updated 10:44 PM CET, Dec 8, 2016

Encontrado gusano marino dado por extinto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

lineus longissimus

Aparecen en Illas Atlánticas (Galicia) un gusano que los científicos daban por extinguido y 5 especies nuevas

El investigador Juan Junoy presentó sus hallazgos en una cumbre mundial en California

Juan Junoy y el gusano marino encontrado
Tras un siglo oculto, el lineus acutifrons sorprendió a la comunidad científica internacional al reaparecer de nuevo hace unos meses en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas.

El investigador Juan Junoy, uno de los mayores expertos en nemertinos del país, localizó en Galicia este gusano marino que se daba por extinguido y que fue visto por última vez en Escocia en el año 1913.


El citado invertebrado es un nemertino, es decir, un gusano marino que posee una trompa con la que captura a sus presas. Los muestreos llevados a cabo permitieron recoger 21 ejemplares de la especie, considerada como rara, pero fácilmente reconocible por su tamaño (pueden llegar a alcanzar los 25 centímetros de longitud) y por su color rojo brillante. Tiene la cabeza en forma de lanza, lo que le permite escarbar en la arena de las playas. Esta vida subterránea es una de las causas de que el gusano sea ciego, y que emplee receptores de tipo químico para localizar a sus presas.

lineus spNo fue ésta la única sorpresa que le deparaba el trabajo que realiza desde hace tres años en Cíes, Ons y Sálvora y durante el cual localizó otras cinco especies inéditas en la Península Ibérica: vittigerum tetrastemma, tetrastemma herouardi, Cephaloporum tetrastemma bürger, banyulensis tubulanus y superbus tubulanus.

El trabajo, coparticipado por la Red de Parques Nacionales y la Consellería de Medio Rural, consiguió recoger hasta 21 ejemplares del gusano que se daba por extinguido desde hace décadas, que puede alcanzar los 25 centímetros de longitud, es ciego y tiene un color rojizo brillante.

Tal es la magnitud del hallazgo, que el investigador que lidera el proyecto, Juan Junoy, presentó las muestras a la comunidad científica internacional en una cumbre mundial celebrada en California hace unos días y tiene previsto realizar estudios genéticos de los animales en los laboratorios de la Universidad de Harvard.

El lineus acutrifrons ha sido la recompensa a tres años de estudio en los que se han localizado hasta 25 especies distintas de gusanos marinos, lo que convierte a Illas Atlánticas en uno de los territorios más fértiles de la Península. "La mitad de los gusanos catalogados en España están presentes en el parque", explicaba ayer su director, José Antonio Fernández Bouzas.

Este hallazgo se suma a la sorpresa de Junoy en 2007 cuando consiguió rescatar varios ejemplares de otra especie rara, conocida como gusano gigante y que puede alcanzar hasta los 35 metros de largo, el lineus longissimus. A nadie sorprende la gran variedad de invertebrados localizados (600 ejemplares de 25 tipos distintos) y que se suman a un amplio repertorio de mariposas diurnas, la aparición estos días de un erizo de tierra y la catalogación de una especie inédita de gaviotas, larus marinus.

tetrastemma vermiculusLos nemertinos, unos gusanos alargados y viscosos, se conocen en España desde finales del siglo XIX. El equipo de Juan Junoy, profesor de Zoología de la Universidad de Alcalá, ha descubierto cuatro nuevas especies -Tetrastemma fozensis, Procephalothrix oestrymnicus, Riseriellus occultus y Prosorhochmus chafarinensis- y ha encontrado una muy particular, Psammamphiporus elongatus, durante la realización de un estudio sobre los nemertinos en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. El hallazgo de 45 ejemplares de P. elongatus en las playas gallegas cobra una gran relevancia, dado que hasta la fecha sólo se habían recogido siete ejemplares en una playa escocesa. “Como mucho sólo conocemos una tercera parte de los nemertinos que pueblan nuestras costas (47 especies), cuando en la fauna europea se conocen 10 veces más. Es importante no abandonar los estudios faunísticos, que nos permitirán conocer en toda su extensión la biodiversidad marina”, explica el investigador de la UAH. Los científicos han fotografiado por primera vez esta especie, y gracias a ello se conocen más datos sobre su anatomía. “Antes sólo contábamos con los dibujos realizados por Stephenson en 1911. Con las fotografías que hemos realizado se ha avanzado en el conocimiento de la anatomía de los nemertinos. Por ejemplo, hemos comprobado que tienen cuatro ojos”, subraya Junoy.

Los nemertinos son, evolutivamente, los primeros invertebrados que presentan un tubo digestivo completo. Actúan como depredadores en los ecosistemas marinos, utilizando una trompa o probóscide para capturar sus presas. Muchos de ellos presentan estiletes o punzones, que pueden ser reemplazados por otros de reserva. “Existen muy pocos estudios sobre estos gusanos, ya que no tienen importancia comercial, aunque hay algunos parásitos de cangrejos y otros devoradores de almejas. Conocerlos permitirá saber más sobre su papel en el ecosistema marino, ya que son una pieza más del puzzle. Por ejemplo, el nemertino Psammamphiporus elongatus se vio afectado por el fuel del Prestige, y puede servir de indicador sobre el estado ecológico de las playas”, comenta Junoy.

Investigación sobre las consecuencias del Prestige

Asociado a esta investigación sobre los nemertinos, los científicos de la UAH han realizado un estudio para evaluar el daño causado por el vertido del petrolero Prestige en la fauna de las playas de Galicia. Este proyecto, encargado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, se ha llevado a cabo en 18 playas a lo largo de los más de 1600 km de la costa gallega, durante cuatro años. “El vertido fue un desastre, pero afortunadamente las condiciones hidrodinámicas y la alta capacidad de regeneración de la costa gallega han minimizado su efecto. Durante la marea negra sospechábamos que el impacto se dejaría sentir por lustros, pero en nuestro estudio se observa una completa recuperación a los dos años del vertido”, explica Junoy. “En las playas se produjo una gran mortalidad en las poblaciones del isópodo Eurydice y del poliqueto Scolelepis, aunque otras especies se comportaron como oportunistas, aumentando sus efectivos. Desde el año 2004, las fluctuaciones que observamos en las playas se deben a variaciones naturales”, añade.

En esta misma línea, el equipo de Junoy ha estudiado la fauna de las playas del Golfo de Gabes, en Túnez, un lugar bastante singular en el Mediterráneo, ya que presenta mareas y las playas tienen una amplia superficie intermareal, equiparable a las de Galicia. En esta investigación, que aparece también publicada en la revista Marine Ecology, se señala la relación que la naturaleza del sedimento tiene sobre la composición faunística de las playas.

Página web de Nemertinos del Parque Nacional de las Islas Atlánticas

Crédito fotos: Juan Junoy