updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

La sobrepoblación de medusas ¿Una amenaza para los océanos?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

medusa ortiga de mar

Se asocia la superpoblación de medusas con las actividades humanas

Las plagas de medusas son ahora más frecuentes y graves en todo el mundo

Final de la 'Campaña Medusa' de Medio Ambiente

Anthony J. Richardson Una nueva investigación dirigida por el Dr. Anthony Richardson, un científico del CSIRO Climate Adaptation Flagship y la Universidad de Queensland, presenta pruebas convincentes de que la superpoblación de las medusae (medusas) se asocia con la pesca excesiva y el exceso de fertilizantes y aguas residuales, como resultado de actividades humanas.

Las medusas se encuentran en todos los océanos, desde la superficie hasta las profundidades del mar. Su presencia en el mar suele ser estacional, en respuesta a la disponibilidad de presas, que es estacional en la mayoría de los lugares, el aumento de la temperatura y el sol de la primavera y el verano.

Los primeros brotes notables se habían registrado en el Mar de Japón, con la participación de la medusa de Nomura, que puede crecer hasta 2 m de diámetro y pesar 200 kg. Pero en los últimos años las floraciones de medusas también se han registrado en el Mediterráneo, el Golfo de México, los mares Negro y Caspio, la costa noreste de EE.UU., y en particular en las aguas costeras del Lejano Oriente, lo que indica una clara tendencia de que los brotes de medusas son más frecuentes y graves en todo el mundo.

Esta misma semana hacía aparición la carabela portuguesa en aguas del Mar Cantábrico español y dos centrales nucleares más de la Torness en Escocia, una en Israel y otra en Japón, han tenido que parar sus reactores por plagas de medusas.


"La evidencia creciente sugiere que los ecosistemas de mar abierto puede voltear de ser dominados por los peces, a ser dominados por las medusas", dice el doctor Richardson. En un ecosistema saludable de peces se mantienen a raya las medusas a través de la competencia, se alimentan de los mismos tipos de presas, y la depredación, pero la pesca excesiva destruye ese equilibrio. Un caso concreto se puede ver en Namibia , donde la pesca intensiva ha diezmado las poblaciones de sardinas que han sido sustituidas por las medusas como la especie dominante.

Chrysaora colorata El cambio climático también puede favorecer a algunas especies de medusas al aumentar la disponibilidad de los flagelados en las aguas superficiales - una fuente clave de alimentos de las medusas. Océanos más cálidos también podrían ampliar la distribución de muchas de las especies de medusas.

Altos niveles de nutrientes proporcionan alimentos para pequeños organismos de los cuales se alimentan las medusas. En las zonas con aumento de nutrientes en el agua, por ejemplo en las zonas agrícolas con la escorrentía, también habrá un mayor número de medusas.

La nueva investigación del Dr. Richardson, en colaboración con colegas de la Universidad de Miami, la Universidad de Swansea y la Universidad de Western Cape, ha sido publicada en la revista internacional Trends in Ecology and Evolution, en junio.

Enlaces: University of Queensland | CSIRO Climate Adaptation Flagship

¿Qué hacer ante una picadura de medusa?


Los síntomas de picadura son dolor punzante en la piel, intenso escozor, enrojecimiento, inflamación y posible formación de habones o vesículas en la zona.

Si se pretende actuar sobre la zona de la piel afectada, se recomienda el uso de guantes y retirar con ayuda de pinzas, nunca con los dedos, los restos de la medusa, y lavar la zona lesionada con suero fisiológico a chorro, nunca con agua dulce. Debe aplicarse frío local sobre la zona lesionada de forma indirecta, sin entrar en contacto con la piel y sin frotar durante unos 15 minutos. También recomienda rociar la piel afectada con antiséptico, y nunca, del mismo modo que para evitar infecciones posteriores, se recomienda utilizar pomadas antihistamínicas hasta que la herida cicatrice.

También se recomienda desplazarse a un centro sanitario cuando se registren calambres musculares, cefaleas, mareos, náuseas, vómitos, malestar generalizado y persistencia de molestias o dolor intenso pasados 30 minutos. En caso de encontrar una medusa su recogida debe realizarse con redeños o herramientas similares, y verter la medusa en un contenedor específico con tapa, similar al utilizado para residuos biológicos y evitar contenedores o bolsas que vayan al vertedero del municipio para su eliminación.

Final de la 'Campaña Medusa' de Medio Ambiente

Por otro lado, fuentes del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino que inició en el año 2007 la 'Campaña Medusa' con el objetivo de conocer las agregaciones de este organismo, la detección temprana del mismo y la información a la ciudadanía, han confirmado a Europa Press que este año no tendrá lugar esta iniciativa, tras cuatro temporadas consecutivas.