Desvelan algunos misterios sobre la vida de las mantarrayas juveniles

mantarraya juvenil
Una mantarraya de arrecife juvenil que habita un vivero en la laguna de Wayag, Raja Ampat, Indonesia. Crédito: Edy Setyawan

La descripción más completa y actualizada de un criadero de mantarrayas de arrecife

Siguen siendo un misterio las primeras etapas de la vida de las mantarrayas. Esto posiblemente se deba a que la mayoría de los investigadores tienden a prestar más atención a las grandes rayas adultas que a sus crías. Pero ahora, gracias en parte a la investigación realizada por un equipo de la Universidad de Auckland (Australia), se han revelado algunas de las vidas secretas de estos juveniles.

Usando identificación fotográfica, drones, seguimiento satelital y acústico, pudieron descubrir cómo usan las jóvenes mantarrayas de arrecife (Mobula alfredi) la famosa laguna turística Wayag en las remotas islas Raja Ampat, Papúa, como su hábitat para crecer.

El descubrimiento de este vivero da un rayo de esperanza para la recuperación y persistencia de esta especie globalmente vulnerable, cuya población ha ido disminuyendo en las últimas décadas.

La investigación de ocho años que realizó Edy Setyawan junto con su equipo ha revelado con éxito algunos de los misterios. Este estudio presenta la descripción más completa y actualizada de un criadero de mantarrayas de arrecife. Es el primero en el mundo en confirmar de manera concluyente un hábitat de cría de mantarrayas.

Hábitat vivero de mantarrayas

Para las mantarrayas recién nacidas, el uso como vivero de hábitats poco profundos y protegidos como las lagunas es crucial para asegurar su supervivencia. Las lagunas proporcionan aguas tranquilas adecuadas para las rayas bebés que recién comienzan a nadar. También ofrecen protección contra depredadores como los grandes tiburones.

Además de proporcionar una fuente de alimento, el vivero alberga a las crías de rayas con un lugar donde pueden interactuar e "intercambiar experiencias" con sus crías.

Actualmente, solo hay unos pocos lugares en el mundo que potencialmente pueden convertirse en criaderos de mantarrayas. Estos incluyen el Golfo de México (Flower Garden Banks y la costa sur de Florida, Estados Unidos), el Atolón de Palmyra (el extremo sur de las aguas de Hawái), las Maldivas e Indonesia (Nusa Penida y Raja Ampat).

En Raja Ampat, los investigadores identificaron cuatro posibles áreas de vivero. Estas incluyen Fam Islands, Hol Gam, Ayau Besar Lagoon y Wayag Lagoon).

Un área puede servir como vivero de mantarrayas si cumple con estos tres criterios:

1. Las mantarrayas recién nacidas y juveniles se encuentran más comúnmente en esta área que en otras áreas
2. Las mantarrayas recién nacidas y juveniles tienden a permanecer y/o regresar a esta área repetidamente durante un período prolongado
3. Las mantarrayas recién nacidas y juveniles habitan el área a lo largo de los años.

Demostrar estos tres criterios puede ser un desafío, tomar años de esfuerzo e involucrar varios métodos. Las evaluaciones que utilizan rastreo satelital y acústico pueden ayudar a completar el rompecabezas.

viveros de mantarraya juvenil

Imagen: Cuatro áreas identificadas como áreas potenciales de cría de mantarrayas de arrecife en aguas de Raja Ampat. Crédito: Edy Setyawan

¿Cómo se monitorearon y rastrearon las mantarrayas juveniles?

Antes de confirmar que Wayag Lagoon es un vivero de crías de mantarrayas, los científicos realizaron en el área un monitoreo regular cada 3 a 6 meses entre 2013 y 2021. Usando una identificación con foto, lograron identificar 34 mantarrayas juveniles de 47 encuentros. Cinco de las 34 rayas fueron fotografiadas en la laguna después de 16 meses. Incluyen dos que, después de 21 meses, aún se encontraban en la laguna.

Cada manta raya tiene en la parte inferior de su cuerpo un distintivo patrón de manchas como nuestras huellas dactilares, lo que nos permite distinguir una de otra.

Desafortunadamente, los investigadores no pudieron fotografiar todas las mantarrayas juveniles que encontraton en cada censo. Esto se debe principalmente a las turbias aguas de la laguna y algunos desafíos para acercarse a estas jóvenes y asustadizas rayas.

En esta laguna, las rayas juveniles a menudo se veían dando saltos mortales alimentándose y navegando a lo largo de la laguna rodeada de imponentes afloramientos de piedra caliza.

mantarrayas juveniles

Imagen: Se vieron dos mantarrayas de arrecife juveniles alimentándose y navegando cerca de una isla kárstica en la laguna de Wayag (Fuente: Edy Setyawan)

Las rayas juveniles eran bastante pequeñas. Usando drones, medieron dos rayas juveniles con un tamaño de 218 cm y 219 cm de envergadura. Usaron transmisores satelitales desplegados en cinco rayas en Wayag Lagoon en 2015 y 2017 para investigar el área de distribución de estas rayas juveniles.

Después de realizar un seguimiento de 21 a 69 días, descubrieron que pasaban más tiempo dentro de la laguna. Ocasionalmente también hicieron cortos viajes fuera de la laguna durante unos días antes de regresar a la laguna.

Para comprender la residencia de las rayas juveniles, utilizaron el seguimiento acústico, un sistema que funciona como una máquina de asistencia. Pusieron estos transmisores en nueve rayas juveniles y receptores acústicos en cinco sitios en Wayag Lagoon. Cada transmisor viene con un código único, lo que permite identificar cada mantarraya que se encontraba dentro del rango de detección del receptor y, por lo tanto, fue detectada por el receptor.

El seguimiento acústico duró 28 meses desde mayo de 2019 hasta septiembre de 2021. Durante este período, los receptores detectaron las rayas juveniles casi continuamente durante 14,5 meses. Es importante destacar que los receptores también registraron señales acústicas de las rayas juveniles todos los días durante cuatro meses. Las rayas juveniles también fueron detectadas durante 24 horas en la laguna Wayag. Permanecieron en la laguna para alimentarse, interactuar con sus compañeros o navegar alrededor de la laguna.

mantarraya juvenil en una estación de limpieza

Imagen: Una mantarraya de arrecife juvenil visita una estación de limpieza en forma de gran bommie, hogar de pequeños peces limpiadores que están "de servicio". Crédito: Edy Setyawan

Durante el día, las rayas juveniles visitan las estaciones de limpieza, ubicadas específicamente en los arrecifes de coral dentro de la laguna. Una estación de limpieza es como un "spa", donde las rayas son limpiadas por peces limpiadores que se alimentan de parásitos en toda la superficie del cuerpo de las rayas.

En conjunto, estos hallazgos sugieren fuertemente que las mantarrayas juveniles dependen en gran medida de este vivero para su salud y supervivencia.

¿Qué sigue?

Este nuevo estudio fortalece la investigación publicada por Edy Setyawan en 2020, que identificó a la laguna Wayag como un potencial vivero de mantarrayas de arrecife. Ambos estudios demuestran que las aguas de Raja Ampat son importantes hábitats para las poblaciones más grandes de mantarrayas de arrecife de Indonesia.

Dicho esto, todavía tengo algunas preguntas en mente. ¿Cuánto tiempo viven las mantarrayas juveniles en el vivero antes de irse? ¿Qué factores influyen en sus movimientos dentro del área relativamente pequeña de la laguna Wayag?

Incluso hoy en día, todavía hay muchos misterios sobre la vida de las mantarrayas que deben ser revelados. Por lo tanto, la investigación adicional sobre los hábitats y la supervivencia de las mantarrayas es crucial para apoyar los esfuerzos para proteger a esta especie vulnerable a nivel global.

El último estudio fue publicado en Frontiers in Marine Science: Residency and Use of an Important Nursery Habitat, Raja Ampat's Wayag Lagoon, by Juvenile Reef Manta Rays (Mobula alfredi)

Etiquetas: ViveroMantarrayaJuvenil

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: