Robots submarinos revelan hábitos diarios de cachalotes en peligro de extinción

cachalotes en el Mediterráneo

Los cachalotes están adaptando su estrategia de búsqueda de alimento al comportamiento de las presas locales

No todos los humanos son personas madrugadoras. Nada, según un nuevo estudio, son todos cachalotes, al menos cuando se trata de buscar comida.

Una investigación, dirigida por la Universidad de East Anglia (UEA), ha revelado los hábitos diarios del cachalote mediterráneo en peligro de extinción. Planeadores submarinos no tripulados (gliders) equipados con monitores acústicos registraron los sonidos de los cachalotes, o 'clics', durante varios meses y miles de kilómetros de océano.

Los cachalotes son altamente vocales y producen distintos tipos de clics tanto para la ecolocalización como para la interacción social. El estudio se centró en los "clics habituales" extremadamente potentes y altamente direccionales producidos durante la búsqueda de alimento.

Las grabaciones confirmaron la presencia generalizada de estas ballenas en el noroeste del mar Mediterráneo e identificaron un posible punto caliente para el hábitat de cachalotes en el Golfo de León, donde se encontró una mayor tasa de clics. Esto podría indicar un mayor número de ballenas, pero también podría ser por razones de comportamiento.

Además, el monitoreo continuo diurno y nocturno durante los meses de invierno sugiere diferentes estrategias de alimentación entre diferentes áreas. En el mar de Liguria, las ballenas individuales móviles y dispersas se alimentan en todo momento del día. En el mar de Cerdeña, también se detectaron los clics habituales en todo momento del día.

Sin embargo, en el Golfo de León, grupos más grandes se enfocan en características oceanográficas intensas en el océano abierto, como frentes y eventos de mezcla, con actividad acústica que muestra un patrón claro de 24 horas y un menor esfuerzo de búsqueda de comida al amanecer. Esto podría sugerir que pueden haber modificado su patrón habitual de alimentación en cualquier momento para adaptarse a la disponibilidad de presas locales. Proporciona una pista sobre la dieta del cachalote en esta área y puede ser lo que la hace atractiva para ellos.

Hay menos de 2.500 cachalotes mediterráneos maduros individuales y las amenazas para ellos incluyen ser atrapados como captura incidental en redes de pesca y, como recientemente ocurrió en la costa italiana, enredarse en artes de pesca ilegales. Otros peligros son las colisiones con barcos y la ingestión de escombros marinos, la perturbación por el ruido producido por el hombre y las actividades de observación de ballenas.

En el estudio participaron investigadores de la UEA y del Centro de Ciencias del Medio Ambiente, Pesca y Acuicultura (CEFAS), la Asociación Escocesa de Ciencias del Mar (SAMS), la Universidad de Gotemburgo y la Universidad de la Sorbona.

El autor principal Pierre Cauchy, investigador de posgrado en el Centro de Ciencias Oceánicas y Atmosféricas (COAS) y CEFAS de la UEA, dijo que sus hallazgos ayudarían a los esfuerzos de conservación: "La información sobre la ecología de la subpoblación de cachalotes del Mediterráneo sigue siendo escasa y no satisface las necesidades de los gestores de conservación y los responsables políticos".

"El aumento de los esfuerzos de observación, particularmente en los meses de invierno, nos ayudará a comprender mejor el uso del hábitat e identificar los hábitats estacionales clave para permitir la gestión adecuada de las actividades de transporte marítimo y pesca".

Añadió: "El claro patrón diario identificado en nuestros resultados parece sugerir que los cachalotes están adaptando su estrategia de búsqueda de alimento al comportamiento de las presas locales. Los resultados también indican un patrón geográfico para su comportamiento diario en la temporada de invierno".

Las ballenas pasan una gran parte de su tiempo alimentándose; cuando se encuentran en un ciclo de alimentación, producen clics habituales el 60% del tiempo. Como tales, proporcionan un indicador confiable de la presencia de cachalotes y la actividad de búsqueda de alimento, y sus características específicas les permiten ser identificados y detectados hasta una distancia de cuatro a 20 km.

planeador oceanográfico

El estudio incluyó el análisis de sonidos grabados por sensores de monitoreo acústico pasivo (PAM), previamente utilizados con éxito para la observación del clima, planeadores desplegados por el equipo para recopilar datos oceanográficos durante el invierno 2012-2013 y junio de 2014, que cubren 3.200 km.

La profesora Karen Heywood, también de COAS, dijo que el estudio demostró las posibilidades de usar las misiones de planeadores existentes para monitorear el cachalote mediterráneo durante los meses de invierno, para lo cual faltan datos cruciales para la conservación.

"Nuestra capacidad para observar con éxito la distribución de cachalotes en diferentes áreas geográficas del noroeste del mar Mediterráneo, a través de las laderas y el océano abierto, destacó la complejidad del comportamiento de los cachalotes, la estrategia de búsqueda de alimento y el uso del hábitat", dijo.

"Este estudio muestra que la adición de sensores PAM a las misiones de planeadores oceanográficos existentes ofrece la oportunidad de una observación sostenida a largo plazo, lo que mejoraría significativamente el monitoreo de la población de cachalotes y la descripción del comportamiento, así como la identificación del hábitat clave y la interacción potencialmente dañina con las actividades humanas".

La coautora Dra. Denise Risch, ecóloga de mamíferos marinos en SAMS, agregó: "Necesitamos entender mejor la población de cachalotes del Mediterráneo para trabajar hacia su conservación eliminando las amenazas. Esto también es cierto para otras especies de mamíferos marinos a nivel mundial, y los planeadores nos permiten ir a nuevas áreas, de las cuales no tendríamos ninguna observación de otra manera, y también en épocas del año en las que generalmente no estamos monitoreando".

La investigación se publicó ayer en Endangered Species Research: Sperm whale presence observed using passive acoustic monitoring from gliders of opportunity

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.