updated 9:29 PM CEST, Sep 26, 2016

Tras 680 asesinatos en la Antártida, regresan los balleneros japoneses

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El ballenro japonés Yushin Maru, arponea una ballena

No consiguieron su objetivo de matar casi 1.000 ballenas

Shea Shepherd lanza en junio la "Guerra de las Ballenas II"

ballena transportada con una grua

La Agencia Nacional de Pesca japonesa ha anunciado hoy la vuelta a su puerto de origen de la flota ballenera.

Como resultado de los violentos enfrentamientos con los activistas de la organización Sea Shepherd, en contra de la caza de ballenas, que se produjeron al principio de la campaña en la Antártida, con daños en algún buque japonés (ver "Australia no ayuda a las Ballenas "), la temporada de caza de ballenas ha terminado con capturas muy por debajo de su objetivo, han dicho los funcionarios.


Tres buques han atracado hoy lunes 13 de abril de 2009 en Shimonoseki, una ciudad portuaria a unos 800 kilómetros al suroeste de Tokio, el barco nodriza es esperado este martes. Otros dos barcos regresaron a Japón la semana pasada.

Los funcionarios dijeron que los seis buques habían capturado 679 ballenas minke y un rorcual común durante sus cinco meses de caza, un objetivo alejado de las 935 ballenas minke y 50 ballenas rorcuales que tenían previsto capturar al inicio de la campaña que se inició en noviembre en busca de ballenas que estudiar con "fines científicos" (ver "Japón inicia en secreto la cacería de ballenas ").

Tres naves tuvieron que volver anticipadamente, tras enfrentamientos en mar abierto con los activistas de Sea Shepherd. Algunos de los buques tenían rotas sus barandillas y grandes arañazos en algunas partes como resultado de estos acosos, dijo la Agencia de Pesca. El mal tiempo y las escaramuzas con los activistas contra la caza de ballenas ha significado que la flota no pudo llevar a cabo la caza de ballenas durante un total de 16 días, añadieron.

"Esta temporada de captura se redujo como consecuencia de la injerencia de los manifestantes", dijo Shigeki Takaya, un portavoz del organismo.

Sea Shepherd persiguió a la flota japonesa a lo largo de más de 3.200 kilometros en Océano Antártico, retirándose en febrero después de los intercambios cada vez más hostiles entre las dos partes. El capitán Paul Watson,  principal protagonista de la campaña de lucha contra la caza de ballenas, dijo entonces que su barco, el Steve Irwin, abandonó la persecución porque el riesgo de lesiones graves en el mar era demasiado grande.

El operador de la flota ballenera japonesa acusó a los activistas de la escalada de los ataques perpetrados hacía dos buques balleneros japoneses con botellas de vidrio llenas de ácido. Kazuo Yamamura, el presidente de Kyodo Senpaku Kaisha, la empresa que gestiona la flota, dijo que estaba molesto por los daños presuntamente causados a sus buques por Sea Shepherd. "Estoy enfurecido, y mi sangre está hirviendo de ira", dijo a los reporteros.

carne de ballena minke en un mercado japonésFuncionarios japoneses también han descrito a los ambientalistas como "terroristas" y "piratas", y exigieron al gobierno australiano tomar medidas contra ellos.

Recuerdo lo ya dicho en otros artículos sobre el tema: Japón detuvo oficialmente la caza comercial de ballenas después de haber aceptado una moratoria mundial de la Comisión Ballenera Internacional en 1986, pero comenzó lo que denomina un programa de caza de ballenas con fines de "investigación científica" al año siguiente.

Si bien la carne de ballena ya no es un alimento común en el país, la carne de esta caza se vende en los supermercados japoneses y restaurantes de lujo.

Japón también ha acusado a las naciones occidentales de no respetar lo que dice es una cultura histórica de la caza de ballenas.

Sea Shepherd, por otra parte,  anunció el viernes pasado el extreno en la cadena Animal Planet para el próximo 5 de junio de la segunda parte de la "Guerra de las Ballenas".

En un editorial de su página web Paul Watson explica que: "durante tres meses en los más remotos y hostiles mares del mundo con un millar de horas de vídeo grabadas para el año 2009 se visualizarán los viajes de Sea Shepherd para defender a las ballenas de las actividades ilegales de la flota ballenera japonesa".

La segunda parte de la "Guerra de las Ballenas" será incluso mucho más intensa, dramática y entretenida que la primera parte, debido a que la campaña 2008/09 fue más intensa que en años anteriores. Los balleneros japoneses se han vuelto más frustrados, enojados y agresivos, y el conflicto se ha intensificado considerablemente.

Paul Watson de Sea ShepherdLa serie constará de por lo menos 10 horas de emisión y posiblemente más tiempo.

Los balleneros japoneses odian que se efectue este espectáculo, de manera comprensible, y han intentado presionar a Animal Planet para cancelarlo. Incluso obligaron a la Policía Federal de Australia a confiscar las cintas de vídeo cuando el buque Steve Irwin volvió a Tasmania. Afortunadamente, las cintas se habían copiado y la policía devolvió los originales tres semanas más tarde. Esta medida ha sido contraproducente para los japoneses, pues añade el elemento de una redada de la policía federal para aumentar el espectáculo y el drama en la nueva temporada.

"He aprendido desde hace mucho tiempo que el arma más poderosa del planeta es la cámara y son estas cámaras las que ganarán la guerra para salvar a las ballenas", dice Watson". Para detener las penosas operaciones de caza de ballenas en la Antártida hace falta algo más que imaginativos y valientes enfrentamientos. No podemos detener estos feroces asesinos sólo con mantequilla podrida y tácticas de acoso. Podemos hacerlo mediante un éxito como el que las series de televisión pueden ofrecer, y tenemos esta exitosa serie".

Sea shepherd acosa a un ballenero japonés"Con la "Guerra de las Ballenas" tenemos la clave para silenciar los arpones en los océanos del sur de una vez por todas, porque ahora tenemos la posibilidad de llevar ante el mundo esta horrible matanza, para que vean por sí mismos la agonizante muerte de las ballenas y la perversidad que los japoneses asesinos de ballenas en el ejercicio de defensa de su sangriento negocio ilícito", siguió diciendo el capitán Paul Watson.

Watson, que ya ha firmado con Animal Planet la grabación de la campaña de caza de ballenas 2009-2010, concluyó": Este tipo de crudo, sórdido horror, no puede sobrevivir a una exposición tan amplia y vamos a derrotar a los balleneros episodio tras episodio, nuestras cámaras no se detendrán hasta que con el material rodado los balleneros decidan retirarse del Santuario de Ballenas del Océano Austral para siempre.

bandera pirata de Sea Shepherd
La primera parte de la "Guerra de las Ballenas" Se transmitió en los Estados Unidos y Canadá en noviembre y diciembre de 2008 y se transmite actualmente en América Latina en español. Muy pronto se transmitirá en Discovery en Gran Bretaña, Australia y Francia y llegará al público en muchos otros países durante el próximo año. Esperemos que incluso esté en el aire en el Discovery Channel en Japón.

El Dr. Harry Lillie, médico de un buque en un viaje de caza de ballenas en la Antártida en la década de 1940, cuando le preguntarón sobre su visión de esta caza, la describió asi



"Si somos capaces de imaginar un caballo que tenga dos o tres lanzas explosivas clavadas en su estómago y tira de él un camión de carnicero arrastrándole por las calles de Londres mientras derrama su sangre en la cuneta, tendremos una idea de este método de matar a las ballenas".

En este vídeo de Youtube de la expedición contra la caza de ballenas en el Antártico de la campaña pasada se aprecian imágenes de la forma en que se realiza esta cacería:


Sigo pensando que es inveros?mil que culturas milenarias, como son las orientales, sigan con este tipo de pr?cticas que demuestran una total falta de respeto a los seres vivos y al medio ambiente. Tienen a muchas especies al borde de la extinci?n a causa de supercher?as y fanatismos est?pidos creyendo que tal o cual parte de un animal es afrodis?aco o vitam?nico... como si tuvieran problemas de fertilidad.