Descubriendo los secretos de las conversaciones de los manatíes

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

charla entre manatíes

¿Sabías que los manatíes charlan entre sí? ¿Y que chirrían como pájaros?

No hace mucho tiempo se pensaba que los manatíes de la Florida (Trichechus manatus latirostris) eran en su mayoría solitarios y silenciosos herbívoros, con un sistema de comunicación simple que consiste principalmente en llamadas de contacto entre una madre y su cría.

Sin embargo, la investigación en los últimos años ha sugerido que, después de todo, los manatíes podrían no ser tan solitarios y pueden tener un complejo repertorio vocal que va más allá de la simple comunicación entre padres e hijos.

Cuando se comparan con otros mamíferos marinos totalmente acuáticos como delfines o ballenas, el repertorio vocal de los manatíes es limitado, pero aún tenemos que entender completamente el alcance de su lenguaje, el grado de variaciones individuales y, lo más importante, las funciones de sus diferentes llamadas.

Para abordar estas lagunas en nuestro conocimiento, el Proyecto Cetalingua (un grupo de investigación que decodifica la comunicación de mamíferos marinos) lanzó un estudio de ciencia ciudadana llamado "Manatee Chat" en el sitio web de Zooniverse.

Primero se le pidió a la gente que ayudasen a identificar las llamadas de los manatíes y los ruidos de comida escuchando archivos de sonido y examinando visualmente un espectrograma (una representación visual del sonido y su frecuencia que cambia con el tiempo). En la segunda fase, los investigadores clasificaron estos sonidos y descodificaron las llamadas individuales de animales específicos.

madre y cría manatí

La charla de los manatíes utiliza un conjunto de datos muy grande que se recogieron durante varios años en el Manatee Rehabilitation Center, Tampa Zoo en Lowry Park, Florida. Lo primero que muchos científicos ciudadanos notan es lo inesperadas que son las llamadas de los manatíes.

Los manatíes son grandes: pueden llegar a medir más de 4 m y pesar alrededor de 1.400 kg, por lo que es sorprendente escuchar sus agudos chirridos y chillidos. Es un misterio por qué producen estos sonidos, ya que las frecuencias más bajas viajarían más lejos y les permitirían mantenerse en contacto incluso a largas distancias.

Lanzado en marzo de 2018, hasta el momento han participado en el proyecto más de 1.200 científicos ciudadanos. Ya han encontrado una serie de interesantes e inesperadas llamadas e incluso algunos misteriosos sonidos que aún no se han identificado.

En última instancia, las clasificaciones realizadas por voluntarios se utilizarán para producir mejores modelos para identificar y clasificar todas las llamadas automáticamente. Dicho sistema tendría muchos beneficios de conservación y ayuda a descodificar las funciones de las llamadas de los manatíes.

manatíes en el Zoo de Tampa

Esta tecnología podría ayudar a resolver algunos de los misterios que rodean a estas enigmáticas especies, por ejemplo: ¿cómo navegan? ¿Pueden recordar y reconocer a los manatíes que conocieron hace años? ¿Qué información transmiten sus llamadas? ¿Tienen llamadas de alarma? ¿Por qué están siendo golpeados por barcos a pesar de su excelente audición?

Los organizadores están invitando a los actuales y futuros científicos ciudadanos a participar en este proyecto, no solo porque contribuye al conocimiento científico, sino porque es interesante y divertido. No hay dos archivos de sonido iguales, y muchos de los actuales científicos ciudadanos se emocionan cuando encuentran una llamada clara o un intenso intercambio de llamadas entre varios manatíes. En el futuro planean agregar clips de vídeo para que los científicos ciudadanos puedan analizar los estados de comportamiento que corresponden a los archivos de sonido y ver de cerca a los esquivos manatíes.

En el censo de 2017 se encontró que solo quedan 6.620 manatíes en las aguas de la Florida y aunque la población se ha estado recuperando en los últimos años, los manatíes aún enfrentan muchos desafíos, incluyendo colisiones con barcos, estrés por frío (los manatíes no pueden adaptarse a temperaturas del agua por debajo de 20°C y experimentarán una desaceleración metabólica, inmunidad comprometida y eventualmente la muerte al dejar de comer y perder peso), la proliferación de algas tóxicas, y la destrucción del hábitat. Al aprender más sobre estos misteriosos herbívoros acuáticos, podemos comprender mejor su ecología, biología, cognición y comunicación.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar