updated 3:01 PM CEST, Sep 29, 2016

Oso polar utiliza una piedra para romper su recinto del zoológico (vídeo)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
oso polar tira un piedra contra el cristal del Zoo

Es imposible saber a ciencia cierta si el oso polar se estaba divirtiendo con la piedra

Los zoológicos están diseñados para ofrecer a los visitantes una visión de algunos de los animales más majestuosos del planeta, algunas temibles criaturas deben ser contempladas desde una distancia segura y tras barreras de protección. Pero en un reciente incidente, filmado en una instalación en los Países Bajos, esa sensación de seguridad (entre otras cosas) se rompió inesperadamente.

En un video en YouTube proporcionado por la fuente de noticias holandesa Diergaarde Blijdorp, se puede observar que un oso polar (llamado Vicks) en el zoológico de Rotterdam recoge por dos veces una piedra de gran tamaño desde la parte inferior de su tanque y la lanza contra las paredes de cristal. Los dos hombres que se ven hablando en el video, parecen no darse cuenta de la maniobra de recoger la piedra del fondo por el icónico depredador del Ártico hasta que, al final, se llevan un gran susto cuando se rompe el cristal.

Las autoridades dicen que el oso polar sólo había roto la primera de cinco capas de vidrio, sin embargo, el golpe fue lo suficientemente estruendoso como para asustar a los dos visitantes del zoo, que antes parecían más interesados en el gran animal junto a ellos.

Por supuesto, es imposible saber a ciencia cierta si el oso polar se estaba divirtiendo con la piedra, o lanzó la piedra con la intención de liberarse de esa "casa" de cristal, pero ciertamente no sería la primera vez que un animal cautivo intenta salir de su prisión.

Aunque los monos suelen ser los más propensos a romper su dramático encierro, los osos también han demostrado tener algún éxito en sus intentos de conseguir la libertad. A principios de este año, un oso capturado en Alaska con destino a un zoológico europeo realizó una audaz fuga escapando de nuevo a la naturaleza cuando sus guardianes desactivaron temporalmente una cerca eléctrica.

Esta escena, como tantas otras, plantea inevitablemente la cuestión de si es ético mantener encerrados a los animales silvestres, particularmente cuando están haciendo esfuerzos para escapar.