Loading...
updated 12:25 PM CEST, May 23, 2018

Las criaturas marinas nos escuchan cuando buceamos, hacemos kayak e incluso nadamos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

nadador

Lo más probable es que no les cause ningún daño

Sabemos desde hace bastante tiempo que las criaturas marinas pueden captar sonidos de barcos y vehículos acuáticos, pero ¿pueden sentir cuando hacemos cosas más sutiles, como nadar o bucear? Un nuevo estudio sugiere que sí: los humanos hacen mucho ruido bajo el agua porque generamos y empujamos nubes de burbujas subacuáticas, que vibran y emiten ondas acústicas.

Si bien a algunos de nosotros nos gusta más el agua que a los demás, los humanos ciertamente no somos criaturas acuáticas; en el momento en que entramos en el agua, las cosas empiezan a ponerse un poco raras. Además de ser lentos y mal preparados para el entorno marino, también hacemos mucho ruido.

Christine Erbe, directora del Centro de Ciencia Marina y Tecnología de la Universidad Curtin en Perth, Australia Occidental, quería ver cuánto ruido hacemos bajo el agua y si ese ruido puede ser recogido por criaturas marinas.

"Los humanos generan ruido bajo el agua en el momento en que entramos al agua", dijo Erbe, que estudia grandes fuentes de sonido subacuático en nombre de la industria y la defensa. También dijo que, por curiosidad científica general, quería saber qué tan ruidosos somos individualmente. "Muchas personas no se dan cuenta de que el sonido viaja extremadamente bien bajo el agua: podemos escuchar barcos individuales a decenas de cientos de kilómetros de distancia. Y cuando estamos en el océano, podemos escuchar que los barcos llegan mucho antes de que finalmente los veamos aparecer en el horizonte".

El ruido subacuático creado por el hombre es una gran preocupación porque muchas criaturas marinas confían en el sonido para funciones importantes como la caza, el apareamiento o evitar que otros depredadores se las coman.

Los ruidos artificiales pueden interferir con estos procesos, con graves consecuencias, por lo que los investigadores querían ver cuánto ruido hacemos a través de actividades simples, como nadar. Arreglaron una configuración bastante simple pero eficiente.

"Para entender cuánta interferencia causamos a los animales marinos, necesitamos medir los sonidos que generamos bajo el agua", dijo Erbe. "Para hacer esto, desplegamos hidrófonos, esencialmente micrófonos submarinos, para registrar los sonidos de los barcosbarcos que pasan o, como en este estudio, las personas que nadan sobre el hidrófono".

buceo libre

Sonidos acuáticos

El sonido es esencialmente una secuencia de ondas de presión que se propagan a través de medios comprimibles como el aire o el agua. Debido a las diferencias físicas entre el agua y el aire, las frecuencias se atenúan de forma diferente en los dos entornos. Las bajas frecuencias en particular pueden viajar largas distancias en el agua, lo que explica en parte por qué las canciones de ballenas pueden viajar distancias tan grandes.

Los delfines y otras ballenas dentadas son conocidos por su aguda sensibilidad auditiva, aunque la mayoría de las criaturas marinas tienen un sentido del oído muy fino, adaptado a las condiciones subacuáticas.

Erbe y sus colegas se sorprendieron al descubrir cuán ruidosos son los seres humanos bajo el agua. Algunos estilos de natación son más ruidosos que otros (por ejemplo, la braza es mucho más silenciosa que el estilo libre) pero, en general, todas las actividades que comúnmente se llevan a cabo en el agua crean mucho ruido. Incluso algo tan simple como bucear creó sonidos fácilmente reconocibles.

"Gracias a grabaciones subacuáticas de audio y vídeo simultáneas, pudimos combinar sonidos específicos con actividades, incluidos diferentes estilos de natación, buceo, kayak y pesca submarina", dijo. "Resulta que la mayor parte del sonido está relacionado con las burbujas que generamos en la superficie del agua. Cada vez que los brazos perforan la superficie mientras se practica el estilo libre, empujan una nube de burbujas bajo el agua, que vibran y emiten una onda acústica".

Puedes escuchar algunos ejemplos a continuación. Intenta ver si puedes detectar las actividades individuales sin mirar el vídeo, y luego ver si tenías razón o no.

Sonidos grabados con hidrófonos submarinos mientras las personas nadaban estilo libre y braza, buceaban, buceaban libre, pateaban una tabla de surf, navegaban en kayak y simplemente saltaban al agua. El análisis de datos científicos y la caracterización y cuantificación de firmas sonoras se publicaron en Acoustics Australia.

Sin embargo, informan los investigadores, mientras que las criaturas marinas pueden oírnos, es probable que no les moleste. En otras palabras, aunque el sonido de los deportes acuáticos no motorizados puede ser escuchado por animales cercanos, lo más probable es que no les cause ningún daño.

Artículo científico: Underwater Acoustic Signatures of Recreational Swimmers, Divers, Surfers and Kayakers

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar