Las primeras imágenes detalladas de ecografías de delfines embarazadas son hermosas y trágicas

ecografías de delfines

La técnica permite diagnosticar problemas desde el primer trimestre del embarazo en delfines

Nadar en aguas infestadas de petróleo no es exactamente bueno para la salud de un delfín, y si esa delfín está preñada, las ramificaciones son aún más graves.

Tras el derrame de petróleo de la Deepwater Horizon en 2011, se desplomaron los embarazos exitosos en delfines nariz de botella (Tursiops truncatus), principalmente debido a fallas reproductivas como mortalidad fetal, sufrimiento y neumonía, todos los cuales están estrechamente relacionados con la contaminación.

Comprender exactamente por qué fracasaron estos embarazos será crucial para la futura conservación de delfines y marsopas. Pero si bien existen métodos estándar para calcular el crecimiento fetal y el bienestar en humanos y otros mamíferos (por ejemplo, caballos), las ecografías de delfines han carecido históricamente de evaluaciones tan claras y sofisticadas.

Ahora, un enfoque mejorado podría permitirnos detectar anormalidades y complicaciones fetales en todas las etapas de la gestación de delfines.

Las imágenes son un increíble avance científico, pero las razones por las que debemos tomarlas son devastadoras.

"Esta avanzada técnica de ecografía por ultrasonidos nos permite diagnosticar problemas desde el primer trimestre del embarazo en delfines", dice Forrest Gómez, director de medicina de la National Marine Mammal Foundation (NMMF).

"Eso nos da la oportunidad de determinar si hay algo que se pueda hacer para salvar el embarazo, lo que podría resultar crítico para las poblaciones de delfines y marsopas que están en riesgo".

fetos de delfines

Imagen: Ilustraciones de las estructuras anatómicas fetomaternas en el A, primero; B, segundo; y C, tercer trimestre

Para los humanos y otros animales las ecografías han demostrado una y otra vez salvar vidas, y los delfines no son la excepción. Durante años, se ha utilizado esta técnica para evaluar el éxito reproductivo de un delfín, así como sus sistemas pulmonar, cardíaco, hepático, urinario, gastrointestinal y linfático.

Ampliando este trabajo anterior, los investigadores de la NMMF han desarrollado ahora un protocolo consistente para el monitoreo com ecografías en delfines nariz de botella preñados.

De 2010 a 2017 el equipo monitoreó cuidadosamente 16 embarazos saludables en una docena de delfines nariz de botella manejados por humanos.

Si bien ese es un tamaño de muestra relativamente pequeño, en el estudio se realizaron más de 200 exámenes ecográficos, y se midieron hasta 70 factores en cada exploración, lo que permitió al equipo determinar lecturas típicas tanto para el feto de delfines como para la placenta.

Al establecer estos parámetros, el enfoque mejorado podría permitir a los veterinarios diagnosticar rápidamente las anomalías congénitas y los problemas de embarazo desde el principio.

"Ahora podemos recrear en delfines el examen ecográfico fetal humano de 20 semanas, lo que significa que podemos comprender mejor los desafíos de salud que enfrentan las madres de delfines y sus bebés", dice Cynthia Smith, directora ejecutiva de NMMF. "Esto cambia las reglas del juego para la conservación de delfines nariz de botella y otros pequeños cetáceos en todo el mundo".

familia de delfines

Después del desastre de la Deepwater, las delfines hembras que vivían dentro de la huella del derrame dieron a luz crías solo el 19 por ciento de las veces en comparación con el 65 por ciento habitual que se ve en áreas no afectadas.

Trágicamente, después del derrame, se vio a muchas delfines madres cargando los cadáveres de sus terneros nacidos muertos, y aunque esto no se ha relacionado directamente con la contaminación por petróleo, el momento es ciertamente sospechoso.

En los primeros años después del derrame, por ejemplo, los delfines en la Bahía de Barataria mostraron tasas de falla reproductiva cuatro veces mayores que las de las áreas sin petróleo, y los varamientos de terneros de delfines también fueron excesivamente altos en esta región.

Con una avanzada técnica de ecografía, los veterinarios pueden monitorear ahora embarazos en riesgo en delfines con mayor precisión que nunca, midiendo los latidos cardíacos fetales, los volúmenes aórticos y el grosor de la grasa, todo lo cual puede ayudar a identificar el crecimiento y el bienestar del feto.

Durante una ecografía con delfines, por ejemplo, los autores encontraron que la falta de movimiento fetal no era necesariamente ominosa, pero si se observó junto con una falta de movimiento cardíaco o anormalidades en la apariencia de los órganos, entonces era probable que representara pérdida fetal.

Se necesitarán estudios adicionales para confirmar estos hallazgos y ampliar los métodos de diagnóstico, pero los autores esperan que dicha información pueda ayudarnos a determinar cuándo, dónde y por qué los delfines están luchando con la reproducción.

El estudio fue publicado en Veterinary Radiology and Ultrasound: Ultrasonographic findings associated with normal pregnancy and fetal well‐being in the bottlenose dolphin (Tursiops truncatus)

Imagen de cabecera: Imágenes de ecografías de fetos de delfines que muestran: (A) ojo, (B) estómago, hígado, pulmones, (C) genitales masculinos (pene) y (d) genitales femeninos (vagina)

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.