Solo nacidos en la década de 1950 reconocerán a este pez en peligro de extinción

pez sierra

Casi toda una generación de jóvenes pescadores en Tanzania nunca había visto ni oído hablar de un pez sierra

Una nueva investigación realizada en Tanzania proporciona un escalofriante ejemplo de cambios en los hábitats: la idea de cuánto parece haber cambiado un ecosistema depende de cuándo se comienza a prestar atención.

A través de una serie de entrevistas con pescadores tanzanos, personas que pasan casi todos los días en el agua, los científicos encontraron una tendencia preocupante: Si bien todos los pescadores mayores podían reconocer el pez sierra, solo un puñado de pescadores jóvenes había oído hablar de estos increíbles peces y en peligro de extinción.

La investigación, dirigida por Gill Braulik, ecólogo marino de la Universidad de St Andrews en Escocia, en colaboración con científicos de Tanzania, sugiere que el pez sierra ha desaparecido casi por completo de las aguas de Tanzania en solo unas pocas décadas.

El pez sierra se encuentra entre los peces marinos más amenazados del mundo. El rostrum en forma de hoja de sierra de estas rayas con forma de tiburón se enreda fácilmente en los artes de pesca, y la captura secundaria se ha convertido en una amenaza existencial para las cinco especies de peces sierra que alguna vez fueron comunes en una gran parte del mundo.

La destrucción del hábitat también es un impedimento importante para la supervivencia del pez sierra: las cinco especies se consideran ahora en peligro o en peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Pero como con cualquier problema ambiental, es difícil hacer que las personas cambien su comportamiento para ayudar a resolver un problema si ni siquiera saben que existe un problema. Y si las personas crecen en un mundo sin especies, es posible que no se den cuenta de lo que se están perdiendo.

"Ni siquiera sabemos qué restaurar porque [casi] nadie está vivo y recuerda lo que se perdió", dice Braulik. "El entorno está cambiando tan rápido que los humanos están perdiendo el conocimiento de cómo solía ser. Estos resultados son un recordatorio de cuán increíblemente abundantes y diversos deben haber sido los océanos de Tanzania, pero ahora están muy agotados. Ninguno de nosotros puede imaginar cómo era el mundo antes de que los humanos lo cambiaran tanto".

Aunque es alarmante la pérdida casi total de un gran animal dentro de una vida humana, quizás no sea sorprendente dado lo que sabemos sobre la disminución global del pez sierra. Estos animales solían encontrarse en 90 países, pero casi la mitad ha perdido al menos una especie. Y esto no es solo un problema en países en desarrollo como Tanzania.

"Esta es una realidad que se está experimentando en todo el mundo ya que los peces sierra se están extinguiendo localmente en muchos países", dice Tonya Wiley, presidenta de la organización de ciencia y conservación del pez sierra Havenworth Coastal Conservation, que no participó en este estudio.

Wiley dice que el pez sierra peine (Pristis pectinata) solía encontrarse desde Nueva York a Texas y ahora está restringido a una pequeña parte del sur de Florida. "Durante mis eventos de divulgación, la gente a menudo me dice que han pescado o buceado en Florida toda su vida y nunca han visto un pez sierra", dice ella.

Braulik dice que entrevistar a pescadores tanzanos ha ofrecido información inaccesible sobre las especies problemáticas. "Cuando se trata de recopilar información sobre especies muy raras, puede llevar meses o años de trabajo de campo encontrar incluso un solo animal", dice Braulik. "Una forma mucho mejor de recopilar información es hablar con las personas que trabajan y viven toda su vida en el mar".

Los pescadores mayores, en particular, "tienen un gran conocimiento sobre el océano que se remonta a décadas", dice ella. Ellos "recuerdan cómo solía ser el océano y pueden describir los cambios".

Aunque el estudio describió principalmente la pérdida crónica, también identificó un motivo de esperanza: un pescador informó que capturaba regularmente pez sierra bebés, una importante revelación que el equipo siguió inmediatamente.

"Estábamos un poco escépticos y pensamos que tal vez era otra cosa", dice Braulik. Pero el pescador llevó a los investigadores a su cabaña de pesca y les mostró la sierra de un pez bebé. "Esto significa que las aguas cercanas a su aldea pueden ser un área de cría, y como se trata de descubrimientos bastante raros, especialmente en África oriental, esta es información importante para tratar de proteger el último refugio de peces sierra en Tanzania".

La investigación se publicó en la revista African Journal of Marine Science: Local ecological knowledge demonstrates shifting baselines and the large-scale decline of sawfishes (Pristidae) in Tanzania

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.