Nueva forma de saber la edad de una ballena gris

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

observación de ballena gris

Ser capaz de estimar con precisión la edad de un animal es un paso importante para comprender la salud de una población

Si ves una ballena gris que navega en alta mar, es bastante fácil de adivinar, basándote en poco más que su tamaño, que sea un adulto o un juvenil. Pero sin extraer y analizar la cera de una ballena muerta o examinar sus ovarios, determinar su edad es sorprendentemente difícil.

Ahora, un investigador canadiense ha descubierto un novedoso método para observar la edad de una ballena gris (Eschrichtius robustus) que es mucho menos invasivo que las técnicas existentes. Al analizar la relación entre el tamaño de las ballenas y sus edades, Selina Agbayani, estudiante de maestría en la Universidad de British Columbia (UBC) en Vancouver, ha trazado curvas de crecimiento que describen en detalle cómo las ballenas grises cambian en longitud y peso a medida que envejecen.

Para desarrollar las curvas de crecimiento, Agbayani estudió detenidamente los registros de las ballenas sacrificadas durante la época de la caza comercial de ballenas, así como las observaciones de estudios científicos y ballenas varadas. Analizó 903 registros: 634 proporcionaron detalles sobre la edad y la longitud y solo 15 observaron el peso de la ballena.

El estudio de Agbayani revela que las ballenas grises no siguen un patrón lineal simple a medida que crecen. Cuando nace una ballena gris, mide aproximadamente 4,6 metros de largo y pesa una tonelada, tanto como dos pianos de cola de concierto. Consumiendo al día unos 30 litros de la rica leche de su madre, el ballenato engorda rápidamente. A los nueve meses y medio, el pequeño ha crecido hasta 8,4 metros y 5,7 toneladas. Después de este arrebato inicial, la ballena se retira de la leche y su crecimiento disminuye.

La investigación de Agbayani muestra que, en promedio, una ballena gris de 10 años pesa 17 toneladas y, a los 15 años, está más cerca de 19 toneladas. Las ballenas grises dejan de crecer alrededor de los 40 años, las hembras alcanzan un máximo de 13,2 metros y 20,7 toneladas y los machos de 12,6 metros y 19,8 toneladas.

ballena gris adulta y su ballenatoLas estimaciones de edad en los registros históricos se basan en evaluaciones de tapones de cerumen o cicatrices ováricas, enfoques que requieren que la ballena esté muerta. "Cada año, las ballenas barbadas acumulan una banda de ceras claras y oscuras", dice Agbayani. "Si sacas los tapones de los oídos y los diseccionas, puedes contar las capas como anillos de árboles". Incluso este método no es infalible, ya que los tapones podrían estar parcialmente intactos o la blanda cera podría desintegrarse cuando se retiran.

Las cicatrices ováricas, masas fibrosas conocidas como corpus albicans, son una indicación más precisa de la edad. Estas cicatrices se forman cada dos años una vez que una ballena gris hembra alcanza la madurez sexual a un promedio de ocho años.

La tecnología ofrece ahora un nuevo método para estimar la edad de una ballena, que funciona con animales vivos.

Para algunas especies mejor estudiadas, como las orcas residentes del sur en el Mar de Salish, los investigadores monitorean a los individuos desde el nacimiento y rastrean sus edades y condiciones corporales. Imágenes de drones revelan si una ballena comienza a adelgazar o muestra otros signos de mala salud y desnutrición.

Estos detallados datos no están disponibles para las ballenas grises, que suman aproximadamente 20.000 en el este del Pacífico Norte. Pero Agbayani dice que las fotografías aéreas similares, analizadas a través de la lente de sus curvas de crecimiento, podrían ayudar a los biólogos a evaluar la salud de la población.

El experto en ballenas John Ford, profesor adjunto de la UBC y asesor académico de Agbayani, dice que los registros históricos pueden producir una "mina de oro de información útil", proporcionando a los investigadores una mejor comprensión de la historia de vida de las ballenas y un camino para su conservación.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar