updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Ballenas varadas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

calderones varados en Tasmania

Cientos de ballenas encallan en Tasmania

También un ejemplar de Yubarta en Doñana

calderones varados en Tasmania
Esta última semana se han sucedido varias noticias sobre varamiento de ballenas. En dos ocasiones en las costas de Tasmania (Australia) y una ballena Yubarta en nuestras playas de Doñana.

Ayer día 29/11/2008 al menos 150 ballenas murieron al quedar encalladas en una playa de la costa oeste de la isla de Tasmania (Australia) a pesar de los esfuerzos de los servicios costeros, que consiguieron devolver a algunas al océano, también los miembros de la comunidad local y autoridades del Gobierno trataron de rescatarlas, pero la mayoría de los animales había resultado gravemente heridos por las rocas de la costa.

El portavoz del Departamento de Industrias Primarias y Agua, Warwick Brennan, ha señalado hoy, citado por los medios locales, que las autoridades lograron, no obstante, conducir a unas 30 ballenas lejos de la bahía.

Las ballenas piloto o globicéfalos negros son mamíferos marinos de la familia de los delfines cuya cabeza tiene un bulto en la parte delantera y pueden alcanzar los cinco metros de largo, y son la especie más pequeña de esta familia zoológica.

Ballenas varadas en Tasmania

La semana pasada, 64 ballenas piloto quedaron encalladas en otra playa de la costa noroccidental de Tasmania. Un grupo de unas 60 personas, formado por biólogos y voluntarios, salvaron a 11 de las ballenas varadas, pero fallaron en devolver al mar a otros 53 ejemplares hallados junto con ellas, que murieron en la arena.

"El rescate comenzó trasladando a 12 de las ballenas piloto (también conocidas como calderón común) desde la playa de Anthony, donde fueron halladas, hasta la de Godfrey, a 17 kilómetros de distancia", según informó el jefe del Servicio de Parques y Fauna de la costa oeste de Tasmania, Chris Arthur.

"Desafortunadamente, uno de los cetáceos murió mientras lo devolvíamos al agua", dijo Arthur.

ballena varada
Este grupo de ballenas estaba formado por ejemplares jóvenes y sus madres, y durante las primeras horas críticas se temió que podrían volver a desorientarse y quedar varados, pero, por medio de unos  chips de seguimiento colocados por los biológos en algunos de los cetáceos, se realizó un rastreo aéreo de la zona para vigilar el progreso del grupo y no solamente sobrevivieron después de su aventura traumática, sino que también se encontraron con un grupo más grande y viajaron con él.

Los ejemplares muertos serán analizados y después incinerados para evitar infecciones en la playa.


Los casos de ballenas varadas ocurren de manera periódica en Australia y Nueva Zelanda por razones que no han sido descubiertas y la razón por la que estos animales se precipitan en masa hacia las costas australianas sigue siendo una incógnita para los científicos.

Un estudio del departamento de biología marina de la Universidad de Tasmania concluyó que estos casos masivos eran cíclicos, ocasionados por un aumento de la fuerza de los vientos dominantes del oeste cada 12 años, sobre las aguas del océano Indico, cerca de la Antártida.

En nuestro país, para salvar a la ballena varada en Doñana fueron necesarios dos intentos, tras uno primero fallido, pero finalmente consiguió volver al mar a las 14:45 horas de ayer. 

Yubarta varada en Doñana
Esta ballena de la especie 'Yubarta' y siete metros de longitud llegaba a la playa de Doñana la madrugada del sábado 29/11/2008 , muy cerca de Torre Carboneras, después de que, al parecer, quedara enmallada en una red de pesca. Allí permaneció hasta cerca de las tres de la tarde, cuando las intensas labores de una docena de efectivos lograron devolverla al mar.

El animal permaneció casi ocho horas en la playa y para impedir que se ahogara se creó a su alrededor una especie de piscina (para lo que hicieron falta dos excavadoras), en la que efectivos de la Estación Biológica de Doñana, así como de la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) y de la Guardia Civil lograron mantenerla hidratada. Había que esperar a que volviera a subir la marea para que la propia inercia y el empuje de los efectivos devolvieran la libertad a la ballena, en su propia hábitat.


El director del Espacio natural de Doñana, Juan Carlos Rubio, que siguió de cerca las labores de rescate, confiaba en que hubiera habido suerte y la ballena no tuviera lesiones internas, ya que se trata de un animal "inmaduro", a pesar de que destacó que en todo momento puso de su parte, "aleteando para colaborar y salir al mar. Era totalmente consciente de que se le estaba ayudando", precisó.

Yubarta varada en DoñanaLos técnicos recibieron con sorpresa la llegada de la 'Yubarta'. Primero porque se trata de un animal que suele viajar en grupo, y, segundo, porque es una especie que no es habitual, sino peculiar. De hecho, es la primera de la que se tiene constancia que haya varado en la playa atlántica de Doñana en los últimos tres años, desde que lo hiciera un ejemplar de roncal en 2005.

Aunque no se ha podido definir la edad del animal podría no superar los dos años, ya que es a esta edad cuando suelen alcanzar los 9 metros de largo.

La Yubarta o jorobada es una especie protegida desde 1967 y se calcula que hoy en día existen menos de 10.000 ejemplares que pueden alcanzar una longitud de hasta 20 metros.

Ver también: Más de 200 cetáceos varados de nuevo en Tasmania (Marzo 2009)
 
Imágenes en B.N. de Huelva Información