updated 11:33 PM CEST, Oct 20, 2017

Los osos polares necesitan estar gordos, y no pueden vivir sin hielo marino

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Los osos polares necesitan estar gordos, y no pueden vivir sin hielo marino - 5.0 out of 5 based on 1 vote

oso polar en el hielo marino

Necesitan comer al menos una foca a la semana

Los seres humanos son inquisitivos e innovadores, con un talento indiscutible para la resolución de problemas. Por lo tanto, cuando leemos acerca de cómo están amenazados los osos polares por el derretimiento del hielo marino, es natural que nos preguntemos: ¿pueden aprender a adaptarse a la vida en tierra? Después de todo, siete de las ocho especies de osos del mundo son terrestres.

La respuesta a esta pregunta, sin embargo, es un rotundo "No".

Si bien la respuesta es simple, las razones son complejas y revelan los problemas de creer que podemos reequilibrar fácilmente los ecosistemas sensibles una vez que han sido quebrantados.

La realidad es que, sin hielo marino, no habrá osos polares. El hielo es la vida misma de estos osos: es la base de sus adaptaciones fisiológicas y ecológicas increíblemente especializadas, una plataforma vital para el apareamiento, el viaje y la caza de focas - En particular, las focas anilladas, una especie cuya existencia también está directamente ligada al hielo. Si un oso polar tiene la opción entre estar en tierra o en hielo marino abundante y de buena calidad, siempre escogerá esto último.

Algunos osos polares hacen el verano en tierra, como los de la Bahía de Hudson en Canadá, donde el hielo desaparece y se vuelve a formar anualmente, o en la vertiente norte de Alaska, cuando las temperaturas estacionales temporalmente más cálidas hacen que el hielo se aleje demasiado hacia el norte. Y los osos le siguen. Los osos polares tienen tendencia a quedar en estado letárgica, ahorrando su energía (en forma de depósitos de grasa) para cuando el hielo marino vuelve y puede comenzar de nuevo la caza de focas. Sin embargo, algunos alimentos son mejores que ningún alimento, y los osos polares son animales inteligentes, curiosos y llenos de recursos. Si algo parece nuevo y potencialmente comestible, absolutamente van ir, echar un vistazo y darle un mordisco. Este comportamiento se convierte en historias sobre osos polares que se ven comiendo bayas, quelpo, cadáveres de delfines, huevos de aves e incluso renos.

oso polar caza una focaPero hay tres razones por las cuales ninguno de estos alimentos son sustitutos viables a largo plazo. Una es que la grasa de foca es realmente lo único con un contenido de energía lo suficientemente alto como para mantener a los osos polares en marcha. Un oso polar regordete es un oso polar feliz, y se requiere mucha energía para mantener a un oso polar rechoncho. Tener grasa es un importante amortiguador en los impredecibles campos de caza del hielo marino del Ártico: Es difícil planificar con anticipación en un ambiente que está en constante movimiento, y que desaparece o al menos disminuye y se dispersa durante partes del año. Los osos polares que están gorditos son cazadores exitosos que tienen una oportunidad mucho mejor de sobrevivir a través de períodos de poca o ninguna comida.

Para mantenerse vivo, el oso polar promedio necesita comer el equivalente de una foca anillada por semana, o aproximadamente dos kilos de grasa por día. (De hecho, los osos polares en condiciones decentes de cuerpo a menudo sólo comen la grasa, dejando atras las partes menos calóricas del cuerpo de la foca para ser recogidas por los osos polares más flacos, los zorros árticos y las aves).

La necesidad de calorías es más alta para las madres que amamantan a sus cachorros, y las osas embarazadas se retirarán en sus madrigueras de maternidad no comiendo hasta por ocho meses. Si un oso polar debe permanecer rechoncho y saludable, su ingesta total de energía debe ser por lo menos igual a su gasto de energía - de lo contrario se termina con un oso muy delgado que no tiene las reservas de grasa para permitir que se reproduzca, críar cachorros, permanecer caliente durante los meses de invierno o evitar la enfermedad.

oso polar escala para comer huevosUn segundo problema es que incluso las fuentes alternativas de alimentos no son infinitas. Los osos polares son ávidos escaladores, y a veces pueden ser vistos forrajeando en los acantilados de las colonias de aves marinas. También se dirigen a las aves del Ártico que anidan en el suelo. Como sustituto de las focas, los huevos de aves son en realidad una comida rica en energía. Pero son pequeños, lo que significa que un oso debe consumir 100 o más huevos para obtener la misma cantidad de energía que lo haría de una comida de una sola foca anillada.

Una sola visita de oso puede ser devastadora para una colonia de aves, lo que significa que no tomará mucho tiempo antes de que desaparezca la colonia atacada. Lo mismo ocurre con los renos y los cadáveres de ballenas. Simplemente no son suficientes para sostener a la población mundial de osos polares.

Por último, los osos polares simplemente no están hechos para correr durante un período prolongado de tiempo, que es lo que se necesita cuando están persiguiendo aves o renos. La carrera es una tarea excesivamente intensiva para la energía de un oso polar, y su aislamiento natural significa que se recalientan rápidamente, incluso en temperaturas frías.

En tierra, un oso persistente podría dar caza a un reno de vez en cuando, pero un reno adulto saludable que preste atención a su entorno debería ser capaz de superar a un oso. Por el contrario, capturar una foca requiere mucha paciencia, pero no tanto atletismo. Un oso polar esperará silenciosamente a que suba una a por aire en un agujero de respiración - una brecha redonda en el hielo que hacen y mantienen las focas con sus afiladas garras. O un oso polar acechará lentamente a una foca tomando el sol acostada en el hielo, y terminará la caza con un corto sprint.

Así que en realidad es una cuestión de biología básica. Los osos polares son los depredadores ápices de la cadena alimentaria del Ártico. Se han adaptado a comer focas durante cientos de miles de años o más y no pueden vivir mucho tiempo con una dieta basada en tierra. Osos gordos saludables en tierra son rechonchos porque la caza fue buena mientras estaban en el hielo. Cada oso polar que se ve en tierra simplemente está haciendo su mejor esfuerzo para sobrevivir a corto plazo mientras se mantiene a temperaturas más frías y para que el hielo y las focas regresen.

En última instancia, la importancia de esta discusión sobre los osos polares se extiende mucho más allá de su destino como criaturas. Los osos polares son lo que llamamos una especie indicadora: cómo se comportan los osos es un marcador del estado de su entorno como un todo. Los osos hambrientos en tierra no pueden ser vistos como un 'error en el sistema' independiente que se vean. En su lugar, son sintomáticos de un ecosistema ártico en agitación, donde las complejas y sensibles relaciones ecológicas se están desarrollando mientras hablamos.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar