciaron ante el querellante público (fiscalía) de Tokio como evidencia de la malversación. Una rueda de prensa pública de Greenpeace despertó la atención nacional en Japón, y una promesa del querellante público a “investigar completamente” las cargas.

junichi satotoru suzukiPero en su lugar, Junichi y Toru fueron arrestados por robar la caja de carne de Ballena, y la investigación del escándalo fue abandonada por la oficina del querellante público de Tokio ese mismo día; estaba claro que los dos acontecimientos estaban conectados, y que ambos fueron por motivos políticos. Aunque Junichi y Toru habían proporcionado una cooperación completa a la policía, esta se tomó unas cinco semanas para hacer las detenciones, y cuando lo hicieron, 40 oficiales atacaron la oficina de Greenpeace Japón.

Los activistas de Greenpeace comprendieron su inminente detención por las noticias de la TV el mismo día en que el caso de la malversación fue abandonado. En el día de hoy Junichi y Toru  todavía están en libertad bajo fianza, pero con restricciones - no se les permite comunicarse directamente con otros colegas de Greenpeace. Su caso se lleva a cabo (con una audiencia cada mes) durante el resto de 2008, y en 2009, y su situación parece destinada a seguir siendo la misma.

oriental-bluebird.jpg

El próxino 10 de diciembre el mundo celebrará el 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Coincidiendo con ese día, Greenpeace realizará en su delegación de Japón un acto de censura política contra la detención de Junichi y de Toru, y también para decir a las autoridades que los participantes son también complices en el trabajo en defensa de las Ballenas.

Anima Greenpeace en el e-mail a participar -en persona o virtualmente- y enviarán nuevas noticias sobre ello en breve, que oportunamente comunicaré.


Continuan en su e-mail: "Sabemos que la decisión para no enviar una nave al océano meridional, pues tenemos nueve campañas desde 1989, será decepcionante para muchos. Pero tan importantes son las acciones para proteger a las Ballenas individualmente, como el trabajo para construir una resistencia doméstica (local) a la pesca de ballenas en Japón como misión más esencial. Creemos que con un desafio a los intereses de la pesca de Ballenas en su propio césped (jardín), exponiendo la corrupción y el coste del programa público que financia la pesca de Ballenas con cargo al contribuyente japonés, y junto con el engaño que se ha hecho al pueblo japonés por llamarlo un “programa científico”, terminaremos con la pesca de Ballenas para siempre".

Nisshin Maru y Oriental BluebirdFirma: Para las ballenas, Sara Holden.


Ya la semana pasada y en una acción de denuncia en Panamá consiguieron que el barco de aprovisionamiento "Oriental Bluebird" fuera desembanderado y multado como resultado de una decisión legal por parte de las autoridades de Panamá. Greenpeace reclamó al Gobierno del Japón que respete las leyes internacionales, que saque de operación al barco y termine con las operaciones de caza de ballenas en la Antártida.


El "Oriental Bluebird", utilizado para aprovisionar de combustible a la flota ballenera, y transportar la carne de las ballenas a Japón, fue multado por las autoridades panameñas con la máxima penalidad aplicable ($10.000), luego de determinarse la violación de una serie de leyes domésticas e internacionales relacionadas con la seguridad de la vida humana en el mar y la preservación del medioambiente marino.

nisshin-maru.jpg
“El Oriental Bluebird se ha vuelto un barco desterrado, y sus dueños están buscando un nuevo estado de bandera, que le perdone sus violaciones a los tratados medioambientales. Sería una burla a las leyes internacionales si Japón continúa utilizando los servicios de este barco”, manifestó Sara Holden, Coordinadora de la Campaña de Ballenas de Greenpeace Internacional. “Estamos muy satisfechos porque la República de Panamá ha hallado culpable a este barco. Japón ahora debe hacer lo mismo, no solo retirar al Oriental Bluebird, sino también retirar a toda la flota ballenera. La comunidad internacional tiene la responsabilidad de exigir esto a Japón.”

Japón ha ratificado un tratado internacional que busca terminar con las prácticas de re-embanderamiento de barcos con el objetivo de evadir leyes medioambientales internacionales. El tratado impide a Japón autorizar a un barco a participar en la explotación de recursos marinos vivos por al menos tres años, si el barco ha cambiado su bandera luego de ser hallado culpable de quebrantar medidas de conservación internacionales.

La flota ballenera, incluyendo al Oriental Bluebird, se halla en este momento amarrada en el puerto de Shimonoseki, desde donde está previsto que en las próximas semanas se inicie la mal llamada “caza científica” de ballenas.

Ballena minke
“El programa de caza de ballenas amenazadas de extinción, dentro de un área que es un santuario, ha demostrado no tener bases científicas ni económicas, ahora también se ha probado que utiliza barcos ilegales, ¿qué otra evidencia es necesaria para que esta actividad sea suspendida?”, manifestó Milko Schvartzman, Coordinador de Campaña en Latinoamérica.

Greenpeace ha navegado al océano meridional en defensa de las ballenas nueve veces.



En 2006 el cable de un arpón pasó sobre las cabezas de los activistas y tiró a un miembro del equipo a las aguas congeladas del antártico. Los balleneros golpearon a su naves dos veces, pegaron a uno de los miembros del equipo con un poste del metal y utilizaron el cañón de agua de alta potencia contra ellos. A pesar de esto, salvaron 82 ballenas de su contingente de pesca.

cañones de aguaEn 2007 la campaña ballenera fue interumpida brevemente por un fuego a bordo del "Nisshin Maru", y Greenpeace proporcionó ayuda de la emergencia a los balleneros.

En 2008 los balleneros huyeron de la nave Esperanza de Greenpeace por 14 días consecutivos, ahorrando las vidas de más de 100 ballenas.

Este año, piensan que concentrando todos sus esfuerzos y recursos en parar la pesca de Ballenas desde Japón, pueden hacer más que solo con la defensa de Ballenas individuales, y realmente poner final a la pesca de Ballenas en el Océano meridional para siempre.

Si quieres apoyar la causa de Junichi Sato y Toru Suzuki puedes enviar un e-mail para unirte a los defensores de las ballenas: Japón:Si defender las ballenas es un crimen, arrestenme a mi también

Enlaces:
Noticia sobre el Oriental Bluebird:    Mar de Cetáceos       Greenpeace International
Fund for Animal Welfare (IFAW)
Espectaculares fotos en un Slideshow con narración en inglés: The Great Whale Trail Expedition

Colabora con el Gran Viaje de las Ballenas