updated 9:19 PM CET, Dec 8, 2016

Nacen cientos de pulpos bebés en el Alaska SeaLife Center

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 
pulpo gigante del Pacífico bebé

Anteriormente, sólo se ha conseguido criar en cautividad un pulpo gigante del Pacífico

Miles de huevos de pulpo gigante del Pacífico, engendrados hace más de un año, comenzaron la eclosión esta primavera en el Alaska SeaLife Center en Seward, frente a una abrumadora probabilidad futura en su contra para vivir. Si una sola cría sobrevive hasta la edad adulta, sería histórico.

Los acuaristas en el centro que han iniciado la difícil tarea de intentar que se desarrollen los pulpos jóvenes conocen las probabilidades. Sólo ha sido criado una vez con éxito en un acuario un pulpo gigante del Pacífico desde el huevo hasta la madurez.

La "diva" en el centro del drama en la exposición "Habitantes de las Profundidades" del Centro SeaLife se llama Lulu, un pulpo gigante del Pacífico. La especie de Lulu puede crecer y vivir más tiempo que cualquier otra especie de pulpo, un promedio de 16 pies de diámetro y un peso de 110 libras. De acuerdo con National Geographic, el pulpo gigante del Pacífico más grande conocido es un espécimen de 30 pies de largo que pesaba más de 600 libras.

Lulu ha guardado su nidada de huevos, que asciende a decenas de miles de individuos, desde que comenzó a colocarlos en marzo 2012, después de aparearse con Felix, un pulpo gigante del Pacífico macho del centro. Según el centro, un año después empezaron a emerger diminutas crías conocidas como paralarvas.

Hasta el momento han eclosionado alrededor de 400 huevos, dijo el comisario del acuario Richard Hocking. Algunos de los pulpos nacidos del grupo murieron, pero han sobrevivido muchos más, dijo. Hocking espera que todos los huevos eclosionen a finales de mayo.

Los bebés tienen alrededor de un cuarto de pulgada de largo, y ya se parecen a sus padres. Tienen ocho diminutos brazos acompañados de ventosas, y nadan por propulsión a chorro. Sus ojos ya están bien desarrollados. Por ahora, están flotando en la superficie del agua de alimentación. Una vez que crezcan hasta alrededor de un centímetro, se instalarán en el fondo del tanque del acuario. Su solución en la naturaleza es refugiarse en grietas y bajo rocas y seguir alimentándose y madurando.

larva de pulpo gigante del Pacífico

racimos de huevos de pulpoCuando madure el último de los huevos, Lulu morirá. Tanto las hembras y los machos mueren poco después del apareamiento. Ella ha demostrado ser una madre activa. "Lulu no se está alimentando en este momento, pero sigue al macho y aviva los huevos como hacen las atentas madres pulpo en esta fase reproductiva y definitiva de sus vidas".

Ahora Lulu, de 5 años de edad, está llegando al final de su vida. Los pulpos del Pacífico no viven mucho más de la mitad de una década, y Lulu ha pasado la mayor parte de su vida en el centro. Un investigador encontró a Lulu en Prince William Sound en 2009 y la donó al centro. En aquel entonces, ella no era más grande que una pelota de tenis.

Un pulpo gigante del Pacífico hembra solamente pone huevos una vez en su vida, pero en ese trabajo puede producir más de 30.000. Por otro lado, los machos pueden aparearse con varias hembras, pero también mueren varios meses después de este período reproductivo.

A menudo se consiguen otras especies de pulpo a partir de huevos en acuarios de todo el mundo - pero no de pulpos gigantes del Pacífico. Hay un solo caso documentado de estos animales marinos en que se crió con éxito un huevo hasta la madurez en un ambiente de acuario. Ocurrió a mediados de la década de 1980, según el centro.

pulpo gigante del Pacífico bebéLos pulpos bebés son difíciles de hacer crecer porque son muy delicados después de la eclosión y tienen exigencias nutricionales específicas. Los acuaristas del centro tomaron varias medidas para aumentar sus posibilidades de supervivencia, incluyendo la recolección de zooplancton silvestre y cultivado para alimentar a los bebés. Se construyeron también unos "tanques de cría".

Para muchas especies en su hábitat natural, dijo Hocking, una tasa de supervivencia del 1 por ciento es el índice de referencia. El centro estima que Lulu puso más de 30.000 huevos, por lo que si sobrevive el 1 por ciento de sus bebés, el número de 300 descendientes vitales será una buena noticia.

En 2004 y 2005, no prosperó un intento de reproducción en el centro cuando todos los neonatos del pulpo del Pacífico murieron después de varios meses de cuidados. La madre, Aurora, pasó meses atendiendo a sus huevos hasta que eclosionaron. Ella dejó de comer durante semanas y su salud se deterioró rápidamente. Fue sacrificada debido a la preocupación por su salud. En el momento de su muerte, dos docenas de pulpos bebé seguían con vida.

Hocking dijo que no está preocupado por ganar cualquier record de criar pulpos en un acuario, sino que está cautivado por la maravilla de ver crecer a los animales.

Lulu, hembra de pulpo gigante del Pacífico

Además de Lulu y su descendencia, el centro alberga a otros seis pulpos de la misma especie.

Los visitantes pueden ver a Lulu y sus descendientes recién nacidos nadando en el tanque de "Habitantes de las Profundidades", y algunas de las crías también se pueden ver en una pantalla especial cerca de un sitio llamado Discovery Touch Pool.

Crédito imágenes: Alaska SeaLife Center