updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Pulpo se engancha en los genitales de un delfín

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
pulpo agarrado a los genitales de un delfín

Tal vez el delfín trataba de comerse al pulpo y el animal se escurrió hasta allí intentado escapar

Un pulpo realizó la semana pasada el viaje de placer de su vida cuando de alguna manera se trabó en el vientre de un delfín nariz de botella en el mar Jónico. Más específicamente, la criatura marina con tentáculos "cogió asiento" en la hendidura genital del delfín.

Los investigadores del Proyecto Delfín Jónico (Ionian Dolphin Project), que forma parte del Instituto de Investigación Tethys, observaban a un grupo de cuatro delfines cerca de la isla de Kalamos frente a la costa oeste de Grecia. De repente, uno de los delfines saltó fuera del agua con algo extraño colgando de su estómago. No fue hasta que los investigadores examinaron las fotos del salto que se dieron cuenta que el objeto no identificado era un pulpo.

pulpo agarrado a los genitales de un delfín

El "autoestopista" con tentáculos iba aferrado a la hendidura de los genitales del delfín. El fotógrafo Joan Gonzalvo, que hizo las fotos, no está seguro de lo que estaba haciendo el pulpo, a pesar que dijo a New Scientist que tal vez el delfín trataba de comerse al pulpo y el animal se escurrió a lo largo de hendidura genital del delfín en un intento de escapar.

El delfín puede haber saltando fuera del agua para desprenderse del huésped no invitado, escribió en el blog de la organización Gonzalvo, el director del proyecto del Proyecto Delfín Jónico. Después del salto el pulpo se soltó y el delfín siguió nadando sin signos de malestar, agregó.

pulpo agarrado a los genitales de un delfín

Cualquiera que sea la causa de la extraña conjunción, los pulpos son criaturas astutas. Muchas especies pueden cambiar no sólo su color sino también su textura, imitando a objetos específicos para esconderse de los depredadores. El pulpo Longarm del Atlántico puede incluso hacer un camuflaje móvil: Esta especie junta sus tentáculos hacia arriba y nada como un lenguado, pareciendo más un pez que un molusco de ocho patas.

Los delfines tampoco se quedan atrás en el grado de inteligencia. Viven en grupos sociales complejos, y sus silbidos únicos pueden decir a otras manadas de delfines exactamente quiénes son. Un grupo de delfines en Brasil, incluso se alían con los pescadores para impulsar las lisas hacia las redes de pesca. Como recompensa, los delfines llegar a compartir el botín del pescado.

Pero desde luego esta nueva y dolorosa táctica de defensa de los pulpos con ataque directo a los genitales del enemigo no se había visto antes...