Incluso los barcos pequeños representan una amenaza mortal para las ballenas

colisión de barco y ballena

Hay que reducir la coexistencia de las ballenas con los barcos

Se sabe desde hace mucho tiempo que las colisiones con embarcaciones de gran tamaño representan una de las mayores amenazas para las ballenas francas del Atlántico norte (Eubalaena glacialis), cuyos hábitats costeros y la tendencia a permanecer cerca de la superficie del agua las hacen vulnerables a interacciones tan mortales.

Una nueva investigación de los científicos de la Universidad de Dalhousie sugiere que los animales en peligro de extinción también pueden sufrir lesiones fatales si son golpeados por pequeñas embarcaciones o por grandes embarcaciones que viajan a baja velocidad.

"Hemos demostrado claramente que los barcos pequeños pueden ser una amenaza para las ballenas. Las embarcaciones muy ligeras pero de rápido movimiento, como los veleros de carreras transoceánicas, pueden causar lesiones potencialmente letales a las ballenas, por lo que significa que si estás en una embarcación en el océano, puedes ser una amenaza para estos animales", dice Sean Brillant, adjunto en el Departamento de Oceanografía.

"También demostramos que, de hecho, no existe una velocidad segura para los grandes barcos cuando se trata de ballenas y no vamos a resolver el problema de la muerte de ballenas por colisiones con barcos simplemente reduciendo las velocidades".

Más allá de los huesos rotos

El Dr. Brillant trabajó con Dan Kelley, un oceanógrafo físico en Dalhousie, y el ex alumno de Dalhousie, James Vlasic, para construir modelos biofísicos que predicen el estrés que experimentan las ballenas durante las colisiones. Para hacer eso, utilizaron información sobre la anatomía de la ballena franca y la física newtoniana simple, junto con medidas de daños obtenidas de una base de datos de 40 eventos de colisiones con barcos para los que se disponía de datos pertinentes.

Una observación que motivó su estudio fue que los datos mostraron que muchas ballenas muertas por colisiones con embarcaciones no tenían huesos rotos. En cambio, los animales de 30 a 50 toneladas sufrieron masivas hemorragias internas, un hallazgo que sugirió que las colisiones pueden ser fatales incluso si no rompen los huesos pero dañan suficientemente el sistema circulatorio de la ballena.

Un objetivo central del análisis fue determinar las tensiones mecánicas en las ballenas que se asociaron con una lesión fatal, lo que luego permitiría predecir nuevos eventos en una variedad de condiciones. El estudio se centró particularmente en las ballenas francas del Atlántico norte, pero el modelo también es aplicable a 10 especies de grandes ballenas y todos los tamaños posibles.

Los usuarios pueden ingresar la velocidad y masa de un barco, así como la especie de ballena, su peso y longitud, y el grosor de su grasa, hueso y piel. Luego, el modelo determinará la probabilidad de que el impacto resultante sea fatal para la ballena.

modelo de colisión de un barco con una ballena

Imagen: Captura de pantalla de la aplicación de los científicos.

El modelo muestra que las embarcaciones de todos los tamaños pueden causar tensiones mayores que el nivel crítico (letal), y que las embarcaciones grandes producen tensiones mucho mayores que estas incluso cuando viajan a velocidades reducidas, como 10 nudos.

"El análisis para buques grandes revela que los límites de velocidad que comúnmente se discuten en las comunidades de investigación y gestión (es decir, 10 nudos) proporcionarán solo pequeñas reducciones en la probabilidad de colisiones letales con buques", afirma el documento.

"Por lo tanto, para los barcos grandes, la única forma práctica de reducir el riesgo de colisiones letales es reducir la coexistencia de estas ballenas con los barcos".

Reducir el riesgo

Los investigadores esperan que su modelo pueda usarse para mostrar a los administradores de pesquerías y compañías navieras cómo las colisiones con mamíferos marinos dañan a los animales y cómo pueden reducir el riesgo de letalidad.

ballenas francas del Atlántico NorteEn una demostración, el Dr. Kelley ingresa la velocidad y el tamaño de la embarcación, junto con la especie de ballena, el peso, la longitud y el grosor de sus tejidos para determinar si el impacto probablemente será fatal para la ballena. En este caso, el barco —un barco pesquero de 45 toneladas— viaja a 10 nudos cuando choca contra una ballena franca de 13,7 metros, cuya grasa tiene 16 centímetros de espesor. El modelo muestra el alcance del impacto en la piel y la grasa de la ballena y dónde llega el índice de letalidad: alrededor del 70 por ciento de probabilidad de letalidad.

"Nuestra idea para hacer esta herramienta es que puede permitir a los responsables políticos ver en la práctica cómo funcionan las colisiones con barcos", dice el Dr. Kelley. "Podemos hacer predicciones sobre colisiones con barcos sin esperar una acumulación de muertes observadas. No tenemos tiempo para esperar eso ya que quedan muy pocos de estos animales".

En los últimos cinco años, aproximadamente 25 ballenas francas del Atlántico norte han muerto en aguas canadienses, reduciendo la población mundial a unas 350. Se cree que todas esas muertes fueron causadas por colisiones con barcos y enredos en artes de pesca.

El año pasado, los investigadores lucharon con una pérdida particularmente difícil: la muerte de una abuela de 40 años llamada Punctuation que había dado a luz a ocho crías de ballena franca del Atlántico norte antes de ser golpeada por un barco y luego encontrada flotando en las islas Magdalen.

La investigación se ha publicado recientemente en Marine Mammal Science: Assessing the lethality of ship strikes on whales using simple biophysical models

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar