updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Bandera roja: Plagas de Medusas y no solo en el verano

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Proliferación de medusas en el Mar Mediterráneo

enjampre de medusas

Con el inicio de la primavera y debido a que el agua costera es más cálida, es causa indirecta, pero importante, en la llegada de grandes cantidades de medusas hacia las playas y aunque los motivos exactos de las proliferaciones de medusas son en la actualidad objeto de investigación, se conoce que estos aumentos son estacionales y han sido siempre un fenómeno natural...

Tales proliferaciones parecen estar incrementándose en los últimos años, y se apuntan como causas más probables:

• La disminución de sus depredadores, como tortugas o atunes.
• Variaciones en factores climáticos, como el régimen de lluvias o la temperatura global (posiblemente asociados al cambio climático) que parece podría dar lugar, también, a inviernos más suaves y más cortos que provocan a su vez una menor emisión al mar de agua dulce y fría.
• Peculiaridades hidrográficas de cada zona, así como la contaminación procedente de fuentes terrestres.

plaga de medusas

Con el fín de frenar la llegada de estos "fantasmas del mar" el Ministerio del Medio Ambiente promovió el verano pasado la Campaña Medusas : Barcos pesqueros, embarcaciones recreativas o veleros informaban cuando encontraban enjambres de medusas. Ya cerca de la costa, eran capturadas con pescas pelágicas.

Pero lo realmente interesante del plan ministerial era el compromiso de seguir con el proyecto durante el invierno, cuando la gente se olvida de las medusas y es cuando éstas siguen su ciclo vital, en alta mar.

La intención última de este plan es desarrollar un convenio específico de colaboración para, desde un punto de vista científico y en un programa a varios años, profundizar en el conocimiento de las causas últimas que dan lugar a la aparición de enjambres de medusas en nuestras costas, dilucidar su excepcionalidad y, en la medida de lo posible, establecer sistemas de predicción sobre aparición y desplazamiento de enjambres con el fin de poder predecir su aparición en la costa.

Esta campaña dió sus frutos durante el verano con la colaboración de pescadores, navegantes y bañistas, pero desde el día uno de octubre el pasado año 2007 no se volvieron a recibir informes de detección de enjambres de medusas.

cartel sobre la proliferación de medusas en la manga.jpg

“El plan de choque había sido un parche, medidas de actuación inmediata”, comenta Josep Maria Gili, profesor del ICM y uno de los responsables del aspecto científico del estudio. “Se establecieron protocolos de actuación comunes y coordinados para saber, por ejemplo, qué hacer con los residuos para minimizar los efectos. Estaba muy bien en ese sentido. Pero debía acompañarse de estudios científicos serios y de una campaña de concienciación continuada”, añade.

Resta la parte más oscura pero más importante: el seguimiento de las medusas durante el resto del año. “No se ha hecho nunca por falta de fondos”, explica Gili. “Y ahora es demasiado tarde, porque ya no hay tiempo para contratar los barcos: se ha perdido un año”.

Los científicos tienen claro que se avecina otro verano de medusas. En el Ministerio, no se atreven a predecirlo ya que grado de intensidad parece depender de condiciones oceanográficas y metereológicas que no se pueden prever con una antelación mayor de unos pocos días con la certidumbre necesaria, se excusan.

Instituto de Ciencias del Mar (CSIC)

En la página siguiente os dejo unos consejos y más información sobre las medusas (Pinchar en leer todo el artículo):

RECOMENDACIONES A BAñISTAS

niño captura una medusa

• No subestimes la situación. Ante una proliferación es mejor no meterse en el agua, ni siquiera en la orilla, ya que pueden existir fragmentos de tentáculos con la misma acción urticante. En caso de duda, pregunta al servicio de vigilancia de la playa.
• No toques las medusas muertas o fragmentos de ellas: su poder urticante persiste hasta 24 horas en condiciones de sequedad.
• Si has visto medusas y no existe ningún aviso, informa al puesto más cercano de vigilancia de playa.
• La zona de rompiente es una zona peligrosa en caso de existir medusas, ya que muchos fragmentos con acción urticante pueden concentrarse allí.
• Para minimizar el riesgo de picadura, puedes usar crema solar o protegerte con ropa ligera.

SI TE PICA UNA MEDUSA......

picadura de medusa

• No rasques o frotes la zona afectada, ni siquiera con una toalla o arena.
• Lava la zona con agua marina, nunca con agua dulce.
• No apliques amoniaco, orines o vinagre.
• Quita los restos o trozos con pinzas y si lo haces con la mano, que esté protegida.
• Para aliviar el dolor aplica frío, durante unos 15 minutos, sin frotar. Si usas hielo evita el contacto directo con la piel.
• Los niños, personas mayores o aquellas con alergias que resulten afectados, pueden necesitar atención especial.
• Si se observan síntomas como náuseas, vómitos, mareos, calambres musculares, cefaleas o malestar generalizado, acude al hospital más próximo e informa del tipo de medusa que produjo la picadura.
• Desinfecta la herida con alcohol yodado 2 ó 3 veces al día durante 48 a 72 horas.


¿QUé ES UNA MEDUSA?

Las medusas son animales, la mayoría marinos, del grupo Cnidaria. Sus células poseen unas cápsulas especializadas (cnidocistos) distribuidas por todo el cuerpo, especialmente en los tentáculos, a veces en cantidades de hasta 1.000.000 por cm².

medusa en la playa

Los cnidocistos urticantes poseen un filamento muy largo en el interior, en ocasiones con espinas, que se dispara por cambios de temperatura y/o presión, inyectando las toxinas de la cápsula, y produciendo picaduras al contacto con la piel. Este mecanismo es empleado por las medusas para su defensa y la captura de presas (la mayoría pequeños animales planctónicos).

De aspecto gelatinoso, las medusas poseen un cuerpo en forma de campana con varias cavidades. La parte superior y más visible se denomina umbrela en cuyo borde encontramos tentáculos, y bajo ella la boca con los brazos orales que conforman el manubrio.
Los tentáculos y brazos orales capturan las presas y las mueven hacia la boca.

Las medusas viven suspendidas en la columna de agua y forman parte del plancton. Aunque tienen una ligera capacidad de movimiento, son por lo general, incapaces de vencer las corrientes marinas y son arrastradas por ellas, muchas veces hasta la costa.

En algunas especies, una parte de su ciclo transcurre fijo al sustrato en forma de pólipo, el cual a su vez, puede generar medusas durante el periodo de mayo a agosto. En otras especies de medusas no existe la fase de pólipo, y toda su vida se desarrolla en el plancton.

Así pues, estos organismos forman parte del ecosistema marino y juegan un papel fundamental en el mantenimiento del buen estado ambiental del mismo.


Artículos relacionados:
Medusas: Un juego de niños     Medusas gigantes en Japón: Una pesadilla o una fritura

Enlace: Proyecto medusa 2008 (Generalitat Catalunya)