Un raro 'tsunami de tortugas' filmado por conservacionistas

tsunami de tortugas

La tortuga gigante de río sudamericana se toma muy en serio la 'seguridad por el número'

La tortuga gigante de río sudamericana, también llamada charapa arrau (Podocnemis expansa), es una gran tortuga semiacuática con un caparazón aplanado de forma ovalada que es un poco más ancho en la parte posterior. Pero lo que lo hace especial es su peculiar estrategia para reducir el impacto de la depredación en sus crías.

En lugar de huir de los depredadores o desarrollar un camuflaje para esconderse de ellos, estas tortugas simplemente desovan en grandes cantidades al mismo tiempo en las playas fluviales. Si bien muchas crías mueren una vez que abandonan sus áreas de anidación, su gran número ayuda a diluir la depredación.

Ahora, los investigadores de la Sociedad Mundial para la Conservación (WCS) en Brasil han compartido raras imágenes de unas tortugas naciendo masivamente, mostrando decenas de miles de diminutas tortugas - conocidas como charapa en Perú y Ecuador, arrau en Venezuela y tartaruga-da-Amazôni en Brasil - desovando en la playa de arena a lo largo del río Purús en Brasil, un afluente del Amazonas, ubicado en la Reserva Biológica Abufari.

Las hembras pueden viajar hasta cientos de kilómetros desde los lagos y ríos que habitualmente ocupan hasta las playas de anidación para poner huevos. Después de anidar, las hembras no se van, como vemos con otras especies de tortugas. En cambio, esperan a que sus huevos eclosionen y partan junto con las crías a sus hábitats acuáticos. Este fuerte vínculo maternal es único entre las tortugas.

Después de sus explosivas eclosiones sincronizadas, las diminutas tortugas comienzan su peligroso viaje migratorio. En el camino, muchas son capturados por depredadores como el coatí (Nasua nasua), el zorro cangrejero (Cerdocyon thous), lagartos tegu (Tupinambis teguixin) y aves como buitres, caracara (Polyborus plancus) y el jabiru (Jabiru mycteria) que comen los huevos y los juveniles, mientras que los caimanes, pirañas y otros peces carnívoros se alimentan de las tortugas jóvenes que llegan al río. Los jaguares son los únicos depredadores naturales conocidos de los adultos.

crias de tortuga gigante rio sudamericana

Sin embargo, el mayor depredador de la tortuga de río sudamericana está representado por los humanos. Se consideran un manjar preciado en la cocina local, lo que significa que estas tortugas a menudo se capturan en gran medida a pesar de ser ilegal.

En 2014, investigadores de Perú, Ecuador, Brasil, Colombia y Bolivia realizaron el estudio más amplio de tortugas de río sudamericanas en Balbina, en el estado brasileño de Amazonas. El estudio, que apareció en la revista Oryx, registró a más de 147.000 hembras que viven en áreas protegidas o administradas.

mapa de hembras de tortuga

Mapa: Sitios donde se monitorean las tortugas gigantes de río, indicando el número de hembras reproductoras. Crédito: Fauna & Flora International.

"Es una buena noticia que todavía haya una gran cantidad de tortugas en las cuencas del Amazonas y el Orinoco, y que haya un gran grupo de personas y comunidades preocupadas e invirtiendo en su conservación", dijo Germán Forero, el director científico de Wildlife Conservation Society (WCS) Colombia y autor principal del estudio. "Esto representa una gran oportunidad para la especie. Muchas comunidades quieren conservarlas para su uso a lo largo del tiempo, ya que el [arrau] representa parte de su dieta y cultura".

cría de tortuga gigante río sudamericana

Sin embargo, el investigador también se mostró cautelosamente optimista, destacando el hecho de que estos números solo reflejan hembras protegidas o administradas. Como tal, las hembras que viven en áreas desprotegidas pueden estar mucho peor. El problema del tráfico de tortugas sigue siendo importante, que solo se verá agravado por las incertidumbres económicas debidas al COVID-19.

Otras amenazas para la especie incluyen la inundación de playas causada por represas hidroeléctricas y operaciones mineras cerca del hábitat de las tortugas.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.