Calamar gigante: el Kraken de la vida real en el océano

calamar gigante herido

Arriba: Un calamar gigante herido flotando en el agua que probablemente fuese atacado por un cachalote.

Es posible que los calamares gigantes no ataquen a los barcos, pero siguen siendo temibles depredadores

Los calamares gigantes (Architeuthis dux) son misteriosos depredadores de aguas profundas con ojos del tamaño de una pelota de baloncesto y tentáculos que pueden alcanzar los 10 metros de largo. Los calamares gigantes son uno de los invertebrados más grandes del mundo y pertenecen a un antiguo grupo de moluscos llamados cefalópodos, que también incluye pulpos, sepias y nautilos.

Los avistamientos de calamares gigantes son probablemente lo que inspiró las historias de la mitología escandinava sobre el Kraken destructor de barcos. Los calamares gigantes reales viven a profundidades de al menos 900 m (2.950 pies) por debajo de la superficie del océano y no se sabe que ataquen barcos.

Los científicos aún tienen mucho que aprender sobre la vida de los calamares gigantes. Los investigadores han podido filmar solo dos veces imágenes de estos esquivos gigantes en su entorno natural, ambas veces en los últimos 10 años. Los expertos aún no están seguros de cuántos calamares gigantes hay, o cuántas especies diferentes pueden existir, según el Museo Americano de Historia Natural (AMNH) en Nueva York.

El calamar gigante más grande jamás encontrado tenía casi 43 pies (13 m) de largo, incluidos sus tentáculos, que es casi tan largo como un semirremolque. Sin embargo, los científicos estiman que la especie puede crecer hasta 66 pies (20 m) de largo, según el tamaño de los picos de calamares gigantes que se encuentran en el estómago de los cachalotes (Physeter macrocephalus), que se alimentan de calamares gigantes, según al Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural. En muchas especies de calamares, las hembras son más grandes que los machos y los científicos creen que lo mismo ocurre con los calamares gigantes.

Los calamares tienen ocho brazos y dos tentáculos, con puntiagudas ventosas que ayudan a agarrar y tirar de las presas hacia sus picos. Los picos de los calamares están hechos de quitina dura, el mismo material que los exoesqueletos de los insectos, con afilados bordes que son perfectos para cortar presas en trozos del tamaño de un bocado, según el AMNH.

calamar gigante varado

Imagen: Un calamar gigante que apareció en la playa Golden Mile en Britannia Bay, Sudáfrica. (Crédito de la imagen: Adéle Grosse)

Los calamares gigantes son enormes, pero aún tienen competencia por el título del más grande cefalópodo oceánico. Los calamares colosales (Mesonychoteuthis hamiltoni) viven en el Océano Austral a profundidades de al menos 3.280 pies (1.000 m) y tienen cuerpos más grandes y pesados que los calamares gigantes, según el Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa. Uno de los pocos especímenes de calamar colosal conocidos, que se encuentra en el museo Te Papa, pesa 992 libras (450 kilogramos), mientras que se cree que el calamar gigante solo pesa alrededor de 606 libras (275 kg). Los calamares colosales pueden alcanzar una longitud de 45 pies (14 m), pero los calamares gigantes pueden crecer aún más debido a sus dos alargados tentáculos, y pueden alcanzar los 66 pies, según el Smithsonian.

El calamar gigante se puede encontrar en océanos de todo el mundo a profundidades de al menos 2.950 pies, pero se desconoce su rango geográfico exacto. Los calamares gigantes se registran con mayor frecuencia en el Atlántico norte y el Pacífico norte, y cerca de Sudáfrica y Nueva Zelanda, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Algunos científicos creen que el calamar gigante debería dividirse en varias especies diferentes, incluidas especies separadas para las poblaciones del Atlántico norte, el Pacífico norte y el Océano Austral. Sin embargo, un estudio de 2013 publicado en Proceedings of the Royal Society B analizó 43 muestras de calamares gigantes recolectadas en toda su área de distribución y encontró poca diversidad genética. Esto sugiere que los calamares gigantes son una sola especie y se entremezclan a través de la migración.

Los calamares gigantes son solitarios y los científicos no están seguros de cómo los machos encuentran hembras para reproducirse. Los investigadores plantearon la hipótesis de que debido a que los machos y las hembras probablemente solo se encuentran ocasionalmente, las hembras recolectarían y almacenarían esperma de varios machos. Sin embargo, una hembra capturada frente a la costa de Japón en 2020 solo tenía esperma de un solo macho, lo que sugiere que el calamar gigante en realidad puede ser monógamo.

espermatangia de calamar gigante

Imagen: La espermatangia, o paquetes de esperma, incrustados en la capa superior de músculo de un calamar gigante hembra. (Crédito de la imagen: Miyazu Energy Aquarium)

Los científicos no están seguros de cómo es el apareamiento de los calamares. Los expertos asumen que los machos colocan su esperma en los brazos de las hembras de calamar y sospechan que las hembras pueden liberar huevos y retenerlos mientras son fertilizados en el agua. Luego, la hembra libera millones de huevos fertilizados pegados como una masa de huevos, según el Smithsonian.

Los calamares bebés miden solo de 1 a 4 milímetros de largo cuando nacen de los huevos de su madre y se alimentan en la parte superior del océano a una profundidad de aproximadamente 650 pies (200 m), antes de descender más profundamente en el océano cuando maduran, según el Museo de Historia Natural de Delaware. Los calamares tienen una corta vida útil y la mayoría de las especies solo viven de uno a tres años. Si bien los científicos no saben exactamente cuánto tiempo viven los calamares gigantes, creen que no son más de cinco años, por lo que deben crecer muy rápidamente, según el Smithsonian.

Los calamares gigantes comen otras especies de calamares más pequeños y cazan peces, incluido el granadero azul (Macruronus novaezelandiae), un pez de aguas profundas con forma de torpedo, según Animal Diversity Web de la Universidad de Michigan.

Los calamares gigantes son presa de los cachalotes. Pero los cefalópodos no caen sin luchar, y los cachalotes a menudo se encuentran con cicatrices en forma de ventosa después de cazar calamares gigantes, según el Museo Americano de Historia Natural.

Kraken de calamar gigante

Imagen: Ilustración coloreada de un kraken atacando un barco, alrededor de 1890.

Se decía que el Kraken de la mitología escandinava, probablemente inspirado en avistamientos de calamares gigantes, aparecía como pequeñas islas en el agua para engañar a los marineros haciéndoles creer que era tierra. Según cuenta la historia, la criatura marina gigante usaría sus tentáculos para tirar de los barcos y sus tripulaciones debajo de las olas. Pero los humanos no son parte de la dieta del calamar gigante real, y no hay razón para que el calamar gigante ataque a los barcos.

Los calamares gigantes están categorizados como una especie de menor preocupación por la UICN, lo que significa que no están amenazados de extinción. Tienen un amplio rango geográfico y es menos probable que se vean afectados negativamente por la actividad humana que muchas otras especies, ya que viven en las profundidades del océano. Sin embargo, los científicos no saben con certeza qué tan grande es la población de calamares gigantes o qué amenazas podría enfrentar.

Recursos adicionales:

Libro sobre calamares y otros cefalópodos: "Monarchs of the Sea: The Extraordinary 500-Million-Year History of Cephalopods" (The Experiment, 2020).
El Museo Americano de Historia Natural tiene un video corto en YouTube que describe encuentros entre calamares gigantes y cachalotes.
BBC Earth ofrece más información sobre el calamar gigante y sus vínculos con el mitológico Kraken.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar