updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Indagando los misteriosos viajes de las tortugas marinas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tortuga marina, viaje


Transmisores por satélite permiten a los científicos el seguimiento de las tortugas marinas

Kristen Hart, investigadora tortugas marinas Aunque ella no lo sabe, una tortuga verde llamada "Bond" está informando a los científicos de sus misteriosos viajes en el Golfo de México.

En agosto del año pasado, Bond fue marcada con un transmisor de satélite y otros dispositivos de seguimiento. Ahora que está de vuelta en las aguas que rodean el Parque Nacional de Dry Tortugas, a 70 millas (113 kilómetros) al oeste de Key West, Florida, los científicos pueden actualizar su paradero durante el viaje. Los biólogos marinos están siguiendo a Bond y otras 27 tortugas marinas para aprender a proteger esta especie amenazada y en peligro de extinción.

Las tortugas marinas -tortugas verdes, tortugas bobas y tortugas de carey-, pueden pasar la mayor parte de sus vidas lejos de las playas protegidas por el gobierno federal de Dry Tortugas y lejos de los ojos de los científicos. El seguimiento de las tortugas revelará donde pasan sus días para que los administradores de humedales pueden proteger estas áreas.

"Cuando están en la tierra sólo tenemos un contacto breve con ellas, y luego no volvemos a verlas durante el resto de sus vidas", dijo Kristen Hart, investigadora del Servicio Geológico de EE.UU.. Hart dijo que ella y sus colegas están observando a las tortugas marinas como si estuvieran cuidando a sus propios hijos.

Las tortugas son etiquetadas con monitores, pero colocar una etiqueta a una tortuga de mar es más difícil de lo que parece. Los investigadores utilizan un método llamado "captura de rodeo".


A bordo de un barco ballenero de 22 pies (7 metros) de largo, llamado "Caretta caretta", nombre científico de la tortuga verde, los investigadores se inclinan sobre la borda del barco, que sólo posee un puesto para un explorador de tortugas.

"Tienes que tener los ojos en el agua todo el tiempo", dijo Hart.

El barco se arrima junto al lado izquierdo de una tortuga, que puede estar nadando a 5 mph (8 k/h). Cuando la tortuga sube a tomar aire, dos buzos ataviados con snorkels se introducen en el agua. Agarran la tortuga y le colocan la cabeza mirando hacia el cielo.

colocando un transmisor a una tortuga marina Luego dos de los científicos más fuertes en el barco levantan la tortuga, que puede llegar a pesar hasta 400 libras (181 kilogramos), colocándola en una almohadilla de espuma en la cubierta del barco. El equipo de investigación a continuación, toma medidas y muestras de sangre, fija las etiquetas y envía a la criatura de vuelta a su camino.

El seguimiento se realiza con un transmisor pegado al caparazón de la tortuga. Las etiquetas no son más que un 5 por ciento del peso corporal de una tortuga, por lo que no saben que están ahí.

Por cuánto tiempo las etiquetas están transmitiendo varía dependiendo del lugar donde las tortugas van y qué hacen. El frotamiento contra los arrecifes y las rocas pueden desprender una etiqueta. Percebes pueden crecer en la antena e interrumpir la transmisión de datos.

Sin embargo, una tortuga llamada Bertha -la primera tortuga que Hart marcó en este proyecto- ha realizado transmisión de datos durante 760 días gracias a las nuevas tecnologías de ahorro de batería. Normalmente las etiquetas se apagan después de un año ya que la batería se agota.

Los investigadores han trazado los movimientos de las tortugas para ver donde pasan sus días entre las temporadas de anidación. Las tortugas marinas pueden ser lentas en tierra, pero son muy aventureras en el mundo subacuático.

La tortuga marina Bertha, que dejó la playa de East Key en Dry Tortugas en mayo de 2008, viajó a las Bahamas, donde fue vista por última vez a finales de junio de 2010. Hart, durante un seguimiento de una tortuga a Cuba, pudo apreciar que era capturada por pescadores, que a menudo ocurre cuando las tortugas marinas quedan atrapadas en las líneas de pesca.

Si el equipo de investigación puede encontrar un área donde las tortugas marinas estén por más tiempo, y también aniden, entonces este lugar podría ser un sitio donde la actividad humana debería ser limitada, dijo Hart.

"No estamos tratando de excluir a los pescadores, pero hay restricciones que tienen sentido para ellos al ofrecer una protección adicional", dijo Hart.

El viaje de la tortuga - Tráiler español


Crédito imágenes: Kristen Hart

Historia original: OurAmazingPlanet  U.S. Geological Survey, Tracking the Habits of Elusive Sea Turtles