Los peces ayudan a controlar el número de estrellas de mar corona de espinas

estrellas de mar corona espinas en un coral

Es sorprendente la relación entre las capturas de las pesquerías y el número de estrellas de mar

Los peces de arrecife, como emperadores, pargos tropicales y bacalaos de roca, ayudan a mantener bajo control el número de estrellas de mar corona de espinas en la Gran Barrera de Coral, según un nuevo estudio del Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS).

Publicado hoy, el estudio encontró que la abundancia de estrellas de mar que comen corales aumenta en lugares donde se eliminan las especies de peces que se sabe que comen estrellas de mar.

Las estrellas de mar corona de espinas (Acanthaster spp.) son nativas de los arrecifes de coral en el Indo-Pacífico. Son un importante contribuyente a la pérdida de coral cuando se encuentran en grandes cantidades, ya que se alimentan del tejido vivo de muchas especies de corales duros. En la Gran Barrera de Coral, se han producido cuatro brotes desde la década de 1960; el más reciente aún está en curso.

"Hace más de 50 años se planteó la preocupación de que la eliminación de los depredadores podría contribuir a los brotes de estrellas de mar. Sin embargo, en ese momento solo se conocía un depredador de la estrella de mar, el caracol de mar tritón gigante (Charonia tritonis)", dijo la Dra. Frederieke Kroon, ecóloga del AIMS y autora principal del estudio.

"Estudios recientes han revelado que casi cien especies de organismos de los arrecifes de coral se alimentan de diferentes etapas de la vida de las estrellas de mar. Ochenta de ellas son peces, incluidas populares especies de interés comercial como emperadores, pargos tropicales y bacalaos de roca. Nuestro estudio es el primero en explorar cómo pueden afectar las capturas pesqueras de estas especies de peces la abundancia de estrellas de mar".

Estrellas de mar corona de espinas en la Gran Barrera de Coral, incluido un timelapse de muchas estrellas de mar moviéndose sobre corales y rodeadas de peces. Crédito: Instituto Australiano de Ciencias Marinas

En primer lugar, el equipo comparó los datos del AIMS de abundancia de estrellas de mar y peces de arrecifes de coral a largo plazo recopilados en arrecifes abiertos y cerrados a la pesca. En los arrecifes cerrados a la pesca, la biomasa de emperadores, pargos y bacalaos de roca era de 1,4 a 2,1 veces mayor y la densidad de estrellas de mar casi tres veces menor que la de los arrecifes abiertos a la pesca.

"Es bien sabido que las reservas marinas prohibidas a la pesca aumentan la biomasa de peces y la diversidad de grandes peces. Estudios anteriores han sugerido que las reservas marinas también podrían influir en el número de estrellas de mar, pero nuestro estudio proporciona una fuerte evidencia de que hay menos estrellas de mar corona de espinas en los arrecifes con más peces depredadores", dijo la Dra. Kroon.

Los científicos también compararon 30 años de datos del Departamento de Agricultura y Pesca de Queensland de captura de peces de arrecife con datos de abundancia de estrellas de mar corona de espinas del monitoreo de arrecifes a largo plazo del AIMS durante el mismo período.

emperador relámpago

Imagen: Un emperador relámpago (Lethrinus nebulosus) mira la cámara frente a una agregación de estrellas de mar con corona de espinas en la Gran Barrera de Coral. Crédito: Instituto Australiano de Ciencias Marinas

La Dra. Kroon dijo que la relación entre las capturas de las pesquerías y el número de estrellas de mar era sorprendente.

"Descubrimos que la densidad de las estrellas de mar corona de espinas aumentó en las áreas donde se recolectaba más biomasa de peces de arrecife", dijo.

"Esta relación fue fuerte para los emperadores, en particular los emperadores trompeta y relámpago [Lethrinus miniatus y L. nebulosus], ambos conocidos depredadores de las estrellas de mar corona de espinas".

La relación también fue fuerte para los pargos tropicales y los bacalaos de roca, incluido el pargo del coral (Plectropomus spp. Y Variola spp.).

"Dado que no se sabe que los pargos abanderados adultos coman estrellas de mar corona de espinas, estamos interesados en saber qué podría explicar esta relación. Una posibilidad es que los pargo abanderados juveniles puedan comer pequeñas estrellas de mar, como parte de su dieta de invertebrados", dijo la Dra. Kroon.

"Combinados, nuestros resultados sugieren que la eliminación de emperadores, pargos tropicales y bacalaos de roca contribuye a aumentar el número de estrellas de mar".

cardumen de pargo abanderado

Imagen: Una cardumen de pargo abanderado, Lutjanus carpotonatus, en la Gran Barrera de Coral. Se sabe que esta especie se alimenta de estrellas de mar con corona de espinas. Crédito: Instituto Australiano de Ciencias Marinas

Los hallazgos han brindado la oportunidad de investigar nuevas herramientas para controlar los brotes en la Gran Barrera de Coral y quizás en todo el Indo-Pacífico, como la gestión basada en la pesca dirigida.

"Los brotes de estrellas de mar continúan siendo una de las principales causas de pérdida de coral, pero a diferencia de otras presiones como el cambio climático, pueden manejarse a nivel local y regional", dijo la Dra. Kroon.

"La gestión basada en la pesca dirigida, en combinación con las actuales intervenciones de gestión de estrellas de mar corona de espinas, como el control manual directo, podría ayudar a controlar aún más los brotes".

estrella de mar corona de espinas en un coral

Imagen: Una estrella de mar corona de espinas alimentándose de una placa de coral en la Gran Barrera de Coral. Crédito: Instituto Australiano de Ciencias Marinas

La Dra. Kroon dijo que los hallazgos hacen una significativa contribución para comprender los posibles impulsores de los brotes de estrellas de mar, como la tendencia natural de las estrellas de mar a reproducirse en grandes cantidades y el papel de la calidad del agua, ya que no son mutuamente excluyentes.

"Es muy probable que no sea uno, sino múltiples factores los que contribuyen a los brotes", dijo.

"Los datos a gran escala y a largo plazo, como los que se utilizaron en este estudio, así como los estudios experimentales, son las mejores herramientas científicas que tenemos para ayudar a comprender las complejidades de los brotes de estrellas de mar corona de espinas y para implementar intervenciones de gestión eficaces y eficientes para su control".

Los hallazgos han sido publicados en Nature Communications: Fish predators control outbreaks of Crown-of-Thorns Starfish

Imagen de cabecera: Una agregación de estrellas de mar corona de espinas que se alimentan de una placa de coral en la Gran Barrera de Coral. Crédito: Instituto Australiano de Ciencias Marinas

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: