updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Batalla naval a las puertas del Santuario Ballenero Austral

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

batalla barcos con cañones de agua

Enfrentamiento de cinco horas entre barcos balleneros japoneses y de Sea Shepherd

La flota ballenera japonesa intentaba regresar al Santuario Ballenero Antártico que había abandonado el 6 de febrero

Japón propone reducir la caza de ballenas en la Antártida a cambio de la reanudación de la caza comercial de ballenas minke en sus costas

acoso a ballenero japonés por Sea Shepherd Una batalla estalló entre los buques de Sea Shepherd "Bob Barker" y "Steve Irwin" y la flota ballenera japonesa, cuando los balleneros hicieron caso omiso de una advertencia de Sea Shepherd para no entrar de nuevo en el Santuario del Océano del Sur.

La flota japonesa,  formada por el Nisshin Maru, el Yushin Maru 1, el Yushin Maru 2 y el Shonan Maru 2, fue escoltada fuera del Santuario Ballenero Antártico a las 15.30 horas del martes, 9 de febrero, por los barcos de la sociedad conservacionista. Dejaron el Santuario a 60 grados sur y 76 grados y 36 minutos al este.

La flota huyó hacia el norte en un curso de 310º hasta la posición de 57º14' Sur y 69º6' gste, virando luego ciento ochenta grados y dirigiéndose hacia el Santuario en un curso de 230º a las 17.00 horas del 10 de febrero.

A las 16:50 de el Jueves 11 de febrero, la flota japonesa volvió a entrar en el Santuario de Ballenas a 60º Sur y 62º Este.

A medida que la flota japonesa volvió a entrar en el Santuario de Ballenas, el buque Sea Shepherd "Steve Irwin" se detuvo junto al "Nisshin Maru" para difundir un mensaje de alerta por altavoz en japonés conminándoles a no entrar en el Santuario de Ballenas. El Nisshin Maru respondió con cañones de agua y fuego acústico de LRAD. El Steve Irwin devolvió el fuego con su  cañón de agua.

  El Steve Irwin intentó luego lanzar un helicóptero, entonces los tres buques arponeros le lanzaron sus cañones de agua y LRADs  en un intento de destruir el helicóptero en la cubierta. El "Bob Barker" se coloccó entonces en una posición capaz de  bloquear a los balleneros y el "Steve Irwin" se vio obligado a disparar bengalas de advertencia ante los buques japoneses para obligarlos a retroceder.

acoso a ballenero por Sea ShepherdLos seis barcos, cuatro balleneros y los dos buques de Sea Shepherd, estuvieron disputando durante más de cinco horas. Hubo muchos conatos de accidente, pero no hubo colisiones como hace unos días. Tampoco hubo heridos.

Un lancha neumática de Shepherd lanzada desde el "Steve Irwin" molestó también a los buques balleneros japoneses atacandoles con bombas de mantequilla podrida.

El convoy de los balleneros y los anti-caza continúa en dirección suroeste hacia el Santuario Ballenero Antártico.

"Mañana hace una semana completa que una ballena que no ha muerto", dijo el capitán Paul Watson. "Nuestro objetivo ahora es hacer dos semanas y luego de tres semanas. No vamos a tolerar la muerte de una sola ballena. Si tratan de matar y  transfir luego la ballena al buque factoria "Nisshin Maru", habrá una colisión inevitable, ya que no se moverá, obstaculizando y bloqueando la grada de carga. Lo puedo prometer".

Los barcos de Sea Shepherd Steve Irwin y Bob Barker siguen persiguiendo a la flota ballenera japonesa.

  "Tenemos el propósito de mantenernos en su cola e impedir cualquier operación ballenera durante tanto tiempo como permitan nuestras reservas de combustible, que debería ser al menos unas cuantas semanas más", decía el Capitán Chuck Swift del Bob Barker.

Los barcos de Sea Shepherd se encuentran con junto a la flota ballenera al completo, excepto el Yushin Maru No.3, que no ha sido visto desde la colisión con el Bob Barker el día 6 de febrero.

Paul Watson, Sea ShepherdPor otro lado, el ministro de Pesca japonés, Hirotaka Akamatsu expondrá una propuesta en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), en Marruecos en junio, en la que expondrá que Japón está considerando reducir sus actividades de la denominada "investigación" con la caza de ballenas en la Antártida.

A cambio, los japoneses quieren una reanudación de la caza comercial de ballenas en aguas japonesas.

"Lo que Japón está solicitando es el permiso para matar legalmente a las ballenas en sus aguas territoriales a cambio de la reducción de sus presas en el Santuario Ballenero Antártico", dijo el capitán Watson. "Esto es inaceptable. La cuota para el Santuario debe ser cero".

Enlace: Sea Shepherd Conservation Society


Hay 41 tripulantes (29 hombres y 12 mujeres) a bordo del Steve Irwin: de Australia, Bermudas, Brasil, Canadá, Estonia, Francia, Japón, Hungría, Países Bajos, Nueva Zelanda, Polonia, Sudáfrica, Suecia, Reino Unido y los Estados Unidos (de 15 nacionalidades).

La tripulación a bordo del Bob Barker es de 30 (6 mujeres y 24 hombres): de Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Suecia, Reino Unido y Sudáfrica (de 6 nacionalidades).