Raros delfines rosados de Hong Kong disfrutan de una tranquilidad poco común

delfín rosado de Hong Kong

La pandemia detiene los ruidosos y molestos transbordadores

Los raros delfines rosados (Sousa chinensis) están regresando a las aguas entre Hong Kong y Macao después de que la pandemia del coronavirus detuviera los transbordadores, pero los científicos siguen profundamente preocupados por su supervivencia a largo plazo en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo.

Un revelador destello rosado saltando entre las aguas alerta a Naomi Brennan de la presencia de un delfín blanco chino local y anota la ubicación del animal en un dispositivo GPS.

Conservacionistas como Brennan abordan regularmente botes en el delta del río Pearl para documentar cómo les está yendo a los mamíferos, conocidos por su llamativo color rosa.

"Hoy nos encontramos con tres grupos diferentes de delfines: seis adultos y dos subadultos. Estaban participando en una variedad de comportamientos, desde alimentarse hasta viajar y socializar", explicó.

Durante años, vigilar a los delfines ha sido una tarea desalentadora. La población ha caído entre un 70 y un 80 por ciento en los últimos 15 años en lo que es uno de los estuarios más industrializados del mundo. Pero este año su número se ha recuperado, y tienen que agradecérselo a la pandemia.

Los transbordadores entre Hong Kong y Macao se han suspendido desde febrero, lo que brinda a los científicos marinos locales la oportunidad de estudiar cómo se han adaptado los mamíferos a una "tranquilidad sin precedentes".

delfín rosado se cruza con un transbordador

"Estamos viendo tamaños de grupo mucho más grandes, así como un comportamiento de apareamiento mucho más socializador, que en realidad no habíamos visto en los últimos cinco años", dijo la Dra. Lindsay Porter, científica marina con sede en Hong Kong.

Según el equipo de investigación de Porter, el número de delfines rosados ha aumentado aproximadamente un tercio en esas aguas desde marzo. "Estas áreas parecen ser importantes para alimentarse y socializar. Así que es genial que haya un refugio para ellos", agregó Brennan, miembro del equipo de Porter.

Megaciudades y transporte marítimo

El delta del río Pearl es una de las zonas costeras más industrializadas de la Tierra. Además de Hong Kong y Macao, incluye megaciudades de China continental como Shenzhen, Guangzhou y Dongguan, y alberga a unos 22 millones de personas.

Además del intenso tráfico marítimo, el hábitat clave de los delfines ha sido objeto de una serie de desarrollos a gran escala, incluida la construcción del aeropuerto de Hong Kong en terrenos recuperados y el puente marítimo más largo del mundo que conecta el centro financiero con Macao y Zhuhai. También se está llevando a cabo un enorme proyecto de recuperación para construir una tercera pista para el aeropuerto de la ciudad.

delfín rosado, zona de distribución

Según el WWF, se estima que sólo quedan 2.000 delfines rosados en el delta del río Perl, el número mínimo que los conservacionistas creen que se necesitan para mantener a la especie. Existe un temor palpable de que los delfines del delta se extingan bajo la trayectoria actual de la población.

"Los delfines, y especialmente estos delfines de estuario, tienen una lenta tasa de natalidad, una lenta tasa de crecimiento, una lenta tasa de reproducción", dijo Laurence McCook, jefe de conservación de océanos en WWF-Hong Kong. "Por eso necesitan una gestión muy cuidadosa".

Herencia cantonesa

La falta de transbordadores es un bienvenido respiro para los delfines, pero potencialmente breve. El ruido de los barcos perturba a los mamíferos que dependen del sonido submarino para la navegación y la comunicación. Los barcos también representan la amenaza física de golpear a las criaturas, herirlas e incluso matarlas.

delfín rosado y un barco

La escarpada costa sur de la isla periférica de Lantau de Hong Kong ofrece refugio a los delfines contra tifones y depredadores. Pero también es donde viajan los ferries entre Macao y el centro financiero. Los conservacionistas están haciendo campaña para expandir un parque marino existente para proteger mejor a las especies vulnerables.

"Ahora hemos identificado un hábitat que luego podrían recuperar y que realmente podría usarse para mantener a su población", dijo Brennan, quien cree que los recientes hallazgos podrían brindar una oportunidad para que los conservacionistas "cambien el rumbo" de la población vulnerable de delfines rosados.

"El hecho de que hayamos visto un cambio tan dramático, aunque todavía en los primeros días, a partir de la desaparición de uno de esos impactos es un cambio realmente positivo".

Pero McCook de WWF advierte que se está acabando el tiempo para los delfines.

"Son un ícono de la zona", dijo. "Son parte de la herencia cantonesa. Han estado por aquí durante milenios. Sería una tragedia mundial perder a esta icónica criatura del futuro del Gran Área de la Bahía".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.