Los gatos pescadores se enfrentan a muchas amenazas humanas

Gato pescador
Un gato pescador, Prionailurus viverrinus, en Koh Mon, Tailandia, en una granja camaronera. Tales instalaciones reducen el área habitada por el tímido animal, contribuyendo a su declive. Sebastian Kennerknecht

Los felinos salvajes de Asia están muy adaptados a entornos acuáticos que están desapareciendo

El maullido del gato pescador suena como el graznido de un pato, y el resto de este felino de tamaño mediano también parece hecho a la medida de la vida acuática.

Su estrecha y aerodinámica cabeza es ideal para sumergirse en los manglares y humedales del sur y sureste de Asia, su hábitat, y sus puntiagudas orejas incluso se pliegan durante una inmersión, sirviendo como tapones para los oídos. La corta y robusta cola funciona como un timón; las patas traseras están parcialmente palmeadas. Las inusuales garras medio retráctiles barren el agua como anzuelos de pesca, atrapando presas, y el pelaje extra grueso protege contra la humedad.

"Los gatos pescadores son especialistas en hábitats, especialistas en humedales", dice Tiasa Adhya, ecóloga y cofundadora de The Fishing Cat Project, un grupo de investigación y conservación con sede en el este de la India. Su investigación mostró recientemente, a través de imágenes de cámaras trampa, que el tímido animal tiene dos métodos distintos para atrapar los peces que constituyen la mayor parte de su dieta.

En aguas profundas, el gato espera durante horas inmóvil en la orilla, muy parecido a un gatito doméstico imaginando el robo de un pez de colores, antes de lanzarse a matar. (Un favorito, naturalmente, es el bagre). Sin embargo, en las aguas poco profundas, el gato expulsa activamente a sus presas de los escondites llenos de malezas pisoteando salvajemente, como un niño en un charco.

Ahora el gato pescador (Prionailurus viverrinus) se enfrenta a otro desafío: los humanos (no confundir con las martas pescadoras de América del Norte). El mundo ha perdido casi el 90 por ciento de sus humedales desde la década de 1700, y Asia sufrió el mayor declive.

gato pescador filmado con cámara trampaEn estos días, la acuicultura intensiva, la contaminación y la construcción de represas río arriba destruyen los hábitats de los peces de agua dulce y enfrentan a los felinos pescadores contra los granjeros, mientras los hambrientos felinos atacan a las carpas de granja e incluso a alguna gallina o cabra, y los granjeros toman represalias con veneno, trampas y cuchillos.

Una vez encontrados a lo largo de los sistemas fluviales desde Pakistán hasta Vietnam, y desde las estribaciones del Himalaya hasta la isla tropical de Java, los felinos han desaparecido de grandes franjas de su área de distribución y están clasificados como vulnerables.

Buscando soluciones más allá del litigio estándar de protección de humedales, los conservacionistas están probando nuevos enfoques, incluido el lanzamiento comercial este invierno de un tipo de variedad de arroz autóctono (y desde luego delicioso). Disponible solo localmente hasta ahora, su venta global podría mejorar las ganancias y las perspectivas de los productores de arroz a pequeña escala, haciendo que sea menos atractivo el cambio a la acuicultura industrializada.

Al prosperar con los nutrientes arrastrados por las lluvias monzónicas en lugar de los fertilizantes químicos, el arroz nativo también crea un hábitat para el gato pescador y su presa. La idea es que en los lagos comunales saludables donde hay mucho para alimentar a los felinos y a los pescadores por igual, sean innecesarios los asesinatos en represalia. "Nadie sufre una pérdida", explica Adhya, "cuando alguien coge un pez".

El artículo sobre cámaras trampa se publicó en Écoscience: Camera-trap records of fishing cat (Prionailurus viverrinus) from East Medinipur (West Bengal, India), and notes on threats to this population

Etiquetas: Gato pescadorAmenazaHumana

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: