updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Ballenas mueren por asfixia al comer lenguados

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

ballena piloto de aleta larga (Globicephala melas)

Las ballenas piloto de aleta larga no suelen nadar en el Mar del Norte meridional

Dos ballenas piloto de aleta larga o calderón común murieron a lo largo de la costa holandesa el invierno pasado después que unos lenguados quedasen atascados en los respiraderos de las ballenas (espiráculos) y asfixiaron a los mamíferos gigantes, halla un estudio reciente.

La asfixia del espiráculo debido a los peces es rara, y los investigadores lo llamaron una "situación perder-perder", debido a que tanto la ballena como los peces planos, que eran lenguados comunes (Solea solea), murieron durante el evento.

"Las ballenas seguramente se estaban alimentando de ellos. Simplemente salió mal", dijo la investigadora principal del estudio, Lonneke IJsseldijk, bióloga y miembro de la facultad de medicina veterinaria de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos. "Lo que creo que pasó es que los lenguados estaban presentando una dura pelea y se atascaron, y los dos animales murieron".

situación del Mar del NorteLas ballenas piloto de aleta larga (Globicephala melas) no suelen nadar en el Mar del Norte meridional, la masa de agua en medio del Reino Unido, Europa del Norte y el sur de Escandinavia, dijo IJsseldijk. Así que la gente se dio cuenta cuando el 10 de noviembre de 2014 fue vista cerca de Norfolk, Inglaterra, una manada de 20 a 40 ballenas.

Tres días después, la manada fue descubierta en aguas poco profundas de la costa de Bélgica, un curioso lugar para aventurarse una especie típicamente de aguas profundas. De hecho, un grupo de voluntarios del Reino Unido corrió para evitar un varamiento masivo cuando las ballenas intentaron entrar al norte en aguas poco profundas del Támesis en Essex el 18 de noviembre.

Un triste espectáculo saludó a los científicos el 20 de noviembre, cuando se encontraron con una hembra juvenil varada muerta en el río Blackwater en Essex. La necropsia (autopsia de los animales) mostró que el animal estaba "extremadamente demacrado" y tenía meningoencefalitis o hinchazón en el cerebro y las meninges (membranas especiales que cubren el cerebro).

Las ballenas piloto son animales altamente sociales y a menudo se quedan con los miembros de la manada enfermos o heridos, dijo IJsseldijk. Tal vez la manada siguió a la ballena hembra enferma hasta el Mar del Norte meridional, dijo IJsseldijk.

Sin embargo, los calamares de aguas profundas del océano y los peces que las ballenas piloto comen normalmente no están disponibles en el menos profundo Mar del Norte sur. Así que las ballenas habrían comido otros peces, incluyendo el lenguado común, lo que probablemente llevó a la muerte de esas dos ballenas de la manada, hallaron los investigadores.

Asfixia por peces planos

El desastre golpeó la manada de ballenas en diciembre de 2014 y enero de 2015. Funcionarios holandeses encontraron un juvenil macho de 12.6 pies de largo (3.85 metros) y, más tarde, una hembra adulta muerta de 14,7 pies de largo (4,5 m) varada en la costa de los Países Bajos.

El macho tenía un pez de 13,6 pulgadas de largo (34,6 centímetros) atascado en su espiráculo. La hembra sufrió un destino similar, con un pez de 10,8 pulgadas de largo (27,5 cm) en su espiráculo y otro en el esófago, lo que sugiere que estaba comiéndoselos antes de morir.

lenguado e el espíraculo de ballena piloto macho

lenguado común (Solea solea) extraído de ballena piloto hembra

Es imposible decir definitivamente lo que realmente mató a las ballenas, ya que nadie las vio morir. Pero la necropsia no encontró ningún otro problema que amenazase la vida de las ballenas, lo que sugiere que murieron a causa de asfixia, dijo IJsseldijk.

La anatomía de la ballena puede explicar cómo sucedió esto. Cuando las ballenas piloto tragan un pez, la presa suele ir a la derecha o a la izquierda de la laringe de las ballenas. Pero si la presa es grande, las ballenas pueden dislocar su laringe para crear más espacio para tragar un grande y sabroso bocado.

Si se disloca la laringe, es posible que las presas vivas - especialmente un lenguado común flexible y luchador - lleguen a las fosas nasales. En este punto, la ballena probablemente "tosió", forzando el aire a través de las fosas nasales para expulsarlo, dijo IJsseldijk. Pero eso sólo produjo que se atascase en el respiradero de la ballena, dijo.

"El pescado era demasiado grande para pasar", dijo ella. "Cuando me enteré [durante la necropsia] que los peces estaban realmente atascados. Tuve que forzar para sacarlos".

El único otro caso registrado debido a asfixia por una especie Globicephala se remonta a una fecha de 1581, cuando una ballena piloto quedó varada en los Países Bajos después de que se "ahogó con un salmón", de acuerdo a un informe de más de 400 años de antigüedad.

Sin embargo, las marsopas (Phocoena phocoena), así como el delfín mular (Tursiops truncatus) son conocidos por asfixiarse por los peces que se introducen en los conductos nasales de esos animales, dijo IJsseldijk.

El hallazgo es alarmante porque si otras ballenas salen de sus hábitats naturales - para acompañar a un miembro enfermo de la manada, escapar de la contaminación acústica o responder al cambio climático - una manada podría terminar en una zona con una presa desconocida que en última instancia podría asfixiarles, dijo.

"Los animales cometen errores, al igual que lo hacen los humanos", dijo Robin Baird, un biólogo investigador en Cascadia Research Collective, una organización científica y de educación no lucrativa con sede en en Olympia, Washington, que no participó en el estudio.

"Las ballenas piloto son animales de aguas profundas, y no se encuentran típicamente en la plataforma continental", dijo Baird. "Creo que al entrar en aguas poco profundas, por cualquier razón, se pusieron en una situación de comer cosas de las que normalmente no se alimentan y, obviamente, las consecuencias no deseadas de eso".

El estudio fue publicado en línea el 18 de noviembre de la revista PLoS ONE: Fatal Asphyxiation in Two Long-Finned Pilot Whales (Globicephala melas) Caused by Common Soles (Solea solea)