Loading...
updated 12:14 PM CET, Nov 20, 2017

¿Qué hace que el dragón de Komodo sea un depredador ápice?

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 
¿Qué hace que el dragón de Komodo sea un depredador ápice? - 4.0 out of 5 based on 2 votes

dragón de Komodo (Varanus komodoensis)

El dragón de Komodo pueden matar a un hombre con un solo mordisco

Con dientes de sierra, escamas similares a una armadura y saliva venenosa, el dragón de Komodo (Varanus komodoensis) ha evolucionado a partir de peligrosos lagartos gigantes para dominar la cadena alimentaria.

El lagarto más grande del mundo (hasta 3 metros de largo) sólo necesita un mordisco para infectar a su presa, para luego acecharla con paciencia y sangre fría hasta que se desploma; y si no hay presas vivas disponibles, con mucho gusto desentierran tumbas humanas...

El dragón de Komodo es lo más parecido a un dinosaurio que tenemos hoy en día en la Tierra. Sus dientes están cubiertos de tejido sangrante, su boca sangra abundantemente cada vez que se alimenta, babeando saliva venenosa y agitando su larga lengua bifurcada amarilla que usa para oler, detectar sabores y percibir estímulos, al igual que otros muchos reptiles, utilizando el órgano de Jacobson y que le ayuda a orientarse en la oscuridad. Ciertamente, estas antiguas criaturas son peligrosas, impresionantes y únicas.

A finales de 2005, investigadores de la Universidad de Melbourne especularon que el varano gigante australiano (Varanus giganteus), otras especies de varánidos y los agámidos podrían ser algo venenosos. Se pensaba que los mordiscos infligidos por estos reptiles eran propensos a infectarse debido a las bacterias de su boca, pero el equipo de investigación afirmó que los efectos inmediatos de sus mordeduras eran causados por un leve envenenamiento.

En 2009, los mismos investigadores publicaron pruebas adicionales que demostraban que los dragones de Komodo poseen una mordedura venenosa. Las exploraciones realizadas mediante imagen por resonancia magnética de un cráneo mostraron la presencia de dos glándulas de veneno en la mandíbula inferior. Al extraer una de estas glándulas de la cabeza de un espécimen enfermo terminal en el Zoo de Singapur, comprobaron que secretó un veneno que contenía varias proteínas tóxicas diferentes.

Los dragones de Komodo son peligrosos y no deben tomarse a la ligera. Son activos y ágiles depredadores con dientes afilados y tienen la capacidad de trepar a los árboles, nadar o correr más rápido que cualquier humano. También pueden detectar a sus presas a 10 kilómetros (no te estoy tomando el pelo), viven 50 años y cazan con trucos malvados: "se ha observado a un dragón de Komodo perseguir intencionadamente a una cierva embarazada con la esperanza de un aborto involuntario, cuyos restos puede comer, una técnica que también ha sido vista en los grandes depredadores de África".

Los dragones de Komodo se pueden encontrar, de forma nativa, sólo en dos islas en Indonesia - Komodo y Rinca.

El dragón de Komodo pueden matar a un hombre con un solo bocado.

dragón de Komodo atacando una cabraEstos enormes lagartos, de hasta 3 metros de longitud, no tienen miedo a los humanos, pero los seres humanos sin duda tienen razón para temer a los dragones. Dos turistas han muerto durante su visita a estos depredadores en la remota isla indonesia de Komodo. Los dragones tienen una boca repleta de bacterias (su saliva es extremadamente tóxica y se mezcla con la sangre) que causa la muerte por infección por un solo mordisco - los dragones muerden a su presa y luego realizan un seguimiento de la desafortunada víctima por días si es necesario a la espera de que muera (víctimas humanas de sus mordeduras tienen una buena oportunidad de sobrevivir si se trata a tiempo con una amplia gama de antibióticos).

Se alimentan arrancando grandes trozos de carne de sus presas y tragándoselos enteros mientras sujetan el cadáver con las patas anteriores. En el caso de presas más pequeñas, de hasta el tamaño de una cabra, sus mandíbulas con articulaciones desencajables, cráneo flexible y estómago expandible, les permite tragarse las presas enteras. La copiosa cantidad de saliva roja que producen contribuye a lubricar la comida, pero a pesar de ello tragársela continúa siendo un proceso largo (15-20 minutos para tragarse una cabra).

lengua de un dragón de KomodoSólo hay una ciudad (conocida como kampung) en la isla de Komodo, pero toda la isla y los mares que la rodean son parte del Parque Nacional de Komodo, puesto en marcha en 1980 para proteger al dragón y otras criaturas de este hábitat de la remota isla. Los dragones mismos fueron descubiertos en 1911, y la lejanía de su hábitat natural se suma a la sensación de estar haciendo un paso atrás a un lugar realmente primitivo.

Los dragones no tienen miedo de desafiarse unos a otros para llegar a la comida y demuestran el dominio - caníbales de hecho, se les conoce por comer en ocasiones a sus propios jóvenes. De vez en cuando consumen seres humanos y cadáveres humanos, desenterrando cuerpos de tumbas poco profundas. También hacen un distintivo sonido sibilante cuando están oliendo la comida que es una advertencia para que los otros dragones den marcha atrás, aunque también tiene el mismo efecto en los seres humanos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar