Las ballenas jorobadas se llevan los peces a la boca con sus aletas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Las ballenas jorobadas se llevan los peces a la boca con sus aletas - 5.0 out of 5 based on 1 vote

ballena jorobada saltando muestra sus aletas

Las aletas de una jorobada pueden alcanzar hasta un tercio de su longitud corporal

La ballena jorobada no es la especie de ballena más grande, esa distinción es para la ballena azul, pero sí cuenta con las aletas pectorales más largas de cualquier cetáceo. Si bien la mayoría de las aletas pectorales de los cetáceos tienen solo una séptima parte de su longitud corporal, las aletas de una jorobada pueden alcanzar hasta un tercio de su longitud corporal. Estas enormes aletas ayudan a las ballenas a navegar en aguas poco profundas, acelerar rápidamente y aumentar su maniobrabilidad.

Ahora, un nuevo estudio publicado en Royal Society Open Science ha ofrecido la primera evidencia concreta de jorobadas que usan sus aletas pectorales para otro propósito: llevarse pescado a la boca.

Desde la década de 1930, los investigadores han teorizado que las jorobadas desplegaban sus aletas para acorralar a sus presas, pero era una hipótesis difícil de probar; desde el punto de vista equivocado, puede ser difícil saber qué están haciendo las ballenas mientras se agitan en el agua.

Madison Kosma, una estudiante graduada de la Universidad de Alaska Fairbanks y autora principal del estudio, se dio cuenta de eso cuando viajaba en un bote y observó a ballenas cazando salmón en la costa de Alaska. Los movimientos de los grandes mamíferos parecían caóticos, pero cuando más tarde pudo estudiar las jorobadas a vista de pájaro, con la ayuda de un drone, Kosma se dio cuenta de que de hecho estaban usando sus aletas deliberadamente durante la caza.

"No fue caótico", le dice a Ian Sample de The Guardian. "Fue realmente elegante, intencional y calculado".

Con la ayuda de las nuevas tecnologías, Kosma y sus colegas buscaron documentar el papel único de las aletas pectorales de las jorobadas desde una perspectiva que no estaba disponible para los antiguos investigadores. Llevaron a cabo su estudio en el estrecho de Chatham, a lo largo de la costa de la isla Baranof en el sudeste de Alaska, en momentos en que los salmones jóvenes son liberados de un criadero cercano. Cada abril, según Tim Vernimmen de National Geographic, el criadero de Hidden Falls libera salmón al océano como parte de un esfuerzo por reponer las poblaciones sobreexplotadas, y varias jorobadas han aprendido a aparecer para aprovechar la heterogénea mezcla.

Los investigadores tomaron fotografías de identificación de las ballenas, luego las documentaron con la ayuda de una cámara, una GoPro colocada en un largo poste, para que pudieran ver a los animales desde arriba mientras estaban parados en una pasarela cerca de los corrales de incubación, y finalmente con un avión no tripulado.

El nuevo informe se centra en el comportamiento de dos ballenas (denominadas "Ballena A" y "Ballena B") que mostraron lo que los investigadores llaman comportamiento de "pastoreo pectoral". Primero, las ballenas crearían un anillo de burbujas que atraparían a sus presas. Luego, parecían usar sus pectorales de tres maneras: para crear una barrera física adicional que impidiera que los peces escaparan, agitar el agua e introducir el pescado en sus bocas,y confundir a los peces mostrando las partes inferiores blancas de sus aletas.

La ballena B exhibió la táctica de confusión, y solo en condiciones de luz solar; la jorobada colocaría sus aletas en forma de "V" y se lanzaría verticalmente desde abajo. Los investigadores sospechan que la luz que se refleja desde las aletas blancas desorienta a los peces, llevándolos a la boca de las ballenas.

táctica de caza de las jorobadas con las aletas pectorales

Representaciones gráficas del pastoreo pectoral horizontal por la ballena A en el sudeste de Alaska. Las presas se denotan en amarillo. Etapa A: Despliegue de una red de burbujas en espiral ascendente para acorralar a la presa y establecer la primera barrera (1). Etapa B: Movimiento del pectoral izquierdo dentro y fuera del agua, a lo largo del borde de la barrera de la red de burbujas, creando una barrera secundaria (2). Etapa C: Embestida para engullir a la presa. Gráfico de Kyle Kosma.

táctica de caza de las jorobadas con las aletas pectorales

Secuencia fotográfica que involucra el pastoreo pectoral horizontal por la ballena A en el sudeste de Alaska. Los movimientos progresan desde (a) principio hasta (f) final. (a) formación de red de burbujas; (b – e), pastoreo pectoral horizontal; (f) embestida terminal. La flecha amarilla representa el movimiento pectoral sinusoidal a lo largo del borde de la barrera de la red de burbujas.

táctica de caza de las jorobadas con las aletas pectorales

Secuencia fotográfica de inclinación de la cabeza durante la porción final de una estocada asociada con el pastoreo pectoral horizontal por la ballena A en el sudeste de Alaska. Los movimientos progresan de (a) más temprano a (c) más reciente. La línea amarilla denota la ubicación del pectoral.

Los autores del estudio reconocen que su tamaño de muestra era pequeño, y que se necesita más investigación antes de llegar a conclusiones sobre si el pastoreo pectoral se usa ampliamente como una "técnica principal de alimentación". Sin embargo, el nuevo informe muestra cómo las tecnologías modernas, como los drones, pueden ayudar a los científicos a obtener nuevos conocimientos sobre el comportamiento de las ballenas, y también destaca la naturaleza innovadora de las ballenas jorobadas.

Se sabe desde hace tiempo que los animales usan “redes” de burbujas para atrapar a sus presas, lo que parece funcionar bien cuando cazan peces que se agrupan en un área de la red. Pero los investigadores descubrieron que el salmón juvenil no se agrupa de esta manera, lo que los lleva a teorizar que las ballenas jorobadas "alteraron de forma independiente sus estrategias de alimentación para acomodar a los peces que no están en el cardumen e incorporar de manera más efectiva en sus dietas el salmón juvenil liberado por el criadero".

táctica de caza de las jorobadas con las aletas pectorales

Representación gráfica del pastoreo pectoral vertical por la ballena B en el sudeste de Alaska. Las presas se denotan en amarillo. (a) La ballena despliega una red de burbujas en espiral ascendente para acorralar a la presa y establecer la primera barrera; los pectorales luego se extienden para formar una forma de "V" alrededor de la boca abierta (representada por flechas azules), creando una segunda barrera física. (b) Cambio en el ángulo de ataque (α) de pre (0°) a peri- (90°) del pastoreo vertical pectoral. (c) Comparación de la posición del cuerpo entre el pastoreo vertical vertical pre (izquierdo) y peri- (derecho). Gráfico de Kyle Kosma.

"Estos animales son muy innovadores", agregan los autores del estudio. "Mantener un conjunto de estrategias de alimentación probablemente ayuda a las ballenas jorobadas en un entorno cambiante, donde fluctúa la disponibilidad de alimentos y la competencia puede afectar la dinámica de la población".

Artículo científico: Pectoral herding: an innovative tactic for humpback whale foraging

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar