updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Nuevas batallas en la Guerra de las Ballenas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ady Gi, Sea Shepherd

Balleneros japoneses emplean un dispositivo acústico militar contra los ecologistas

Mañana miércoles se unirá a las batallas el barco de intervención rápida "Ady Gil"

Sea Shepherd, bandera pirata El pasado día 14 de diciembre se produjo el primer enfrentamiento entre la nave "Steve Irvin", de la organización conservacionista Sea Sheperd, y el buque ballenero japonés Shonan Maru Nº2. Con esta acción dió comienzo la "Guerra de las ballenas" de esta temporada, que lleva a cabo cada año este grupo ecologista capitaneado por Paul Watson.
Ambos buques emplearon sus cañones de agua en la confrontación.

El Shonan Maru Nº2 ha venido siguiendo al "Steve Irwin" desde Fremantle desde el 9 de diciembre. A las 14 horas (hora de Melbourne) el Steve Irwin rodeo un iceberg, realizó un cambio de rumbo fuera de la vista del Shonan Maru Nº2 y reapareció a un cuarto de milla a babor del barco japonés, tomando por sorpresa a los balleneros.

Comenzó una persecución y el Shonan Maru Nº2 disparó sus dos cañones de agua. La tripulación del "Steve Irwin" respondió inmediatamente con su cañon. El Shonan Maru Nº2 y el Steve Irwin se vieron envueltos en una persecución a alta velocidad durante dos horas, hasta que el capitán Watson decidió abandonar la persecución para retomar el rumbo hacia la costa de la Antártida.

Los balleneros japoneses están gastando una gran cantidad de dinero, primero localizando el Steve Irwin por aire y después utilizando el Shonan Maru Nº2 para mantener localizado al barco de Sea Shepherd. Manteniéndose en la estela del Steve Irwin, el buque arponero es capaz de mantener al resto de la flota informada de la posición de Sea Shepherd. El capitán Paul Watson necesita despistar al Shonan Maru Nº2 para localizar a la flota japonesa. Cuenta con que empeoren las condiciones del hielo para lograrlo.

hielos alrededor del Shonan Maru 2 “Usaremos los icebergs y los témpanos de hielo a nuestro favor” declaró el capitán Watson. “Hoy me he dado cuenta de que tengo más experiencia en navegación en hielo que el capitán japonés que nos persigue. Necesitamos hacer que nos siga en los campos de hielo y dejar que el hielo trabaje para nosotros”.

La tripulación del Steve Irwin terminó mojada, pero con buen ánimo después del enfrentamiento.

“Fue increíble verlos correr como cobardes cuando nos volvimos hacia ellos” declaró el tercer oficial Vincent Hayes de Williamstown (Victoria).

Ecologistas australianos acusaron a barcos balleneros japoneses por emplear un dispositivo acústico militar de largo alcance [Long Range Acoustical Device (LRAD)] y un potente cañón de agua para repeler su helicóptero, cerca de las costas de la Antártida.

El piloto del helicóptero, Chris Altman, perteneciente a la organización de defensa de los animales Sea Sepherd, explicó que el dispositivo acústico LARD utilizado por el ballenero Shonan Maru 2 "puede provocar mareos y desorientación, por lo que su uso contra una aeronave es extremadamente peligroso e irresponsable".

"Es una acción tremendamente irresponsable", agregó.

El dispositivo acústico de largo alcance emite sonidos dolorosos y fue concebido para usarse en situaciones de guerra y para controlar grandes masas de gente. Ha sido utilizado por el Ejército estadounidense en la guerra de Irak y por atuneros en aguas próximas a la costa de Somalia para repeler los ataques de los piratas.

elicóptero de Sea Shepherd atacado por el Shonan Maru 2 Sea Sepherd también denunció que la tripulación del ballenero japonés "intentó destruir el helicóptero" con el cañón de agua cuando ya estaba a bordo.

Paul Watson, capitán del barco conservacionista australiano "Steve Irwin", perteneciente a Sea Sepherd, advirtió de que la situación se está volviendo peligrosa después de que se produjera la primera colisión el pasado día 14.

"Hemos arrastrado deliberadamente al barco japonés hacia el hielo más espeso porque los icebergs pueden dañar su barco", indicó.

En un comunicado de hoy 22 de diciembre Sea Sheperd denuncia también amenazas de este ballenero japones realizadas con los altavoces, que comenzaron a transmitir el siguiente mensaje: "Steve Irwin, Deje su acción agresiva. Detenga su acción agresiva. Tenemos permiso para repelerla. "

Esto fue seguido por, "Aviso, advertencia. Soy el capitán del Shonan Maru Nº2. Detengan todos sus acciones destructivas de inmediato o tendremos que aplicar la ley federal".

Es ridículo acusar al "Steve Irwin" de atacar a los Shonan Maru Nº2. El buque japonés es mucho más rápido. La tripulación del "Steve Irwin" ha estado tratando evadirse del Shonan Maru Nº2 durante once días.

MV Steve Irwin en Melbourne

El trabajo del Shonan Maru Nº2 consiste en mantener alejado al "Steve Irwin" del cuerpo principal de la flota ballenera, transmitiendoles datos en tiempo real sobre la posición de la nave "Steve Irwin". Un buque de intercepción rápida, el "Ady Gil", espera encontrarse con el Steve Irwin en la mañana de mañana miércoles día 23 de diciembre.

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, recordó la semana pasada a su homólogo nipón, Yukio Hatoyama, que Australia acudirá a la vía legal si fracasa el esfuerzo diplomático para que Japón ponga fin a su polémico programa anual que autoriza la captura de cetáceos por "motivos científicos" en aguas del continente helado.

Tokio argumenta que su cuota de caza de ballenas está justificada por razones científicas y no incumple ninguna ley internacional.

El año pasado, ambos países se acercaron a una crisis diplomática cuando un juez australiano determinara que era ilegal cazar ballenas en la reserva marina declarada por Australia en el continente, cuya soberanía no reconoce Japón.

Poco después, un barco del Departamento de Aduanas australiano vigiló y filmó durante semanas las actividades de los balleneros nipones, que fueron atacados en numerosas ocasiones por ecologistas de Australia y Nueva Zelanda.

La Comisión Ballenera Internacional condena la actividad de los pesqueros japoneses, pero Tokio lo ignora y además exige que se levante la moratoria vigente para permitir capturas de cetáceos a pequeña escala.

Ver también: Ballenero japonés hunde barco de ecologistas (vídeos enero 2010)

Enlace: Sea Shepherd Conservarion Society