Almeja 'extinta' de hace 30.000 años aparece perfectamente viva en California

Almeja Cymatioa cooki
Cymatioa cooki, que mide unos 10 milímetros (0,4 pulgadas) de largo. (Jeff Godard)

Estos "fósiles vivientes" volvieron a entrar en la región recientemente

Una especie de almeja conocida solo por los fósiles que dejó atrás de 28.000 años de antigüedad ha aparecido viva y coleando en una costa estadounidense.

El pequeño y translúcido bivalvo, conocido como Cymatioa cooki, fue descubierto recientemente escondido en la zona intermareal rocosa del sur de California, un lugar cuidadosamente examinado por los científicos durante muchos, muchos años.

"No es tan común encontrar con vida una especie conocida por primera vez a partir del registro fósil, especialmente en una región tan bien estudiada como el sur de California", dice el ecologista marino Jeff Goddard de la Universidad de California en Santa Bárbara.

El propio Goddard ha pasado décadas buscando en las costas de California para estudiar babosas de mar, nudibranquios y otros invertebrados, pero no fue hasta noviembre de 2018 cuando se topó con dos pequeñas motas blancas de extraño aspecto.

"Sus caparazones tenían solo 10 milímetros [0,4 pulgadas] de largo", dice. "Pero cuando se extendieron y comenzaron a agitar un pie con brillantes rayas blancas más largo que su caparazón, me di cuenta de que nunca antes había visto esta especie".

almeja Cymatioa cookiImagen derecha: La pequeña concha de C. cooki escondida en la zona intermareal, asentada junto a un quitón en las pozas de marea de Naples Point. (Jeff Godard)

Goddard tomó algunas fotos y se las pasó a Paul Valentich-Scott, curador de moluscos en el Museo de Historia Natural de Santa Bárbara. Pero Valentich-Scott tampoco pudo ubicar la especie. Necesitaba un espécimen físico.

Cuando Goddard volvió para recoger las almejas, habían desaparecido. Pasaron meses y muchas mareas bajas antes de que finalmente tuviera en sus manos otra pequeña almeja. Finalmente, tomó cuatro especímenes para su estudio. Incluso entonces, la especie eludió a Valentich-Scott. "Esto realmente comenzó 'la caza' para mí", recuerda el curador del museo.

"Cuando sospecho que algo es una nueva especie, necesito rastrear toda la literatura científica desde 1758 hasta el presente. Puede ser una tarea abrumadora, pero con experiencia puede ir bastante rápido".

Fue durante esta intensa búsqueda que los científicos encontraron una ilustración de una almeja fosilizada dibujada en 1937.

Había sido recolectada por una mujer local, llamada Edna Cook, en Baldwin Hills de Los Ángeles, y los científicos la clasificaron en ese momento como Bornia cooki (el nombre del género ahora se ha cambiado a Cymatioa). Este sitio arqueológico tiene una antigüedad de entre 28.000 y 36.000 años, lo que representa una época del Pleistoceno tardío cuando los niveles del mar llegaron mucho más hacia el interior de lo que están ahora.

Cuando Valentich-Scott solicitó el espécimen real del museo en el que se basaron las ilustraciones, encontró una combinación perfecta. Esta era la misma especie de almeja que Goddard había encontrado en Naples Point, en la costa de Santa Bárbara.

Todavía estaba viva.

fósil de almeja Cymatioa cooki

Imagen: El espécimen tipo que usó George Willett para describir originalmente la especie. (Valentich-Scott et al., ZooKeys, 2022)

"Hay una historia muy larga de recolección de conchas y malacología en el sur de California, incluida la gente interesada en los micromoluscos más difíciles de encontrar, que es difícil creer que nadie encontrase ni siquiera las conchas de nuestra pequeña monada", dice Goddard.

Nadie sabe realmente qué hábitats prefieren estas almejas, o por qué una vez abandonaron el sur de California. Sin embargo, los investigadores sospechan que estos "fósiles vivientes" volvieron a entrar en la región recientemente, transportados hacia el norte como larvas durante las olas de calor marinas que ocurrieron entre 2014 y 2016.

Este no es el primer descubrimiento sorpresa de un animal marino vivo que se presume extinto según los fósiles, ni es el más antiguo.

También se pensó que los celacantos gigantes estaban extintos, solo se conocían a través de sus restos fosilizados, pero resulta que estos enormes peces todavía acechan en las profundidades como lo han estado haciendo durante más de 65 millones de años.

C. cooki podría ser el último fósil en resucitar de entre los muertos, pero es poco probable que sea el último.

El estudio fue publicado en ZooKeys: A fossil species found living off southern California, with notes on the genus Cymatioa (Mollusca, Bivalvia, Galeommatoidea)

Etiquetas: AlmejaFósilViva

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: