Descubren una nueva especie de medusa corona de aguas profundas

medusa Atolla reynoldsi

La especie recién descubierta en una de las más grandes del género Atolla

La medusa corona de aguas profundas Atolla es uno de los residentes más comunes de la zona de medianoche del océano. Su campana tiene un característico color escarlata y tiene un tentáculo mucho más largo que el resto. Entonces, hace 15 años, cuando los investigadores del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI) vieron una medusa que se parecía a la Atolla, pero carecía del revelador tentáculo de arrastre, se despertó su curiosidad.

Los investigadores de MBARI han publicado ahora la descripción científica de una gran nueva especie de Atolla. Han llamado a su descubrimiento Atolla reynoldsi en honor al primer voluntario en el Acuario de la Bahía de Monterey, socio de educación y conservación de MBARI.

"Nombramos a esta impresionante nueva especie en honor a Jeff Reynolds en reconocimiento a las 4,3 millones de horas de servicio que él y otros voluntarios han contribuido al Acuario de la Bahía de Monterey durante los últimos 38 años. Ellos han dado gentilmente su tiempo para educar al público sobre las maravillas del océano. Los voluntarios del acuario han sido fundamentales para crear conciencia sobre la fragilidad del océano e inspirar al público a preocuparse por la salud del océano", dijo George Matsumoto, especialista sénior en educación e investigación del MBARI, quien fue el autor principal de la descripción de esta nueva especie.

Matsumoto y sus coautores creen que otras dos especies de Atolla previamente desconocidas también viven en las profundidades de la Bahía de Monterey, California. Esperan eventualmente describir estas nuevas adiciones al árbol genealógico de Atolla.

La medusa corona de aguas profundas Atolla se encuentra en todo el mundo y puede ser abundante en aguas profundas. El archivo del MBARI de más de 27.600 horas de vídeo contiene miles de observaciones de Atolla. Hasta la fecha, los científicos reconocen 10 especies en el género. Atolla chuni, A. gigantea y A. vanhoeffeni son las más reconocibles: tienen características únicas que las hacen relativamente fáciles de identificar. Pero otras, incluso la común y extendida A. wyvillei, pueden ser bastante difíciles de identificar. Algunas características que se pensaba que eran específicas de la especie han resultado ser menos útiles para separar las especies.

tentáculo de la medusa AtollaImagen derecha: La medusa corona de aguas profundas Atolla normalmente tiene un tentáculo mucho más largo que el resto. Este tentáculo que se arrastra puede ayudar a la medusa a atrapar a la presa. Imagen: © 2019 MBARI

Una característica que los investigadores usan a menudo para identificar a Atolla es el único tentáculo alargado o hipertrofiado. Un tentáculo puede estirarse hasta seis veces el diámetro de la campana. Los investigadores creen que este largo tentáculo ayuda a capturar presas. Las observaciones de investigadores en Japón sugieren que el único tentáculo que se arrastra ayuda a una Atolla hambrienta a atrapar sifonóforos (animales gelatinosos con forma de cuerda hechos de segmentos especializados).

Durante los últimos 15 años, los investigadores del MBARI han observado y recolectado numerosos especímenes de tres tipos de medusas similares a Atolla que carecen del típico tentáculo de arrastre. Ahora, los investigadores han recopilado suficientes detalles sobre las características morfológicas y moleculares para describir una de estas tres medusas únicas: Atolla reynoldsi.

A. reynoldsi es relativamente grande en comparación con otras especies de Atolla. El espécimen más grande que recolectaron los investigadores del MBARI tenía 13 centímetros (5,1 pulgadas) de diámetro, lo que convierte a esta especie recién descubierta en una de las más grandes del género.

medusa Atolla reynoldsiImagen derecha: Los tentáculos rizados y las púas blandas alrededor del margen de la campana son dos de los únicos caracteres que identifican al Atolla reynoldsi recién descrito. Imagen: © 2014 MBARI

Al igual que otras medusas corona de aguas profundas, A. reynoldsi tiene una campana surcada. Un surco profundo corre alrededor de la campana, separando la campana abovedada del amplio margen con gruesos segmentos, conocidos como pedalia, que contienen orejeras en forma de dedos. El borde de la campana se asemeja a una corona, lo que le da a este grupo de medusas su nombre real. La "corona" en A. reynoldsi tiene papilas verrugosas y crestas puntiagudas. Solo otra especie de Atolla —A. chuni, conocida en los océanos del Atlántico Sur y del Sur— tiene una campana similarmente llena de baches. A. reynoldsi también tiene un distintivo intestino que tiene forma de cruz griega.

Además de la falta del tentáculo hipertrofiado, a menudo se observa a A. reynoldsi con los tentáculos enrollados. Los investigadores del MBARI han aprendido que la cantidad de tentáculos puede no ser una herramienta de diagnóstico confiable para identificar especies individuales de Atolla. El número de tentáculos varía considerablemente de un individuo a otro, y la nueva A. reynoldsi puede tener entre 26 y 39 tentáculos.

A. reynoldsi no es común: los investigadores del MBARI solo han observado 10 especímenes entre abril de 2006 y junio de 2021. Hasta ahora, esta especie solo se conoce en la bahía de Monterey y vive a profundidades de 1.013 a 3.189 metros (3.323 a 10.463 pies).

A. reynoldsi es molecularmente distinta de las otras especies de Atolla que el equipo de investigación de MBARI pudo recolectar y es morfológicamente distinta de las 10 especies de Atolla descritas, aunque comparte con A. chuni la presencia de papilas.

A. reynoldsi es solo una de las millones de especies que viven en las profundidades marinas, muchas de las cuales aún son desconocidas para los humanos. Durante los últimos 34 años, los investigadores del MBARI han documentado más de 225 especies nuevas a partir de exploraciones en la bahía de Monterey y más allá, pero apenas han arañado la superficie para revelar la diversidad de la vida en las profundidades marinas.

Estos descubrimientos nos recuerdan que todavía sabemos muy poco sobre el océano, el espacio habitable más grande de la Tierra. El océano está cambiando rápidamente y las mismas amenazas que enfrentan las aguas costeras (pesca excesiva, contaminación plástica, cambio climático y destrucción del hábitat) también se extienden a las profundidades. Debemos documentar la diversidad de la vida en las profundidades de la superficie antes de que se pierda para siempre.

"Estas nuevas y notables medusas subrayan cuánto nos queda por aprender sobre las profundidades del mar. Casi en cada inmersión en las profundidades de la Bahía de Monterey, aprendemos algo nuevo", explicó Matsumoto. "El trabajo de MBARI para comprender el océano es más urgente que nunca, ya que las profundidades del mar y los animales que viven allí se enfrentan a un número creciente de amenazas. No podemos proteger la vida en las profundidades del mar a menos que la entendamos primero".

La investigación se ha publicado en la revista científica Animals: Atolla reynoldsi sp. nov. (Cnidaria, Scyphozoa, Coronatae, Atollidae): A New Species of Coronate Scyphozoan Found in the Eastern North Pacific Ocean

Imagen de cabecera: Atolla reynoldsi, una gran nueva especie de medusa corona de aguas profundas con distintivas proyecciones espinosas alrededor del margen de su campana. Crédito: © 2018 MBARI

Etiquetas: Medusa coronaAguas profundasMBARI

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: