Clicky

dugongo y tortuga marina

La pareja estaba nadando en la costa de Egipto

El océano está lleno de autoestopistas. Algunos son inofensivos, como los copépodos, gusanos de tubo y las arañas de mar que tienen sus hogares en los corales o en otras rocas cercanas. Algunos son depredadores, tales como los gusanos de fuego o nudibranquios que devoran a sus anfitriones coralinos. Y algunos, parece, se están simplemente divirtiendo.

Un buceador ha filmado la extraña pero adorable situación de un dugongo intentando montar a una tortuga marina verde. La pareja estaba nadando en la costa de Egipto en una de las interacciones animales más entrañables que hemos visto nunca.

El dugongo nada justo encima de la tortuga marina... puede ser que la tortuga sea la chica más popular de la escuela. Y la tortuga no parece molestarse o hacer caso a su admirador.

Incluso cuando parece que el dugongo la besa:

dugongo besa a tortuga marina

O la abraza:

dugongo abraza a tortuga marina

O flota por encima de ella:

dugongo cabalga a tortuga marina

Primos cercanos pero menos famosos que el manatí (Trichechus manatus), los dugongos (Dugong dugon) son conocidos sobre todo por comer hierba, nadar lenta y suavemente y mirar muy lindo todo el tiempo. Montar tortugas en realidad nunca ha estado en su repertorio, hasta ahora.

El dugongo cuenta con sus propios pequeños autoestopistas: las rémoras unidas a su cola. De cualquier manera, el dugongo estaba actuando como un amigo que quiere jugar a pesar de que la tortuga estaba haciendo sus propias cosas.

Etiquetas: DugongoMontarCabalgarTortugaMarina
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos