Ballena jorobada sobrevive al brutal ataque de 4 horas de una manada de orcas (vídeo)

ataque de orca a una ballena jorobada

Las orcas le arrancaron la aleta dorsal, pero no su vida

Observadores de ballenas en Australia presenciaron la semana pasada un espectáculo poco común: dos grupos de orcas se unieron y atacaron a una ballena jorobada joven y sana.

La ballena, un macho de 2 a 3 años, sobrevivió al ataque, aunque perdió su aleta dorsal, según el Sydney Morning Herald.

"Sabíamos que estábamos presenciando algo significativo", dijo al periódico Gemma Sharp, copropietaria de Whale Watcher Australia, que estuvo presente durante el ataque del 17 de febrero. "Las orcas estaban en modo de ataque total y la jorobada estaba tratando desesperadamente de protegerse".

Sharp y un barco lleno de observadores de ballenas estaban en la bahía de Bremer en Australia Occidental cuando vieron a unas 15 orcas chapoteando en la superficie. Pronto se dieron cuenta de que los depredadores rodeaban a una ballena jorobada (Megaptera novaeangliae). Mientras los humanos observaban, las orcas (Orcinus orca) intentaron una y otra vez agarrar la aleta dorsal de la jorobada para darle la vuelta y ahogarla.

La táctica de dar la vuelta y ahogar a menudo funciona con las crías de ballenas y las crías de un año, dijo Sharp, pero el joven macho era demasiado fuerte y grande para que las orcas pudieran moverlo. La ballena se dirigió directamente hacia el barco, cubriéndose debajo de él durante casi una hora.

Mientras las orcas daban vueltas, esperando tener otra oportunidad para dañar a la joroba, la conmoción atrajo a un grupo de 50 ballenas piloto y un grupo de tiburones toro. Finalmente, una de las manadas de orcas se fue.

Otro grupo de seis orcas esperó a unos 300 metros de distancia del barco hasta que la jorobada decidió escapar. La orca más grande, un macho de 8.980 kilogramos apodado El Notcho por los observadores de ballenas de la zona, intentó embestir a la jorobada y romperle la mandíbula. El ataque no perturbó a la jorobada, dijo Sharp al Herald.

Fue entonces cuando las orcas se rindieron. La jorobada aceleró hacia la costa.

ataque de orca a ballena jorobada, aleta desgarrada

"Le quitaron la aleta [dorsal], pero las aletas de la cola y las pectorales estaban bien, lo cual es importante. Si exhalan sangre... eso siempre es una preocupación real, pero no hubo nada de eso", dijo Sharp.

El equipo de observación de ballenas filmó el ataque en vídeo, que es la primera documentación de tal ataque en Bermer Bay, dijo.

Las orcas, también llamadas ballenas asesinas, son conocidas por sus interacciones a veces violentas con otros animales marinos. En 2018, un fotógrafo capturó imágenes únicas de una manada de orcas atormentando (o jugando con, según su perspectiva) tortugas marinas en las Islas Galápagos. Las orcas esencialmente trataban a las tortugas como juguetes para la piscina, haciéndolas girar y arrastrándolas como una forma de entretenimiento.

En otro caso, esta vez en 2016, una manada de orcas cerca de la península antártica rodeó una solitaria foca en un témpano de hielo. Afortunadamente, dos ballenas jorobadas acudieron al rescate y salvaron a la foca de Weddell de convertirse en la cena de las orcas.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.