Los insperados ganadores de la enfermedad de las estrellas de mar

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

estrellas de mar púrpura

En el ecosistema florecieron estrellas de mar previamente no competitivas

Desde que el oscuro síndrome de desgaste de estrellas de mar cayó en 2013 sobre la costa del Pacífico de América del Norte, los científicos han estado trabajando horas extras para esclarecer las consecuencias para el complejo ecosistema marino de la zona.

La enfermedad afectó a al menos 20 especies de estrellas de mar de México a Alaska, pero la estrella girasol (Pycnopodia helianthoides), un agresivo depredador con 24 brazos, fue la más afectada. La enfermedad de desgaste de las estrellas de mar la convirtió en un montón de sustancia pegajosa y espinas.

Un nuevo estudio de una década, que comenzó seis años antes del brote y se concentró en dos especies en cinco sitios intermareales en la entrada de Burrard en Vancouver, añade profundidad a los datos.

El estudio confirma que las especies de estrellas de mar sufrieron de forma desigual durante el brote, y revela que al menos una especie se benefició de la disminución de la competencia. El estudio realizó un seguimiento de la abundancia cambiante de la estrella de mar púrpura, u ocre (Pisaster ochraceus), y la estrella de mar moteada (Evasterias troschelii).

"No puedes saber que las cosas están cambiando a menos que prestes atención a cómo comienzan", explica Alyssa-Lois Gehman, ecologista de enfermedades e investigadora postdoctoral del Instituto Hakai y la Universidad de British Columbia (UBC).

Gehman y su equipo encontraron que las estrellas de mar de color púrpura, las especies más agresivas y numerosas, disminuyeron en número general y tamaño promedio. En comparación, a las estrellas de mar moteadas les fue mucho mejor, dice Gehman. Para 2016, las densidades de estrellas de mar moteadas se habían multiplicado por cinco en comparación con las cifras previas al brote.

estrella de mar moteadasLos experimentos de laboratorio confirmaron lo que el equipo vio en el campo: en general las estrellas de mar de color púrpura se infectaron rápidamente, permanecieron infectadas por más tiempo y tuvieron pérdidas más altas. En contraste, las estrellas de mar moteadas tardaron más en infectarse, aunque murieron más rápido una vez que enfermaron. En general, sucumbieron a la enfermedad menos estrellas de mar moteadas.

En última instancia, las estrellas de mar moteadas se beneficiaron del brote a través de un proceso conocido por los científicos como liberación competitiva, cuando una especie expande su alcance después de que se elimina un competidor. Durante el brote, las estrellas de mar moteadas crecieron de relativamente raras a numéricamente dominantes.

El seguimiento de las cambiantes poblaciones de estrellas de mar fue un trabajo difícil. Una docena de voluntarios dedicados, incluidos algunos de los miembros de la familia de los investigadores, ayudaron contando las estrellas de mar durante las mareas bajas en las frías horas de la madrugada. La mayoría de los recuentos en los cinco sitios se llevaron a cabo en invierno, cuando las estrellas de mar moteadas se mueven desde aguas más profundas para forrajear en la zona intermareal.

El trabajo involucró "andar a tientas en la oscuridad" durante cuatro horas por la noche, dice Sharon Kay, una estudiante de pregrado de la UBC. En una ocasión, la policía investigó al profesor de zoología Chris Harley, supervisor del estudio, luego de una queja pública. Las inspecciones llevaron a Harley y al equipo directamente a las vistas del océano de adinerados dueños de propiedades. "Los propietarios notaron a las personas con linternas y se preocuparon un poco", dice Kay.

Aunque ya ha pasado el peor brote de pérdida de estrellas de mar, la enfermedad persiste en niveles más bajos en las aguas costeras, dice Gehman. Al final del estudio las estrellas de mar moteadas aún dominaban las aguas intermareales, pero se habían estabilizado las disminuciones de las estrellas de mar de color púrpura.

Los científicos plantean la hipótesis de que en el futuro las poblaciones de estrellas de mar puedan ser más resistentes a la enfermedad. Además, se cree que las condiciones oceánicas excepcionalmente cálidas ayudaron a desencadenar el brote o alimentaron su propagación, y desde entonces han disminuido.

Lo que los científicos saben es que las estrellas de mar púrpuras son una especie clave que tiene un efecto desproporcionadamente grande en una comunidad marina, y su disminución podría impactar dramáticamente en el futuro de otras especies. Por otra parte, las estrellas de mar moteadas pueden simplemente tomar su lugar y seguir comiendo la misma presa, como los mejillones y los percebes.

También puede ser solo una cuestión de tiempo antes de que se recuperen las estrellas de mar púrpuras, desplacen a las estrellas de mar moteadas y recuperen su lugar de superioridad en la zona intermareal.

"Es fascinante la compleja dinámica entre las especies", dice Gehman. El estudio destaca la importancia de estudiar una comunidad de especies, y no una aislada. "Si solo estuviéramos viendo una especie a la vez, no estaríamos obteniendo la imagen completa".

Artículo científico: Reciprocal abundance shifts of the intertidal sea stars, Evasterias troschelii and Pisaster ochraceus, following sea star wasting disease

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar