updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Las tortugas gigantes de las Islas Galápagos hacen una colosal remontada

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tortuga gigante de las Galápagos (Chelonoidis hoodensis)

Para solucionar el problema de la extinción, la primera orden del día fue erradicar las cabras

Las tortugas gigantes (Chelonoidis hoodensis) que una vez fueron llevadas​ al borde de la extinción en una pequeña isla de las Galápagos han hecho una increíble remontada, revela un nuevo estudio.

La población de tortugas en la isla de la Española se redujo a sólo 15 animales en la década de 1960, debido a los daños a su hábitat causados por las cabras ferales. Luego, hace unos 40 años, las tortugas criadas en cautividad fueron puestas en libertad en la isla, y ahora hay cerca de 1.000 de ellas que viven y se reproducen en el medio silvestre.

"Es una de las más grandes historias de éxito de la conservación", dijo James Gibbs, biólogo de la conservación en la universidad SUNY de Ciencias Ambientales y Forestales en Syracuse, Nueva York. Gibbs dirigió el estudio publicado el 28 de octubre en la revista PLoS ONE.

Las tortugas gigantes se encontraban antes en todo el mundo pero ahora, en la naturaleza, sólo son encontradas en unos pocos lugares, incluyendo las Islas Galápagos, las Seychelles y las Mascareñas. Los balleneros cazaron las tortugas en la Española para la comida. Los pescadores más tarde trajeron cabras a la isla a finales de 1800, devastando el ecosistema nativo y las tortugas a lo largo del mismo. Por la década de 1960, sólo quedaron un puñado de los colosales reptiles.

Para solucionar el problema, "la primera orden del día fue erradicar las cabras", dijo Gibbs. Los conservacionistas llevaron pistoleros entrenados en helicópteros para cazar y matar a todas las cabras.

Mientras tanto, la Dirección del Parque Nacional de Galápagos reintrodujo en la isla tortugas criadas en cautividad, y en los últimos años las marcaron y recapturaron.

En el estudio, Gibbs y sus colegas analizaron 40 años de datos recogidos por el Servicio de Parques Nacionales, la Fundación Charles Darwin y otros científicos visitantes. Ellos encontraron que la población de tortuga se había estabilizado.

tortuga gigante de las Galápagos (Chelonoidis hoodensis) baj un cactus"Lo que encontramos, es básicamente que con el tiempo han sobrevivido aproximadamente la mitad de las tortugas que se marcaron", dijo Gibbs. "Eso es realmente bastante asombroso".

Y las tortugas se están reproduciendo. Algunos de los animales más jóvenes que se encuentran entre los últimos cinco a 10 años no fueron criados en cautiverio, dijo Gibbs. La población de tortugas es "muy segura", dijo, y probablemente no necesita más intervención humana.

Para averiguar cómo ha cambiado la vegetación de la isla a lo largo de los años, los científicos midieron el contenido de carbono del suelo a diferentes profundidades. Encontraron que en los últimos 150 años más o menos, ha habido un cambio en la flora, desde los pastos a los pequeños árboles y arbustos. Estas plantas leñosas evitan el crecimiento de los cactus, que son alimentos básicos de la dieta de la tortuga, y hacen más difícil que los animales se mueven alrededor, dijeron los investigadores.

Así que a pesar de que las tortugas se están recuperando, tomará mucho más tiempo que el ecosistema se recupere y la población de tortugas pueda recuperarse por completo, dijo Gibbs.

Artículo científico: Demographic Outcomes and Ecosystem Implications of Giant Tortoise Reintroduction to Española Island, Galapagos