updated 9:58 AM CEST, Jul 18, 2018

El lado oscuro de los delfines

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El lado oscuro de los delfines - 5.0 out of 5 based on 3 votes
Loading...

delfines saltando

Los tiernos y delicados delfines son asesinos en secreto

Los delfines son inteligentes. Cualquier persona que los ha visto realizando trucos sabrá esto.

Para los que dudan, hay un número extraordinario de estudios sobre su cognición. La mayoría de ellos se centran en el tipo más común y conocido de delfines: El delfín mular o de nariz de botella (Tursiops truncatus).

En un estudio clásico publicado en 1984 los investigadores entrenaron a un delfín mular hembra llamada Akeakamai para imitar los sonidos generados por un ordenador. Los sonidos electrónicos, y las respuestas de Akeakamai, fueron notablemente similares.

A continuación, los biólogos comenzaron a vincular estos sonidos a objetos como un aro, un tubo, un frisbee o una pelota. Akeakamai fue rápida en averiguar la conexión y hacer la vocalización apropiada para cada objeto. En esencia, lo que había aprendido era un nuevo vocabulario.

Los delfines salvajes logran hazañas similares. Cada delfín tiene su propia firma de silbido, que actúa como un nombre.

Cuando los investigadores producen versiones sintéticas de estas llamadas, los delfines responden a los aparatos de sonido como si supieran quién les está llamando.

delfín mular o de nariz de botella (Tursiops truncatus)

También se recuerdan unos a otros. Un estudio de 2013 reveló que los delfines en cautiverio pueden recordar los silbidos durante muchos años, a veces décadas. En un caso, una hembra en el Zoo de Brookfield llamada Allie, respondió claramente a las grabaciones de sonido de otro delfín llamado Bailey con sede en Bermudas, a pesar de que no se habían visto desde hace más de 20 años.

Aún más impresionantemente, en 2001 dos delfines nariz de botella en el acuario de Nueva York aprobaron la "prueba del espejo".

Después los investigadores extrajeron patrones y formas de la piel de los animales utilizando "una tinta negra temporal no tóxica". Los delfines nadaron rápidamente hacia un espejo y pasaron largas temporadas estudiándose a sí mismos. Esto sugiere que pueden reconocerse a sí mismos, al menos hasta cierto grado, algo que sólo puede hacer un puñado de especies.

Toda esta inteligente brillantez puede haber contribuido al aumento del culto delfines dentro del movimiento New Age y más allá. Pero los estudios también han revelado otro lado más oscuro de los delfines. No sólo se comportan como Flipper.

madre delfín y cría

"Son muy inteligentes, pero al igual que los seres humanos pueden ser desagradables y confabuladores", dice Richard Connor, de la Universidad de Massachusetts en Dartmouth y co-director de The Dolphin Research Alliance.

Cuando se trata de la época de cría, existe una gran competencia por las hembras. En la década de 1980, Connor y sus colegas fueron los primeros en documentar a un delfín mular macho agrupando agresivamente un "rebaño" de hembras fértiles en Shark Bay, Australia.

"Un evento de pastoreo comienza cuando dos o tres machos capturan una hembra", escribieron los investigadores en un documento de 1992. Los machos lo hacen corriendo hacia ella. "Durante la observación de una persecución, el acoso y la agresión continuaron durante 85 minutos y se cubrieron 7 km".

Con más observaciones se hizo evidente que estas asociaciones entre los machos eran increíblemente numerosas. Pequeños grupos de machos eran generalmente parte de "super-alianzas" de mayor tamaño de hasta 14 machos.

También está claro que las hembras no son particularmente participantes dispuestas. "La agresión masculina hacia una consorte incluía la persecución, golpear con la cola, tirones en la cabeza, cargas, mordiscos o golpear a la hembra", escribieron Connor y sus colegas en su artículo 1992.

Las hembras con frecuencia se "defendieron", pero sólo lograron escapar a los machos una vez cada cuatro intentos. "En el transcurso del año, una hembra será reunida por parte de diversas alianzas durante muchos meses diferentes", escribieron Connor y sus colegas.

Los decididos esfuerzos de la hembra para escapar del control de estos machos pueden ser el resultado de otra siniestra verdad acerca de los delfines.

Durante 1996 y 1997, 37 jóvenes delfines nariz de botella aparecieron varados en las playas de Virginia. Superficialmente no parecía haber nada malo en ellos, pero la autopsia reveló evidencia de "severos traumas por objetos contundentes".

Las lesiones estaban principalmente en la cabeza y en el pecho y "fueron prominentes múltiples fracturas de costillas, laceraciones pulmonares y contusiones de tejidos blandos", según un estudio publicado en 2002.

Había un montón de pruebas de que los delfines adultos fueron responsables de las muertes. En particular, uno de los investigadores vio "varios eventos conductuales que benignamente describió 'lanzamiento al aire de la cría' en las aguas cercanas a la costa de Virginia Beach".

lanzamiento al aire de una cría de delfín

Lanzar a las crías al aire suena como un juego divertido, pero también podría ser una manera en que los machos adultos golpean hasta la muerte a los delfines bebé no relacionados con ellos, por lo que sus madres van a volver a entrar en celo. En 2013 los investigadores vieron delfines machos atacar a una cría recién nacida, aunque en este caso parece haber escapado.

Si el infanticidio es de hecho un peligro real y presente en la sociedad de los delfines, una hembra haría bien en aparearse con una gran cantidad de diferentes machos de varias alianzas, dice Connor. De esta manera, los machos no sabrían si eran el padre de su cría y sería menos probable que la matasen. "Ella no quiere tener sus movimientos controlados", dice.

Hay una sorpresa más que acecha en el comportamiento de apareamiento de los delfines. Un análisis de paternidad de 2004 de la población de Shark Bay reveló que de vez en cuando practican el incesto.

Un macho, conocido como BJA, fue padre en 1978 sólo para reproducirse con su propia hija en 1993, 15 años después.

trio de delfines

"Hemos visto a un macho, la cría y su madre como parte de un trío", dice Connor. En línea con esto, un estudio publicado en 2010 confirmó que la tasa de endogamia en esta población es mayor de lo esperado por el azar.

Relacionada: ¿Qué hacer si eres acosada por un delfín?

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar