La extraña, pero necesaria, tarea de vacunar focas salvajes

vacunación de una foca en Hawái

¿Cómo poner una inyección a un mamífero marino salvaje?... Muy cuidadosamente

Biólogos del Programa de Investigación de foca monje de la NOAA de Hawái están vacunando sigilosamente en las playas y piscinas de marea, a un grupo selecto de focas para protegerlas de un virus que puede llegar un día a Hawái.

A pesar de que el morbilivirus todavía no se ha encontrado en las focas de Oahu, hay un riesgo de que pueda llegar.

Debido a que las focas - con una población de sólo alrededor de 1.200 a 1.300 individuos en peligro de extinción - no tienen inmunidad contra el virus, un brote podría devastar la especie.

El morbillivirus, que causa el sarampión en los seres humanos, ha sido implicado en una enorme mortandad de focas monje del Mediterráneo.

En 2016 el equipo tendrá como objetivo vacunar a 25 focas en Oahu.

foca monje de HawáiPara llegar a las focas monje de Hawái, los biólogos recorren en coche todos los rincones de la isla y caminan hasta las playas donde han sido vistos los animales. Cada foca tiene que ser pinchado dos veces, una vez con la vacuna y luego con una dosis de refuerzo de seguimiento varias semanas más tarde.

El equipo de NOAA cree que la vacunación de un cierto número de focas ofrece una buena oportunidad de evitar la propagación potencialmente catastrófica si el morbillivirus encuentra su camino a las islas de Hawái.

Haz clic aquí para aprender más acerca de las focas.

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.