updated 8:41 PM CEST, Sep 27, 2016

¿Angry Birds? Gaviotas implicadas en la muerte de ballenas bebé

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

gaviota picotea a una ballena

Aumenta el hostigamiento de las gaviotas a las ballenas francas en la Península Valdés

Cientos de ballenas bebé murieron en las costas de Argentina entre 2003 y 2014, y las gaviotas pueden haber desempeñado un papel en su muerte, sugiere un reciente estudio.

Si bien se podría pensar en las gaviotas como meras plagas graznando en masas de plumas que se ciernen sobre la playa a la espera de avistar una comida - estas aves representan una amenaza grave para varias especies de animales, incluyendo la ballena franca austral (Eubalaena australis).

El hostigamiento de las gaviotas a las ballenas francas en la Península Valdés, Argentina, se ha observado desde la década de 1970. Fue entonces cuando las gaviotas cocineras (Larus dominicanus) fueron vistas por primera vez picoteando la piel y la grasa de los lomos de las ballenas hembras adultas que utilizan este lugar protegido frente a la costa atlántica de Argentina como sitio de parto.

situación de Península Valdés, ArgentinaDesde entonces, los investigadores de las universidades e instituciones de conservación en la Argentina y los Estados Unidos han monitoreado el comportamiento de las gaviotas. Sus más recientes observaciones de continuo hostigamiento de las gaviotas a las ballenas francas - y el potencial enlace de este comportamiento al aumento de las muertes de los ballenatos - se publicaron el mes pasado (21 de octubre) en la revista PLoS ONE.

El luchador comportamiento alimentario de las gaviotas cocineras ha empeorado progresivamente desde que se documentó por primera vez, dijo Victoria Rowntree, profesora asociada de investigación en el departamento de biología de la Universidad de Utah y uno de los autores del nuevo estudio.

Sin embargo, la relación entre gaviotas y ballenas francas comenzó inocentemente. Las aves se ciernían sobre los gigantes mamíferos cuando saltaban o salían fuera del agua para respirar, dijo Rowntree. Cuando se desprendían algunos trozos de piel muerta de la ballena, flotaban a la superficie y proporcionaban una sabrosa merienda para las gaviotas, dijo. Sin embargo, hace varias décadas, las gaviotas adaptaron este comportamiento para incluir el picoteo a las mismas ballenas cuando salían a la superficie.

"Un estudiante de posgrado [Peter Thomas] al observar a las ballenas se dio cuenta de que las gaviotas habían empezado a aterrizar en el lomo de las madres y picotearlas, haciendo un agujero", dijo Rowntree. "Luego, en ataques posteriores en toda la temporada, harían el agujero más grande".

Estos agujeros o lesiones llegaron a ser grandes óvalos, que a veces se extendían hasta el centro del enorme lomo de las ballenas (las ballenas francas hembra crecen alrededor de 49 pies, o 15 metros, de largo, desde la cabeza hasta la cola). Pero a partir de la década de 1990, algo cambió: Las ballenas madre comenzaron a defenderse contra los ataques de las aves, manteniendo la espalda bajo el agua cuando saltaban, dijo Rowntree. Esta fue una buena noticia para las ballenas francas madre, pero una mala noticia para sus bebés, agregó.

"Desde cero a tres meses de edad los ballenatos no saben cómo mantener sus lomos bajo el agua", dijo Rowntree. "Sus lomos son demasiado pequeños para arquearse y, ahora, los objetivos principales de las gaviota son los bebés recién nacidos".

heridas en la espalda de las ballenasEn la década de 1980, cuando las ballenas madre todavía eran los objetivos principales de las gaviotas, la media de ballenatos tenía sólo dos pequeñas lesiones en el lomo. Pero, para la década de 2000, el número promedio de lesiones en la espalda de las crías había aumentado a 20. Un ballenato que había sido picoteado en repetidas ocasiones por las aves tenían lesiones que cubrían el 19 por ciento de su espalda, encontró el estudio.

El aumento de las lesiones en ballenatos en los últimos años está vinculado no sólo a una disminución de las lesiones en las ballenas madre, sino también a un aumento en la frecuencia de los ataques de gaviotas, según el estudio, que establece que este tipo de ataques se han incrementado "considerablemente" más las últimas tres décadas. Parejas de madre-cría pueden gastar hasta el 20 por ciento de las horas del día ocupándose de este tipo de ataques, dijo Rowntree.

Causa de la muerte: desconocida

Pero, ¿este aumento en los ataques de gaviota (y, por tanto, de ballenas bebé heridas) está realmente vinculado a un aumento en las muertes de las crías?. Esa es la pregunta que los investigadores están tratando de responder. Al menos 626 ballenatos de franca murieron cerca de Península Valdés entre 2003 y 2014, pero los autores del estudio no están seguros de por qué perecieron tantos animales.

Pero los datos recogidos por los autores del estudio confunden el tema. Mientras que la severidad de las lesiones de ballenas francas bebé ha aumentado moderadamente de año en año, se ha producido una variación grande de año a año en las muertes de la crías desde el año 2000. En otras palabras, más heridas no significan necesariamente más muertes de ballenatos en cualquier año dado.

Hay una serie de hipótesis sobre cómo podría contribuir el constante acoso de las gaviotas, junto con las heridas que causan estos animales, a la tasa de mortalidad de ballenas juveniles. Por un lado, los investigadores sugieren que hacer frente a los ataques casi incesantes deja poco tiempo o energía para la lactancia o el juego, los cuales son importantes para el desarrollo saludable de los ballenatos.

gaviota picotea a una ballena

El estrés constante causado por las gaviotas y las heridas abiertas que infligen también podría inhibir la capacidad de un juvenil para defenderse de otras amenazas, como la deshidratación, la infección parasitaria o incluso el hambre (una ballena bebé se alimenta de la leche de su madre, que podría ser disminuida mientras utiliza todos las reservas de grasa que huir de los ataques de las gaviotas).

Para apoyar estas hipótesis, los autores del estudio señalaron otras investigaciones recientes sobre los horribles hábitos alimenticios de las gaviotas cocineras en otra parte del mundo. En Namibia las gaviotas picotean los ojos de los lobos marinos del Cabo juveniles, y los hacen altamente vulnerables a repetidos ataques en los que las gaviotas consumen piel y grasa de los bebés foca. Esta investigación sugiere que los ataques de las gaviotas cocineras podrían potencialmente conducir a la muerte de los mamíferos marinos "jóvenes" que no pueden recuperarse fácilmente de las lesiones causadas por las gaviotas, según los autores del nuevo estudio.

Ya sea que las gaviotas son directamente responsables de la muerte de tantas ballenas bebé sigue siendo un misterio, pero una cosa es cierta: Estas aves son, si no otra cosa, "oportunistas exitosas", dijo Rowntree.

Artículo científico: Increased Wounding of Southern Right Whale (Eubalaena australis) Calves by Kelp Gulls (Larus dominicanus) at Península Valdés, Argentina